La inyección letal a debate en Estados Unidos

2014.05.23 - 06:05:25 / web@radiorebelde.icrt.cu / Ana Teresa Badía Valdés

Pena de muerte en Estados Unidos
Dos tercios de los estadounidenses favorecen métodos alternativos (silla eléctrica, cámara de gas) para aplicar la pena de muerte en lugar de la inyección letal, utilizada en la dolorosa ejecución de un condenado en Oklahoma recientemente que levantó una oleada de protestas.

La semana pasada, la ejecución de Clayton Lockett fue la primera ocasión en que Oklahoma utilizó el sedante midazolam como ingrediente principal de la mezcla de fármacos. Lockett se retorció en la camilla, apretó los dientes y gimió antes de ser declarado muerto, al parecer debido a un ataque cardíaco, 43 minutos después de iniciar la ejecución.

"No se conoce en este momento la causa de los problemas en Oklahoma, pero independientemente de cuáles hayan sido, un protocolo de un solo fármaco sería una mejoría sustancial con respecto a la mezcla de dos o tres fármacos", dijo Sarah Turberville, asesora de alto rango de Constitution Project, un grupo con sede en Washington que promueve el consenso bipartidista sobre la pena de muerte, ejecuciones injustas y la importancia de contar con cortes independientes.

Respecto al caso de Oklahoma, un reporte emitido la semana pasada por el director del Departamento Penitenciario del estado, Robert Patton, dijo que Lockett tenía heridas autoinfligidas en su brazo, y que el equipo de ejecución no pudo encontrar venas adecuadas en sus brazos, piernas y cuello. Se insertó una vía intravenosa en la zona de la ingle de Lockett y comenzó la ejecución.

Muchos fabricantes de fármacos, nacionales y extranjeros, se han opuesto al uso de sus productos en ejecuciones, lo que ha llevado a una aguda escasez. Los estados en ocasiones obtienen pentotal sódico de baja calidad, y agentes federales antinarcóticos han decomisado las existencias de algunos estados. Como resultado de ello, algunos estados han recurrido a farmacias que hacen mezclas de medicamentos, las cuales con frecuencia no están reguladas.

Según una encuesta realizada días después ese incidente, contradictoriamente las opiniones en favor de la pena capital no cayeron: 59 por ciento de los estadounidenses continúa aprobando la pena de muerte.

Un tercio de los encuestados piensa que las inyecciones letales no son posibles mientras duren los problemas para conseguir los productos necesarios, y preconizan una moratoria de las ejecuciones.

Pero 20 por ciento favorece el empleo de la cámara de gas, 18 por ciento la silla eléctrica, 12 por ciento el pelotón de ejecución y 8 por ciento el ahorcamiento.

De todos modos, 59 por ciento de los encuestados se declara en favor de la pena capital, en descenso constante desde hace 20 años, cuando en 1994 el 80 por ciento la apoyaba.

Por el contrario, 35 por ciento de los interrogados se opone a la pena de muerte, la cuarta parte de ellos por razones religiosas. En esta categoría, el 70 por ciento piensa que la inyección letal debe ser la única opción si la pena de muerte se impone.

También existe una diferencia entre conservadores y liberales, con solamente 18 por ciento de los republicanos que se oponen a la pena capital y la mitad de los demócratas.

Los 35 estados norteamericanos que contemplan la pena capital tienen en la inyección letal su método principal de ejecución, aunque ocho de ellos también incluyen en sus leyes la posibilidad de muerte por silla eléctrica, gas, horca o pelotón de fusilamiento.

Sin embargo, la inyección letal se está convirtiendo en una práctica cada vez más difícil por las reticencias de las farmacéuticas a que se usen sus productos.

Inocentes.

En Estados Unidos un nuevo estudio muestra que una de cada 25 personas podría ser ejecutada injustamente.

La investigación publicada en la revista científica “'Proceedings of the National Academy of Sciences”, demuestra que un número sorprendente de personas inocentes son condenadas a muerte", aseguró Samuel R. Gross, autor principal de la investigación, en una entrevista con la revista 'Newsweek'.

El cálculo, definido por los autores como "conservador", se basa en datos sobre los acusados condenados a muerte entre 1973 y 2004.

Según lo salido a la luz, en diciembre del 2004, el final del período de presentación de informes de 31 años, solo el 1,6% de 7.482 condenados a muerte vio sus sentencias revocadas.

  
Comillas de Textos
  

Pero el porcentaje de inocentes es del 4,1%, más del doble de los condenados a muerte y absueltos. Un número incalculable de personas inocentes han sido ejecutadas".

  

Pero el porcentaje de inocentes es del 4,1%, más del doble de los condenados a muerte y absueltos. Un número incalculable de personas inocentes han sido ejecutadas.

"Me sorprende que sea tan alto", dijo Richard Dieter, director ejecutivo del Centro de Información sobre la Pena de Muerte, una organización no lucrativa que trabaja para educar al público. "Yo no sabía que el número fuera más del doble", indicó Dieter.

La pesquisa de Samuel R. Gross, profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Michigan, trata de poner fin al prejuicio de que las condenas penales injustas son extremadamente inusuales.

Pena de muerte en Estados Unidos



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Alejandro Rojas Espinosa. Editoras: Liannis Mateu Francés - Yaicelín Palma Tejas. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015