Protocolos coloreados

2011.02.28 - 08:28:40 / web@radiorebelde.icrt.cu / Ariel Larramendi

Bloqueo contra Cuba
La Habana, Cuba
.- Es interesante ver como se conforma un proceso contrarrevolucionario en cualquier país objetivo de desestabilización del imperialismo norteamericano.

De lo que se trata es de sistematizar, en una breve síntesis algunos pasos a seguir para estructurar un sumario contrarrevolucionario o antigubernamental, desde el exterior,  que puede tomar el calificativo de un color: podría llamarse revolución rosa, azul o cualquiera otro color, menos el rojo.

Seguidamente un protocolo para la desestabilización.

Según un código de normas escritas o no, se necesita rastrear a lo interno del país de que se trate, un grupo social, aunque sea pequeño, disconforme con la política del gobierno a liquidar y con ese conjunto de disconformes, mediante un minucioso trabajo de captación y control crear una disidencia interna en ese país o gobierno.

La disidencia interna a crear, acorde con el estadio de desarrollo social del país, puede estar configurada por grupos diferentes, de diferentes regiones, etnias o razas, tribus o clanes, filiación religiosa, o cualquier estamento que se considere factible de penetrar para lograr una oposición real o ficticia al gobierno considerado enemigo.

Este es un paso fundamental ya que esa disidencia, real o creada, es necesaria para que se pueda potenciar en el exterior con gobiernos aliados o en algunas de las organizaciones internacionales de bonito nombre, establecidas para descalificar a naciones consideradas desafectas o rebeldes al norte rico.

Estos países del centro capitalista y sus organizaciones, vale decir los únicos que conforman la llamada opinión publica mundial, son los imprescindibles a convencer, ya que da la extrañísima casualidad que son los mismos que están en las comisiones de Naciones Unidas o de las otras organizaciones internacionales o mundiales que determinan los destinos del mundo.

Como se ha experimentado en muchos países, la disidencia o grupos opositores, pueden existir previamente, y si no existen, hay que crearlos para, desacreditar al gobierno objeto de este trabajo de liquidación subrepticia y también tener conformado un liderazgo que pueda hacerse con el poder, una vez desbancado o aniquilado al gobierno considerado hostil o indócil a los dictados del imperialismo internacional.

En la fabricación de la disidencia interna, es importante inducirles en la defensa de temas nobles, de bonito nombre y aceptados como buenos en el mundo, como la defensa de los derechos humanos, la democracia, contra la discriminación racial o por la libertad religiosa, entre otros paradigmas plenamente deptados.

La organización de esa disidencia interna es un proceso que obliga en muchas oportunidades a organizarlo desde fuera, desde los centros del imperialismo que están empeñados en inventarlos, es entonces cuando entran en escena los servicios clandestinos de las agencias de espionaje de la CIA, del Pentágono o del departamento de Estado, de Washington, que es el mas representativo.

Un agente, que puede ser llamado en el argot de esos servicios como contratista civil o turista, pero que en realidad es un operador en el terreno, llega al país objetivo a desestabilizar, y trae consigo, tecnología de punta en comunicaciones, no autorizadas por el país, e incluso no detectables por sus servicios locales de contraespionaje.

Así teléfonos celulares satelitales, conectores clandestinos a INTERNET, sistemas de posicionamiento global, son repartidos entre los disidentes o llamados luchadores independientes para recibir desde el exterior y generar instrucciones o noticias falsas para el mundo. Esos grupos constituyen el núcleo de una contrarrevolución del color que se seleccione, rosada, verde, azul, pero nunca rojo, como es natural. 



Artículos relacionados



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Alejandro Rojas Espinosa. Editoras: Liannis Mateu Francés - Yaicelín Palma Tejas. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015