13 de Agosto. Natalicio del Comandante en Jefe Fidel Castro
  • Saturday, 15 de August de 2020
  • La urdimbre de dominio de Estados Unidos

    2010.12.10 - 11:44:39 / web@radiorebelde.icrt.cu / Ariel Larramendi


    Fuera yanquis de América Latina
    La Habana, Cuba
    .- En el desarrollo de las relaciones de Estados Unidos con naciones extranjeras de nuestra región, casi desde la independencia, se ha tejido una red de ascendientes entre la comunidad de inteligencia del país imperialista con distintas esferas de la vida económica, política y sobre todo militar de las naciones de América Latina. Esta urdimbre de dominio también la extiende al mundo.

    Muchos son los ejemplos que se pueden señalar de estas relaciones paralelas que laceran la soberanía de las naciones extranjeras por parte de los círculos de poder de Estados Unidos.

    Y si ahora en estos momentos, las revelaciones hechas públicas por el sitio Wikileaks, confirman cosas que ya sabían, como que el Departamento de Estado de Washington orientaba a sus embajadores y otros diplomáticos hacer espionaje en las capitales de sus destinos, estas no han sido las únicas vías para tratar de influir en todas las naciones del mundo en distintas esferas de la vida nacional.

    Algunas de estas acciones son plenamente reconocidas y combativas por las fuerzas progresistas, y en muchas ocasiones tienen resultados, como la liquidación de la Escuela de las Américas en Panamá que, no sólo preparaba dictadores y testaferros para América Latina, sino que establecía un ascendiente sobre los militares de nuestra región y del mundo, que los hacía candidatos a ascensos y otros altos cargos en las fuerzas armadas de sus países.

    Sin embargo los resultados son parciales, la Escuela de las Américas según se ha denunciado desapareció de Panamá pero ha resurgido en algunas bases en los propios Estados Unidos, tratando de mantener el ascendiente que tienen sobre ejércitos y cuerpos de policías fuera de fronteras.

    Lo que quiere decir que el Pentágono, o ministerio de la guerra de Estados Unidos, desde siempre ha influido esta vía y por otras sobre los distintos ejércitos mundiales.

    Los ejércitos nacionales siempre han sido objeto del control por parte del Pentágono de Estados Unidos, en conclusión innegable con los otros servicios de la comunidad de inteligencia norteamericana.

    Ejemplos hay muchos:

    El líder de la Revolución cubana Fidel Castro le preguntaba al presidente sudafricano, Nelson Mandela, en los inicios de su mandato, sobre el destino de varias bombas atómicas tácticas, que poseían las fuerzas armadas racistas del apartheid, y que pudo haberlas utilizado contra las tropas internacionales cubanas.

    Mandela contestó que no había nada sobre estas bombas nucleares entregadas a Sudáfrica por el ejército de Israel con el visto bueno de Estados Unidos.

    Algunos analistas sobre política africana presumen que fueron devueltas a Israel por indicaciones del Pentágono estadounidense antes de que Mandela tomara posesión.

    Un caso, entre otros se dio en Bolivia, antes de la toma de posesión del presidente Evo Morales.

    El anterior presidente tenía como única misión convocar a elecciones. El mando militar boliviano absolutamente sometido al Pentágono, que ya anticipaba el triunfo de Evo Morales, desapareció 28 misiles que se habían adquirido en la República Popular China, sin que el presidente saliente hubiera sabido del tema. Las asmas fueron entregadas a un grupo de oficiales de inteligencia estadounidense que llegaron al país y trasladadas a un depósito que tenía la embajada norteamericana en la base de El Alto hasta que un avión especial llegó para llevarlos a Estados Unidos.

    Fue una afrenta a la soberanía de Bolivia que fue denunciada, destituidos y enjuiciados los responsables.

    Estos ejemplos son muestra de la ascendencia del Pentágono de Estados unidos sobre muchas Fuerzas Armadas serviles y clientes en el mundo. Son hechos hay que tenerlos en cuenta.


    ENLACES EXTERNOS
    Radio Cubana
    ICRT
    Granma
    © Radio Rebelde - 2020
    © Radio Rebelde - 2020