El aprendizaje y el dolor

2011.08.31 - 09:55:06 / web@radiorebelde.icrt.cu / Ariel Larramendi

Torturas y masacre en Libia

La Habana, Cuba. -
En mi niñez conocía un dicho que, muchos años después, puede analizarse en base a la experiencia de hechos recientes: “El aprendizaje entra con dolor” o “las letras con sangre entran”, dos proposiciones que más o menos tiene el mismo sentido.

Se refiere a una metodología pedagógica de hace tiempo, donde profesores y maestros utilizaban crueles métodos para hacer aprender a sus educandos.

La imposición de la hegemonía de Estados Unidos y sus aliados de Europa, enmascarada y propagandizada por la OTAN en la cruzada calificada por los medios de "nobilísima" por llevar la democracia y el respeto a los derechos humanos a naciones llamadas totalitarias, es la lección que estamos aprendiendo con sangre.

La campaña de Libia, vale decir el saqueo, la destrucción y el robo de sus fondos; puede ser analizada a partir de ese dicho de mi niñez, ya que la metodología aplicada al parecer seguirá procedimientos similares en los países y regiones que pretende dominar.

Despejando incógnitas el método es simple.

El gobierno que se pretende defenestrar es un potencial objetivo, no importa si es aparente amigo, o lo fue, o en todo caso, no comulga con las tácticas y estrategias de los centros de poder del capitalismo mundial.

Hay que recordar que las transnacionales que controlan los países del llamado centro, no tienen amigos ni ética, no hay aliados, si estos no representan ganancias y poder.

Por eso, allí donde están los recursos, las materias primas o los hidrocarburos, fundamentalmente en las regiones del Sur del planeta, allí se mandarán los ejércitos de la OTAN, sus rebeldes fabricados, o sus mercenarios para confiscar, legal o ilegalmente, las riquezas soberanas, sobre las cuales caminan los futuros desheredados habitantes de esos países.

En los momentos actuales la hegemonía del imperio, encabezado por Estados Unidos y sus aliados europeos, se apodera de las riquezas libias, y según la metodología no terminarán en el país norafricano.

Así, ministros de exteriores de la Unión Europea aplaudieron desde hace mucho tiempo sanciones contra futuros aspirantes a ser quebrados y quizás despojados: Siria o Irán.

No por casualidad ellos han sido objetivos de Washington para un cambio de régimen desde la época de George W Bush y los neoconservadores.

El esquema de liquidación del gobierno ya ha sido mostrado: buscar un foco de desunión, alguna que otra contradicción a lo interno del país en cuestión, aunque no sea notable, alguna reclamación, o acusación de irrespeto entre clanes, religiones, grupos minoritarios raciales descontentos y prepararlos, potenciarlos y lanzarlos contra el poder constituido.

Esas fuerzas locales pueden ser organizadas por medios de dispositivos electrónicos, aparentemente inocentes, introducidos en el país por diversas vías. También buscan contratistas o mercenarios que puedan implicarse en invasiones sin preguntar demasiado.

Simultáneamente, potencian las contradicciones y el conflicto utilizando los medios de comunicación e Internet para difundir mentiras, verdades a medias e, incluso, montajes como la toma de la Plaza Verde de Trípoli, capital de Libia escenografiada en Qatar, todo es permitido.

De esta forma, la llamada opinión pública se convierte en una ola que descalifica al gobierno víctima, debilita la soberanía, para que su influencia en el exterior sea minimizada y desguazarlo por todas las vías, financiera, diplomática y política.

Desgraciadamente esta es una lección que estamos aprendiendo con sangre, y sólo la unión de nuestras naciones, a lo interno y con sus pariguales de la región y del mundo, evitará que seamos víctimas del contraataque y la reconquista del imperio.



Artículos relacionados



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Alejandro Rojas Espinosa. Editoras: Liannis Mateu Francés - Yaicelín Palma Tejas. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015