Drogas, un problema de todos

2011.05.11 - 08:15:43 / web@radiorebelde.icrt.cu / Ariel Larramendi

Drogas
La Habana, Cuba.-
Los ocho países más ricos del mundo agrupados en el G-8 se reúnen en Paris, acompañados por otros 14 países invitados, para abordar los problemas del mal llamado narcotráfico.

La conferencia, auspiciada por Francia en calidad de presidente de turno del G8, sirve de antesala a la Cumbre de Jefes de Estado o Gobierno que tendrá lugar en Deauville, Baja Normandía, los días 26 y 27 de mayo. Y es que este mal, el consumo de drogas estupefacientes,  se ha convertido en un padecimiento mundial con varias vertientes, en que las fundamentales son las procedentes de Afganistán en el caso de la heroína y América Latina en lo concerniente a la cocaína.

Y aunque esta plaga de las drogas se ha universalizado, son los países ricos de Europa y Estados Unidos los principales consumidores con una demanda que estimula la producción en las naciones pobres.  

Un centro de estudios traza la trayectoria de la materia prima, en este caso la hoja coca, y su costo hasta que se convierte en droga para el consumo.

Un campesino boliviano  que evada el monopolio estatal de la coca, recibirá mil 375 dólares por los 275 kilos de hojas de coca que hacen falta para producir un kilo de pasta o base de cocaína.

Un narco colombiano podrá procesar ese kilo de pasta y vendérsela a cualquier congénere por unos  5 mil dólares, o transformarla en clorhidrato y revenderla en Cartagena o Bogotá por  15 mil dólares.

En Harlem, o en Broadway, o en Harvard, un norteamericano o un europeo cualquiera podrá optar entre ofrecer el polvo puro, a unos $ 30 mil  el kilo, o adulterarlo hasta obtener  cuarenta u ochenta mil dólares.

Los mil375 dólares del campesino boliviano son ahora, en promedio, 60 mil dólares. El narcotráfico por el dinero que mueve a nivel internacional, de 300 a 500 mil millones de dólares y por el contexto en que se realiza: agrícola, artesanal industrial, comercial y financiero, se asemeja mas a una empresa transnacional que a una simple familia del crimen organizado.

Tanta es la influencia que ha logrado el tráfico de drogas que se ha colado en todos los intersticios de la vida ciudadana en muchos países afectando la seguridad colectiva y la gobernabilidad, como es el caso de México y Colombia.

El nombre de narcotráfico induce a un error conceptual, ya que el nombre tiende a excluir un factor fundamental, o sea la demanda y el consumo, porque la droga, como mercancía, no adquiere su valor, solo cuando se consume, cuando se compra, o sea cuando se realiza, como cualquier mercancía.

Esta manera de abordar el problema del narcotráfico, también induce a culpar a los productores, sin tener en consideración que si no hay consumo no hay producción.

Así, Estados Unidos, aprovechando esa falta de focalización del problema principal, acusa a los países productores, incluso a comunidades donde la producción de la hoja de coca, constituye un componente de la cultura de los pueblos originarios  de esas naciones.

El director ejecutivo de la Organización de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, Yuri Fedotov, subrayó que el camino de la cocaína en Europa hace considerar el problema de forma similar al de la heroína en Afganistán o sea luchar contra esta plaga del siglo XXI requiere recursos importantes, y en esta época de crisis económica, no son ilimitados.

De esta forma los dirigentes antidrogas se adscriben a la formula dada por Francia de utilizar los dineros decomisados de las drogas para luchar contra el narcotráfico.

Bueno si esos dineros no son desviados anticipadamente por los gobiernos hacia los paraísos fiscales, como ha sucedido con anterioridad.



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Alejandro Rojas Espinosa. Editoras: Liannis Mateu Francés - Yaicelín Palma Tejas. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015