El Bien sobre el Mal

2011.05.06 - 08:02:50 / web@radiorebelde.icrt.cu / Ariel Larramendi

Osama en Times Square. Foto tomada de Cubadebate
La Habana, Cuba.-
Una vez más ha vencido el bien sobre el mal. Así podrían llamarse estas especulaciones sobre la noticia que para los medios de información occidentales ha sido la más destacada de la semana, del mes y quizás referencia para lo que queda de año y para el futuro.

Esta noticia ha servido a muchos estudiosos para analizar el papel de la prensa, las  especulaciones que suscita, como se maneja y nos servirá de material para desmontar, a vuela pluma, los objetivos que se trazaron los medios masivos de información para minimizar y ocultar hechos de lo que están haciendo de Libia, el campo de tiro de misiles para sacar a Gadhafi del poder, lo que no estaba incluido en la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

En primer lugar, a muchos les ha llamado la atención el nombre críptico o clave con el que se denominó la operación de cerco y aniquilamiento de Osama Bin Laden: Jerónimo.

Jerónimo el nombre dado por los rancheros mexicanos, habitantes de California, Nuevo México y Arizona, antes de ser despojados por los invasores estadounidenses, a Gokliya un cacique de los pueblos originarios de América del Norte los Apaches, que heredaron el odio de los blancos del norte.

El nombre mismo de esa operación es de hecho una acción irrespetuosa a uno de los grandes héroes de los Apaches.

Vamos por parte: en primer lugar, para desvirtuar los hechos vandálicos sobre la toma de partido por los llamados rebeldes por los países de la OTAN, y sus bombardeos indiscriminados sobre la población civil libia,  se le dio preponderancia primero a la boda del príncipe de uno de los imperios en declive y decadencia, el inglés, Guillermo con una plebeya, Kate Middleton, resaltando las cosas baladíes y superfluas que los medios saben que gustan a las grandes masas, ya que ellos mismos han insuflado esos gustos a través de los instrumentos de consumo de boberías que han creado.

Pero no era muy pujante la boda de un integrante de la familia real inglesa, esa ceremonia no interesaba mucho a las masas árabes.

Por otra parte, el presidente de Estados Unidos, Barak Obama, estaba en su momento de popularidad más bajo, y ya estaba corriendo para la reelección para los comicios presidenciales del año entrante.

Había que buscar una fórmula que revirtiera la caída, una noticia que levantara la moral, el sentido del honor, la venganza del americano apacible.

Entonces sonaron los dos tiros virtuales en una casa ignorada en Abotabad en Pakistán y cayó una de los terroristas más buscados de la historia.

Por lo tanto, dicen muchos periodistas, nadie en el mundo llegará a saber cómo se convirtió Osama Bin Laden-Jerónimo en un agente de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos, y cómo la “amistad” entre el terrorismo fundamentalista de Al Qaeda y la Central de Inteligencia de Estados Unidos se desarrolló durante los años 80.

Nadie sabrá cómo Osama Bin Laden-Jerónimo escapó de Tora Bora, o cómo dejaron el Pentágono y la CIA que escapara.  

Y sobre todo, nadie sabrá, cómo fueron concebidos los atentados del 11 de septiembre y qué ramas, o individuos de los servicios de inteligencia de norteamericanos lo supo de antemano y permitió que ocurriera.

Nadie sabrá cómo un puñado de árabes sin conocimientos de pilotaje convirtió grandes aviones en misiles y destruyeron las Torres Gemelas y un pedazo del Pentágono.

Volviendo a la noticia de la muerte de Osama-Jerónimo, muchos analistas repiten, que se propagandizó, en una nueva operación mediática para desvirtuar el vandálico hecho del bombardeo a la residencia del hijo de Gadhafi, donde resultaron muertos su hijo y tres de sus nietos y para levantar las simpatías del electorado por Obama. Así de simple.



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Alejandro Rojas Espinosa. Editoras: Liannis Mateu Francés - Yaicelín Palma Tejas. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015