• Tuesday, 07 de July de 2020
  • Las guerras secretas

    2011.08.13 - 13:17:54 / web@radiorebelde.icrt.cu / Ariel Larramendi


    Navy Seals
    La Habana, Cuba.-
    Los muestran en esas películas de acción llenas de efectos especiales, bombas, ataques a guaridas en la retaguardia de terroristas enemigos, que entran y salen limpiamente, provocando el terror y la muerte rápida con sus bien entrenados combatientes.

    Son los Navy Seals, los llamados focas de la marina de Estados Unidos, tropas especializadas en la acción rápida, en cualquier terreno en la retaguardia del enemigo, que según sus propios lemas, sus acciones van “más allá del deber”, donde el dolor, el sufrimiento y el daño, son convertidos por el entrenamiento riguroso en rutinas que se aceptan sin queja hasta que se asimila a la propia naturaleza del combatiente.

    Son asesinos que la propaganda de los centros de poder occidentales, y los filmes de Hollywood, han convertido en superhéroes de las guerras sucias, de los golpes de efectos, de las muertes silenciosas de sus enemigos, reales o ficticios.

    Pero a veces esas mismas películas nos muestran, cada cierto tiempo a un renegado, un asesino a sueldo que mata rápido, con seguridad y efectividad.

    Es un Seal, una foca, un excombatiente que ha dejado su selecto cuerpo de combate y se ha continuado una carrera muy lucrativa en el capitalismo, un asesino a sueldo de las corporaciones.

    El entrenamiento y la formación de cada uno de esos combatientes Navy Seal, o focas de la marina, le cuesta al presupuesto secreto del Pentágono, centenares de miles de dólares y, como continúan invirtiendo esos fondo en ese adiestramiento desde que fracasaron en el rescate en 1980 de rehenes norteamericanos en Irán, pues parece que seguirán haciéndolo.

    Pero a veces suceden cosas como el derribo de un helicóptero de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, OTAN en Afganistán, en el que murieron 38 soldados estadounidenses, entre ellos 22 efectivos focas de los Navy SEAL que mataron el 2 de mayo a Osama Bin Laden, líder de Al Qaeda.

    La misión en la que fallecieron esos 38 soldados, en el este de Afganistán durante la madrugada del pasado sábado, estaba destinada a capturar a un líder talibán en un distrito en la provincia de Wardak, según fuentes de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad de la OTAN.

    El ataque, en el que unos insurgentes abatieron un helicóptero Chinhook con una granada propulsada por un misil, fue el que más vidas se ha cobrado del Ejército norteamericano desde que comenzara la misión en 2001.

    Después de que los SEAL de la Marina de Estados Unidos asaltaran el recinto donde se hallaba Bin Laden en Pakistán, estas unidades ultra secretas de operaciones encubiertas se encontró con que su misión era el centro de la atención pública.

    Algo que había sido poco común, aunque se sabe bien, que las Fuerzas de las Operaciones Especiales de EE:UU están desplegadas en las zonas de guerra de Afganistán e Iraq y que esas unidades actúan en zonas conflictivas difíciles, como Yemen y Somalia,  y en más de ciento veinte países, y que ha permanecido profundamente oculta en las sombras.

    Es una prueba más de la existencia de una creciente elite de poder clandestina dentro del Pentágono con un ejército secreto que está emprendiendo una guerra secreta por todas las esquinas del planeta.


    Envía tu comentario
    • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
    • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
    • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.

    ENLACES EXTERNOS
    Radio Cubana
    ICRT
    Granma
    © Radio Rebelde - 2020
    © Radio Rebelde - 2020