Intensifica gobierno de Donald Trump su campaña anti China en torno al coronavirus

2020-03-20 14:33:47 / web@radiorebelde.icrt.cu

Intensifica gobierno de Donald Trump su campaña anti China en torno al coronavirus

Estados Unidos intensificó su campaña de propaganda para denigrar a China, al acusarla de ocultar información sobre el nuevo coronavirus y poner así en riesgo miles de vidas.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, se sumó este viernes a Donald Trump en la difusión de la misma idea, con la que pretenden desvirtuar el papel del gigante asiático en el combate al brote.

China ya rechazó esas insinuaciones y acusó a Washington de minimizar constantemente los esfuerzos realizados por el país para enfrentar la epidemia e intentar socavar sus intereses a escala internacional. No escapa ni al gigante asiático, ni a observadores extranjeros, la insidiosa campaña anti-china del gobierno de Donald Trump, precisamente cuando el magnate baila en la cuerda floja de su reelección, por su pésima gestión de la crisis de salud generada por el coronavirus.

Sus adversarios políticos, analistas y medios de prensa estadounidenses, reprochan a Trump haber minimizado durante semanas el riesgo del azote del nuevo coronavirus, acusar a la Organización Mundial de la Salud de manipular las cifras de la propagación del brote, y asegurar que la superpotencia estaba preparada para impedir su expansión en el territorio estadounidense.

Además, Trump fue criticado por contradecir repetidamente los lineamientos de los expertos, a la hora de hacer el mandatario pronunciamientos públicos sobre el coronavirus, y de perder el tiempo con una estrategia más bien ligada a la narrativa política que a la preparación interna de Estados Unidos contra la epidemia.

La desconfianza pública hacia la gestión de Trump fue evidente en una encuesta del Instituto de Investigación Pew, según la cual el 52 por ciento de los estadounidenses cree que el presidente no consideró suficientemente serios los riesgos del nuevo coronavirus.

Culpar a China es la táctica más fácil para Trump poder justificar su incompetencia, aunque no faltan los analistas que recuerdan que la retórica del magnate hacia el gigante asiático era diferente cuando empezó el brote del coronavirus. Por ejemplo, la agencia estadounidense AP se remite al 22 de enero, cuando los temores de la pandemia empezaron a difundirse, pero Trump describió una imagen reconfortante. En una entrevista con la CNBC y a la pregunta de si había preocupaciones sobre una pandemia en ese momento, Trump lo negó en absoluto y aseguró que todo estaba bajo control, en alusión a una persona infectada que venía de China.

Dos días después, el 24 de enero, elogiaba al gigante asiático por Twitter, cuando escribió, "China ha estado trabajando muy duro para contener el coronavirus" Estados Unidos aprecia mucho sus esfuerzos y transparencia. Todo saldrá bien. En particular, en nombre del pueblo estadounidense, ¡quiero agradecer al presidente, Xi Jingping!"

Por cierto, algunos observadores no han perdido la oportunidad de advertir que las noticias más recientes sobre el control por China de la COVID-19, contrastan con la situación de los países capitalistas más desarrollados, que ahora caen bajo la presión de la epidemia. De acuerdo con esos analistas, la maquinaria productiva china empieza a recuperarse, tendrá que atender las inmensas necesidades del país durante las próximas semanas, pero todo indica que al gigante asiático le sobrarán recursos para abastecer a las bloqueadas economías occidentales.

Intensifica gobierno de Donald Trump su campaña anti China en torno al coronavirus

Según las estimaciones de algunos expertos en China, el país emergerá como un proveedor mundial de mercancías para combatir el coronavirus, mascarillas, kits de pruebas, geles de limpieza y desinfección, equipos de protección individual, máquinas respiradoras, y, más temprano que tarde, de allí vendrá la primera vacuna. Ahora mismo, suministros y personal médico chinos llegan a Europa, convertida en el epicentro de la pandemia.

Mientras, sigue latente la pésima respuesta de Donald Trump a la crisis de salud causada por el coronavirus, China y su presidente, Xi Jingping, demostraron que Occidente se equivocó al poner en entredicho la capacidad del liderazgo político del gigante asiático y criticar la supuesta ineficacia del sistema socialista de mercado.

Hoy queda probada la eficacia del orden económico, político y social de China, pero también, de Cuba, para hacer frente a una pandemia mundial, frente al capitalismo del desastre. De hecho, algunos politólogos ya aventuran que los nuevos paradigmas económicos y políticos del mundo posterior al coronavirus, verán un socialismo fortalecido, por haber demostrado el potencial del poder del Estado, preparar y proteger a la sociedad ante nuevos desafíos emergentes, y llevar a su máxima expresión la solidaridad y la cooperación a escala internacional.


(Noticiero Nacional de Radio)



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Alejandro Rojas Espinosa. Editoras: Liannis Mateu Francés - Yaicelín Palma Tejas. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015