• Tuesday, 22 de September de 2020
  • La triste paradoja de una rosa blanca

    2010.11.03 - 10:26:47 / web@radiorebelde.icrt.cu / Malvy Souto López


    Razones de Cuba
    La Habana, Cuba. – Cultivo una rosa blanca en julio como en enero. Con estos versos José Martí inmortalizaría para el imaginario popular cubano, el símbolo supremo de la amistad, la confraternidad y la paz.

    Pero un 28 de enero de 1959, la paradoja y la hipocresía histórica teñirían de rojo aquella rosa que alguna vez enalteció el Apóstol. Un grupo de esbirros de la dictadura de Batista, prófugos de la justicia cubana, se congregaron en la ciudad de New York, en una parodia de organización con rostro antirrevolucionario y un nombre totalmente sacrílego: La Rosa Blanca.

    Muy pronto este circo criminal liderado por Rafael Díaz-Balart recibió el apoyo incondicional de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) para atacar a la Revolución Cubana y estrenó un programa político incoherente, que se proponía la fundación de una Segunda República en la Isla, cual reproducción fidedigna del descalabro neocolonial de 1902.

    En la década del sesenta, la Rosa Blanca desarrolló una intensa labor propagandística; pero sus acciones también incluyeron la agresión física: un intento de levantamiento en las montañas del Escambray en contubernio con el dictador dominicano Rafael Leonidas Trujillo, la quema de escuelas, viviendas, campos de caña y textileras.
    Quizás su más alto crimen fue el sabotaje en el restaurante El Prado; donde perdió la vida la niña venezolana Magdalena Urdaneta.

    A casi cincuenta años de este trágico recuerdo, revive la Rosa Blanca en la voz del congresista norteamericano Lincoln Díaz-Balart. Este “digno hijo de su padre’’ relanzó la agrupación en mayo del 2010 y se autoproclamó presidente, para ganar status entre la mafia de la Fundación Cubano Americana.

    El performance de Díaz-Balart hijo, no oculta la intención de apropiarse de los fondos que Estados Unidos destina a la subversión, junto a Roberto Martín Pérez y sus condiscípulos; quienes también participaron en la refundación de La Rosa Blanca.

    En nombre de los derechos humanos y del amor a la Patria, este representante de la Cámara Baja norteamericana propone renovar una estrategia de terror en contra de la nación cubana, bajo la apariencia de una organización de principios y vocación soberana.

    La rosa blanca de aquellos Versos Sencillos martianos, hoy luce sus peores espinas para la isla de Cuba, en manos de un círculo de connotados terroristas y políticos entreguistas, entre los que destaca el cinismo del Díaz-Balart y la crueldad de Ileana Ros-Lehtinen, tristemente conocida como la “Loba Feroz”.


    ENLACES EXTERNOS
    Radio Cubana
    ICRT
    Granma
    © Radio Rebelde - 2020
    © Radio Rebelde - 2020