Las cadenas irrompibles de las transnacionales

2010.06.18 - 15:28:10 / web@radiorebelde.icrt.cu / Joaquín M. Rivery Tur

Marea negra
La Habana, Cuba.-
Pueden ser cadenas o cables de acero de una resistencia a prueba de todo, porque su diseño ha sido hecho precisamente para que el amarre de las trasnacionales con los elementos del Estado sea extremadamente difícil de quebrar.

Actualmente ya hay más de 10 mil demandas de ciudadanos norteamericanos y de instituciones de defensa del medio ambiente que han acusado ante la justicia a la empresa BP por las negligencias criminales cometidas en la plataforma Deepwater Horizon por las empresas que la operaban. Ninguna parece demasiado preocupada por las consecuencias.

Sus vínculos con la justicia y con los políticos son tan fuertes que a ellos llega el halo protector de los hombres que tienen introducidos en el aparato estatal y están atados al sector. En la justicia norteamericana eso se denomina conflicto de intereses.

El almirante Thad Allen, coordinador por el gobierno de la lucha contra el derrame de petróleo, declaró que el problema está cambiando, pues la marea negra está comenzando a regarse y, en lugar de una masa compacta, hay ahora sobre el Golfo de México cientos de miles de grandes manchas del aceite que van a la deriva.

Un tercio de las aguas norteamericanas del Golfo de México, unos 200 mil kilómetros cuadrados, permanecen cerrados a la pesca y está aumentando alarmantemente la cifra de aves y animales marinos muertos o heridos.

Sin dudas, BP, Halliburton, Cameron y las que estén envueltas en la catástrofe por negligencia criminal van a ser condenadas por la justicia norteamericana. Es muy difícil que el descaro sea tan grande que las absuelvan.

Pero la pregunta de turno es cuán débil va a ser la sentencia.

En el sistema de justicia de Estados Unidos los castigos a las transnacionales y sus directivos no suelen ser muy fuertes y se ven en poco tiempo beneficiados de perdones gubernamentales.

Tenemos el caso del Exxon Valdez, propiedad de la Exxon Shipping Co., que chocó y derramó en Alaska millones de galones de petróleo.

Los daños rondaban los 3,5 mil millones de dólares al estimado de la época, pero sus utilidades ese año (1989) fueron de 40 mil millones, según Los Angeles Times.

El juicio, donde había 32 mil demandantes, vino a terminar en 2008 con un fallo del Tribunal Supremo. A la corporación le exigían el pago de daños punitivos, una categoría jurídica de los ordenamientos anglosajones.

El tribunal de Alaska había condenado por ese concepto a la Exxon Shipping a pagar cinco mil millones de dólares.

La Corte de Apelaciones del Noveno Circuito, redujo ese importe a la cantidad de 2,5 mil millones. Posteriormente, el pleito acabaría en manos del Tribunal Supremo, el cual se resolvió con una decisión de ocho jueces (el noveno era accionista de Exxon), que ratificó la apelación.

Pero luego otro magistrado planteó que los llamados daños punitivos deberían ser iguales a los pagos compensatorios, se reconsideró la decisión anterior y al final la multimillonaria Exxon fue sancionada a pagar solamente 507,5 millones porque esos fueron los pagos compensatorios.

Ahora se vuelve a presentar el problema de los lazos entre las petroleras (o en general las grandes corporaciones), porque, según AP, 37 de los 64 magistrados activos o semiretirados en distritos federales claves de Louisiana, Texas, Alabama, Misisipi y Florida poseen vínculos con empresas de gas, petróleo o energía, es decir, hay conflicto de intereses.

El amarre es bien fuerte y ya con la decisión final del Exxon Valdez Los Angeles Times decía que los tribunales amparaban abiertamente a las grandes corporaciones. Es difícil imaginar otra posición.



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Alejandro Rojas Espinosa. Editoras: Liannis Mateu Francés - Yaicelín Palma Tejas. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015