Redes malignas en América Latina

2011.05.13 - 09:00:09 / web@radiorebelde.icrt.cu / Ariel Larramendi

Drogas
La Habana, Cuba.-
Los gobiernos progresistas de América Latina, los que ahora están en el poder y los que pueden acceder en el futuro a dirigir a sus naciones,  deben luchar contra los intereses creados por el capitalismo marginal de las oligarquías dependientes y por el neoliberalismo en estas últimas décadas.

Pero deben también enfrentar las lacras de muchos años de neocolonialismo, el hegemonismo y la influencia de factores externos como el narcotráfico, el racismo, el contrabando de personas y otros fenómenos que han permeado nuestras sociedades.

Muchas de estas situaciones anómalas es consecuencia de la dominación imperial, que ha sentado sus fundamentos en nuestras patrias de América Latina.

Si hacemos un rápido recorrido por las naciones de nuestra región, podemos constatar que no hay ninguna que no se enfrente al fenómeno del narcotráfico, la producción y el tránsito hacia el principal consumidor, el país más rico del mundo y en donde las inversiones en este tenebroso mercado se multiplican en sus ganancias cuando se realizan en el país del norte.

Si hablamos por ejemplo de México, es procedente recordar  la Secretaria de Estado estadounidense Hillary Clinton explicó que para combatir los estragos sociales vinculados al auge del narcotráfico, había que construir “comunidades más fuertes y más resistentes”.

Sin embargo, y utilizando razonamientos de los politólogos, en una sociedad mercantil como la mexicana u otra cualquiera de la región, no hay muchos dispositivos cívicos capaces de resistir a una dinámica económica en la que existe un ejército de reserva de jóvenes sin empleo dispuestos a matar por 200 dólares y un valor agregado que actúa como factor multiplicador que puede llegar a 15 mil por ciento en el caso de la cocaína producida en la región andina con destino a Europa.

Algunos señalan que no es estimulante producir alimentos en una agricultura cada vez más en desventaja como en México, con respecto al de Estados Unidos, con precios subsidiados en una agricultura altamente tecnificada, que producir por ejemplo marihuana,  cuyos precios no están regidos por ningún acuerdo leonino de libre comercio, que depaupera al agro y consecuentemente a los campesinos mexicanos.

A inicios de 2009, citan estudiosos, tres ex presidentes latinoamericanos, el colombiano César Gaviria, el brasileño Fernando Henrique Cardoso y el mexicano Ernesto Zedillo, emitieron un juicio devastador: la “guerra contra las drogas” fracasó miserablemente.

Pero esta guerra, que muchos señalan que conjuntamente con la llevada a cabo contra un terrorismo adulterado y manipulado por Estados Unidos y las oligarquías regionales, no sólo no frenó la producción y el tráfico, sino que puso en peligro la democracia y socavó  las frágiles instituciones.

En 2005, Bolivia eligió como primer mandatario un indígena cultivador de coca que sufrió los embates de brutales campañas de erradicación de la hoja de coca, convertida en materia prima de la cocaína, por obra y gracia de delincuentes empresarios.

El presidente ecuatoriano Rafael Correa dijo al New York Times que “la estrategia antinarco tica de Washington  está completamente equivocada.”

Algunos piensan y argumentan que la droga debe ser paulatina e inteligentemente legalizada, pero se preguntan, que van a hacer con los inmensos ejércitos de los narcos, los paramilitares y todos aquellos que de una forma u otra se benefician con este tenebroso comercio. El nivel de confianza del público en los organismos del orden casi no existe en muchos países latinoamericanos. Si los delincuentes logran convencer cada vez más ciudadanos honestos que sus armas son la única forma de protección en la que pueden ampararse, el futuro se ve muy negro.



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Alejandro Rojas Espinosa. Editoras: Liannis Mateu Francés - Yaicelín Palma Tejas. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015