La democracia sucedánea

2013.04.24 - 10:04:16 / web@radiorebelde.icrt.cu / Ariel Larramendi

Estados Unidos
Quizás hace mucho tiempo, en otro momento histórico la democracia norteamericana fue un ejemplo para otras naciones en su búsqueda de un gobierno ideal. Muchos países lo han reconocido así.

Sin embargo, en la actualidad Estados Unidos ha conformado un particular esquema de democracia que está ligado íntimamente con sus intereses de potencia global, y, particularmente en los eventos que acaecen en América Latina.

Eso es así, porque al haberse convertido en la potencia capitalista dominante después de la Segunda Guerra Mundial, y posteriormente, al haber liquidado a sus oponentes de la guerra fría, y retomar esta posición después de la caída del Muro de Berlín, sus teorías hegemónicas se convirtieron en el texto obligatorio, una especie de novísimo evangelio para la modernidad geopolítica.

Es una democracia que excluye a otras por así decirlo.

De esta forma queda acuñado que los términos “libre mercado”, o “mercado” a secas, y “democracia”, posean una igualdad conceptual, para los políticos y tanques pensantes que contribuyen a fortalecer las tesis capitalistas en Estados Unidos y sus aliados de Europa.

También pretenden que se cumpla la igualdad con los términos “socialismo”, cualquiera que sea su raíz o gradación, y “totalitarismo”, “absolutismo” o “falta de libertad”; como se lo han hecho creer al mundo.

Todo ese armamento conceptual a imagen y semejanza de la política actual de Washington, ha degenerado en que se hablen dos idiomas para analizar los hechos del mundo actual, según sea en el norte desarrollado o en nuestras repúblicas del sur.

Así el concepto “derechos humanos”, que para los dirigentes y teóricos de nuestros países, es la aspiración básica de que los pueblos en general a una vida digna, ausente de hambre, con derecho a la instrucción, cultura, salud y al trabajo justamente remunerado, se convierte, por obra y gracia del pensamiento laberíntico del capitalismo occidental, en derecho a la propiedad privada de los medios de producción, a la libertad de prensa, manipulada por los grupos oligárquicos, a lo que ellos llaman unas elecciones justas y democráticas, que no son más que la alternancia de grupos políticos y de sus tutores capitalistas, en las esferas de gobierno nacional.

Muchos en los centros de poder capitalista, añoran en Cuba, por ejemplo, el surgimiento de infinidad de partidos políticos.

Así, de hecho en la actualidad contribuyen a este objetivo financiando grupúsculos que aspiran que en el futuro sean las células madres de esos partidos, aunque no representen a nadie.

Eso le dará la posibilidad de mantener al pueblo de Cuba, dividido en fracciones, y para nadie es un secreto que, si eso llegara a suceder, irrespetando la soberanía nacional, como lo han hecho en otras latitudes, y en otros tiempos de nuestra historia patria, lanzarían un sector de la ciudadanía cubana contra otro, para que olvidasen las grandes metas que tienen los cubanos como nación.

Esa es la seudodemocracia que preconizan para nuestras naciones.



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre. Editoras: Liannis Mateu Francés - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Comunity Manager: Alejandro Rojas. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015