Los espacios en blanco de la Cumbre del G-20

2010.11.12 - 13:20:24 / web@radiorebelde.icrt.cu / Ariel Larramendi

La Habana, Cuba.- Más allá de la posición que defiende el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, no se puede esperar gran cosa de la Cumbre del G-20, que termina hoy en Seúl, aseveró este jueves el jefe de Estado venezolano, Hugo Chávez.

El dignatario venezolano subrayó que la mayor parte de los países reunidos, entre ellos los más poderosos, no tienen voluntad de permitir cambio alguno en lo que llaman la arquitectura financiera y económica internacional.

Más allá de las buenas posiciones como las que sostienen Lula, la presidenta de Argentina, Christina Fernández, y otros países, no se puede esperar gran cosa de esa cumbre, recalcó el estadista.

Si hay una palabra que pueda calificar la reunión de las 20 economías más poderosas del mundo, llamado el Grupo de los 20 o G-20 es la incertidumbre, según han calificado distintos expertos en economía en el mundo.

Como se sabe, el G-20 es un foro informal que busca la cooperación de los países más industrializados llamado el Grupo de los 7, a la Unión Europea como bloque y a un grupo de economías emergentes, vale decir Rusia, Brasil, China, India, Turquía y Argentina y nació como una respuesta a la crisis financiera de fines de los años 90 y como reconocimiento del papel de esos principales países emergentes.

Según los analistas, el resultado del encuentro será fundamentalmente para encauzar una economía mundial que, dos años después del inicio de la crisis con la quiebra de los grandes bancos, continúa con sus altas y sus bajas.

Sin embargo, persistía la falta de acuerdo sobre temas como la “guerra de divisas”, la expansión monetaria de Estados Unidos y la brecha que existe entre los superávits de los países emergentes y los déficit comerciales de los desarrollados.

Se ha publicado que todos estos desencuentros han obligado a dejar “espacios en blanco” en el comunicado final de la cumbre.

En medio de fuertes acusaciones de todo el mundo contra todo el mundo, los 20 comenzaron ayer sus negociaciones en la cumbre más tensa de los últimos años.

Estados Unidos se queja de que sus empresas no pueden aumentar sus exportaciones y, por lo tanto, contratar más trabajadores, lo que incide e el desempleo que padece, debido a lo que llaman la competencia desleal de China, y la baja cotización de su moneda, el yuan o renmin pi, con el objetivo de que su economía sea más competitiva y mejorar sus ventas externas.

Esta cumbre del G-20 fue precedida por una ola de críticas a Washington por el paquete de 600 mil millones de dólares lanzado por la Reserva Federal de Estados Unidos para intentar reactivar su economía que no sale de la crisis.

El paquete del gobierno norteamericano se anunció en medio de las fuertes preocupaciones por la llamada “guerra de divisas” especialmente entre Estados Unidos y China, en virtud de lo que se ha expuesto antes: Washington está impulsando la caída del dólar para protegerse de la cotización baja del yuan chino.

En tanto, China acusa a Estados Unidos de ser poco coherente al inundar la economía con 600 mil millones de dólares, lo que provoca en realidad una inflación del dólar, ya que en el mercado entonces hay muchos dólares lo que a fin de cuentas tienen como consecuencia su devaluación artificial.

Esta estrategia no solamente va contra China sino contra países exportadores de Europa que también han criticado a Washington.

Como es habitual, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, soslayando un tanto las críticas, insta a los restantes países del grupo de los 20, a que equilibren sus balanzas comerciales para lograr una economía mundial estable.

“Cuando todos los países hacen su parte, tanto las economías emergentes como los países desarrollados, los que tienen superávit y los deficitarios, todos nos beneficiamos de un mayor crecimiento”, dijo el presidente Obama, y reiteró su argumento de que una economía fuerte es la contribución más importante que puede hacer Estados Unidos a la recuperación global.

Por su parte un especialista chino de alto nivel Li Daokui, asesor del bando Central de China, ha declarado que: “Pasamos muy bien la prueba de la crisis financiera, refiriéndose a la inversión que hizo la ahora segunda economía del mundo en la economía interna, y agregó: “sacamos las mejores notas, pero nos critican los que no aprobaron el examen”. Dejad a China dormir, dijo Napoleón: cuando despierte el mundo se asombrará.



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Alejandro Rojas Espinosa. Editoras: Liannis Mateu Francés - Yaicelín Palma Tejas. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015