Todo es secreto hasta un día

2010.10.08 - 10:55:18 / web@radiorebelde.icrt.cu / Ariel Larramendi

A cientos de guatemaltecos se les inoculó intencionalmente sífilis, gonorrea y otras enfermedades venéreas como parte de experimentos de la CIA. Foto tomada del sitio web Cubadebate
La Habana, Cuba.- Todo es secreto hasta un día, es un título que pueden tener los reportes que señalan que Estados Unidos, el de siempre, había realizado experimentos por médicos de ese país durante la década de los 40 en Guatemala.

Como se ha publicado a cientos de guatemaltecos se les inoculó intencionalmente sífilis, gonorrea y otras enfermedades venéreas lo que confirma, según reportes periodísticos las prácticas atroces e inhumanas que Washington ha llegado a cometer en materia de experimentación médica.

Según consta en los documentos disponibles, en contra de una población particularmente vulnerable, en su mayoría presos y enfermos mentales, muchos de ellos sometidos a la prueba con engaños y en condiciones de descontrol tal que hasta la fecha no se sabe cuántos de los infectados recibieron atención, ni cuántos de ellos murieron.

Pero como se conoce esta forma de actuar no es nada nueva en el país de las libertades democráticas y del respeto a los derechos humanos. Pero eso es sólo un hecho.

Ya han pasado 40 años, pero Frank Rochela un soldado norteamericano, nunca olvidó un conejo albino de dos metros que lo persiguió en sus alucinaciones.

Experimentos en sus propios soldados fueron efectuados entre 1950 y 1975, la mayoría en la base de Edgewood en Mariland con el fin de evaluar el efecto de distintas sustancias alucinógenas sobre las tropas en el caso de su posible uso por un ejército enemigo.

Reportes incluidos en documentos desclasificados, a muchos ciudadanos norteamericanos, calificados de minorías, para no decir negros o hispanos durante la historia de Estados Unidos han sido conejillos de indias, cobayos vale decir objetos de experimentación peligrosa, engañados para aplicarles distintas sustancias, en la que se destacan las sicotrópicas para analizar sus reacciones.

Algunos analistas señalan que estos no podrán, ser subsanados por una disculpa como tampoco podrán ser enmendados los efectos sobre los propios soldados norteamericanos que fueron estudiados para conocer el efecto que ejercía sobre ellos el uranio empobrecido, elemento radioactivo que usaron las tropas estadounidenses en sus asaltos de guerra petrolera a Irak y Afganistán.

Según se informa ambos gobiernos, el norteamericano y guatemalteco, deberán llevar a cabo las investigaciones correspondientes, y emprender las sanciones que ameriten y las medidas de reparación del daño hacia víctimas y sus familias.

También los analistas señalan que el episodio de Guatemala tuvo como antecedente otro mucho más largo: el estudio clínico desarrollado entre 1932 y 1972 por los servicios públicos de salud estadounidenses en Alabama, que consistió en infectar de sífilis a unos 600 negros presos que no recibieron tratamiento alguno.

Respecto de este malévolo estudio, el ex presidente Hill Clinton ofreció una disculpa a las víctimas y sus deudos, tan insuficiente y tardía como la que ayer pronunció el actual gobierno al final del cual solo unos 70 presos continuaban con vida.

Otros ejemplos que han quedado en evidencia fueron los llevados a cabo en la ilegal cárcel en Guantánamo, que aunque considerados ilegales, la continuidad de tales prácticas puede observarse hasta años recientes e incluso hoy.

Son significativos, al respecto, los casos documentos de prisioneros de guerra, en oportunidades acusados ilegalmente a experimentos con fármacos durante su cautiverio.

Grupos defensores de los derechos humanos denuncian que la Oficina de Servicios Médicos de la CIA realizó, “experimentos con detenidos bajo custodia estadounidense y, en el proceso, probablemente violó regulaciones federales”. No se nos pierda de la memoria.



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Alejandro Rojas Espinosa. Editoras: Liannis Mateu Francés - Yaicelín Palma Tejas. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015