• Tuesday, 14 de July de 2020
  • Una cadena interminable

    2011.08.11 - 10:58:26 / web@radiorebelde.icrt.cu / Ariel Larramendi


    La combatividad de los estudiantes de Chile ha motivado innumerables expresiones de solidaridad, como esta manifestación en Buenos Aires.Foto: Reuters

    La Habana, Cuba.- Los eventos que se suceden casi seguidamente en los países capitalistas, tienen, en opinión de muchos especialistas, una conexión que va más allá de las protestas en la búsqueda de reivindicaciones particulares.

    Esos analistas consideran que esta crisis global del capitalismo neoliberal ha puesto de manifiesto que la clase política dirigente, se ha desconectado de las aspiraciones de las grandes masas de población.

    Así, la disposición de más privatización en la educación chilena, ha conseguido sacar a las masas estudiantiles en protesta a las calles, y en esencia es la misma lucha que mantienen los indignados en la Puerta del Sol de Madrid, en las calles de Grecia, en Tothenhan y otros barrios de Londres o en las plazas de las ciudades israelíes, esta última con sus características propias de dinámica colonial y el apartheid antipalestino interno.

    En el caso particular de Israel, la clase dominante puede tratar de resolver sus dificultades a costa de los palestinos o de una nueva guerra contra los vecinos árabes.

    Los estudiantes chilenos que nacieron y han desarrollado su vida después de la dictadura de Augusto Pinochet, habían gozado de cierta transparencia de gobierno sucesivos, pero el actual de corte neoliberal de Sebastián Piñera, considera que la educación puede ser privatizada sin límites.

    Los estudiantes en Chile protestan contra esa imposición neo liberal que ve a la educación como un bien de consumo y no como un derecho ciudadano.

    Y, si se reduce esta ecuación, el problema estriba que los gobiernos, y la clase política que los dirige, de cualquier partido, pretende y, por consiguiente legisla, para que sean los sectores más empobrecidos la que pague las consecuencias de la crisis en sus respectivos países.

    Asimismo, los recortes de programas sociales en Grecia y España, para satisfacer las exigencias de las instituciones supranacionales como el Fondo Monetario Internacional, FMI y del Banco Central Europeo en función de otorgarles créditos a esos países, sólo sirven para seguir desangrándose en modelos neoliberales que no satisfacen las necesidades de sus ciudadanos.

    Cada paquete implica condiciones nuevas y más onerosas para los países deudores.

    Las propias políticas financieras están volviendo más difícil que estos países paguen sus préstamos.

    Entonces otros países de débiles estructuras para el pago de sus deudas seguirán esta cadena que conspira contra los trabajadores.

    Ahora el turno es de Gran Bretaña. El barrio de Tottenham tiene la tasa de desempleo más alta de Londres, una composición étnica multicultural y uno de los focos más importantes de bandas juveniles.

    Pero es en esas circunstancias donde prende la chispa como en la paja seca, y como se ha visto se traslada a otros barrios y ciudades en este caso del Reino Unido.

    Aunque los gobiernos puedan estar dispuestos a infligir a su población cualquier privación y penuria que las organizaciones financieras internacionales  requieran, los movimientos populares las están convirtiendo un proceso cada vez más violento.

    En definitiva los gobiernos en estos países se verán obligados a reconocer que deben considerar a la opinión pública y no simplemente aceptar los dictados de los organismos financieros internacionales. Así de sencillo.


    ENLACES EXTERNOS
    Radio Cubana
    ICRT
    Granma
    © Radio Rebelde - 2020
    © Radio Rebelde - 2020