• Sunday, 20 de September de 2020
  • La primera guerra cibernética

    2010.12.13 - 13:23:58 / web@radiorebelde.icrt.cu / Ariel Larramendi


    Openlinks
    La Habana, Cuba
    .- Mientras los cables referentes al portal Wikileaks se dispersan por el mundo, poniendo en evidencia una fuente de información paralela de chismes, confesiones incontrastables, verdades a medias y sobre todo, muchas subjetividades, ahora se desarrolla lo que se puede llamar la primera guerra cibernética, teniendo como campo de batalla la red de redes, Internet.

    En primer lugar Assange está detenido en Londres por supuestos delitos de carácter sexual denunciado por una cubanita colaboradora de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos, ¡miren que casualidad!

    Está esperando en Londres para ver si lo deportan a Suecia, pero le están preparando otros cargos auspiciados por Estados Unidos, cargos que el que más suena es el espionaje.

    Algunas de las entidades vinculadas a Wikileaks en Internet, tales como el proveedor de hosting u hospedero, Amazon, su gestor de DNS, el que permite que desde su dominio se pueda acceder a la página, y liquidación o bloqueo de las cuentas de Paypal, Visa, Mastercard que han tratado de desvincularse de Wikileaks, que propiciaban los pagos o eran receptoras de donaciones, quizás conjeturas que una guerra contra la potencia hegemónica Estados Unidos no es cosa de juego.

    Algunos analistas manifiestan que esto tenía que ocurrir tarde o temprano, el movimiento llamado revolucionario que se está viviendo estos días en Internet es asombroso: cientos de réplicas de Wikileaks, ataques de hakers a aquellos que lo bloquean, cientos de miles de firmas para la liberación del creador de la organización e incluso el presidente brasileño, Luis Inacio Lula da Silva, que critica la detención de Assange y recomienda a su sucesora Wilma que los diplomáticos brasileños no caiga en ese vacío de chismorreos que pueden ser una trampa.

    Otro frente en esta guerra cibernética es que no todos los que están en Wikileaks están contentos con su funcionamiento.

    Sobre todo por la norma que Julián Assange ha inculcado a la organización: el mismo Assange es quién decide que se publica.

    Ante esta situación algunos de los pertenecientes a Wikileaks han decidido desligarse a dicha organización para crear un nuevo grupo: Open Leaks.

    Si bien el objetivo final de Open Leaks  es el mismo: obtener esa información negada a los ciudadanos, esos bretes siempre interesantes o al menos vergonzantes, que todo el mundo conoce, pero que no son oficiales y que pueden crear desencuentros entre Estados Unidos y otras naciones.

    Las formas son muy distintas entre Wikileaks y Open Leaks. Assange contaba que lo que el pretendía crear es lo que él llama periodismo científico, donde la información es verificada por expertos y junto a las noticias se publica la fuente de la información: el documento que lo verifica.

    Y ahora nace Open Leaks voluntarios que provenían de las propias filas de Wikileaks. Al no estar de acuerdo con Julián Assange, donde era él quien decide qué y dónde se iban a ir filtrando los contenidos, Open leaks pretende crear un sistema en que la información, sin verificar sea enviada a los medios, actuando como una agencia de prensa. La principal diferencia con Wikileaks, es que los documentos los verificarán los medios y Open Leaks tan solo funcionará como intermedio entre el ciudadano anónimo que tiene el documento confidencial y los medios. Con Wikileaks esto no es así, con sus expertos sobre todo tipo de temas comprueban la veracidad de dichos documentos. El problema, dicen expertos es que podrían llegar a los medios informaciones falsas o incorrectas. Informaciones.

    La pregunta es si Open Leaks, al igual que hace Wikileaks, publicará los documentos originales para que los medios de información tengan que divulgarlos junto con sus publicaciones. En fin: la Primera Guerra cibernética.


    DEL AUTOR
    ÚLTIMAS PUBLICACIONES
    LO MÁS LEÍDO
    LO MÁS COMENTADO
    ESTAMOS EN LAS REDES

    ENLACES EXTERNOS
    Radio Cubana
    ICRT
    Granma
    © Radio Rebelde - 2020
    © Radio Rebelde - 2020