Framboyán o flamboyán: singular sombrilla roja

2019-07-19 14:13:01 / web@radiorebelde.icrt.cu / Lucía Sanz Araujo

Framboyán
Fotos de la autora

Basta caminar por estos días por las calles o avenidas de La Habana (también por otras ciudades y por supuesto el campo cubano) para llenarnos con la alegría de su vistoso colorido y por qué no, para guarecernos del sol bajo de su copa en forma de sombrilla, ahora florecida y roja. Sin duda alguna, el framboyán o flamboyán (Delonix regia) nos transmite una sensación única.

Aunque muchos piensen que es propio de la mayor de las Antillas, este, uno de los árboles más exuberantes y hermosos de los trópicos, es originario de Madagascar, y pertenece a la familia Caesalpiniaceae.

La Unión Mundial para la Naturaleza lo clasifica como vulnerable, esto significa que está amenazado a largo plazo. Sin embargo, esta especie tiene características de invasora en varios países.

Alcanza entre 8 y 12 m de altura, a veces más; crece con rapidez y muy pronto forma una copa parecida a una sombrilla. El tronco, de forma irregular, ramifica a muy poca altura sobre el suelo. Sus hojas miden de 30 a 50 cm de largo. Durante los periodos de sequía pierde las hojas —aunque en condiciones menos rigurosas es perennifolio—.

Framboyán

Su fruto es característico de las leguminosas: una vaina leñosa y aplastada, de unos 65 cm de largo por cinco de ancho; de color castaño oscuro. Las semillas, pequeñas, pesan alrededor de 0,4 g.

En cuanto a sus vistosas flores de color rojo anaranjado, con cuatro pétalos de hasta 8 cm de largo y un quinto, llamado estandarte, más largo y manchado de amarillo y blanco, resultan inconfundibles. Debe saber que el framboyán es la flor nacional de Haití, San Cristóbal y Nieves, Anguila y San Martín.

Requiere de un clima tropical para sobrevivir, aunque puede tolerar la sequía y salinidad. Muy sensible al frío; necesita mucho sol y temperaturas suaves para florecer con abundancia.

Ornamento en avenidas, parques y jardines por su espectacular floración de color rojo intenso, se emplea para combatir el reumatismo. Existe una fórmula trinitaria que consiste en machacarlo con jengibre y aguardiente de caña, para usarlo en fricciones y, simultáneamente, tomarlo en cocimiento.

Sus vainas son usadas en el Caribe como instrumentos musicales; pintadas de rojo, sirven de marugas o acheré y con ellas se llama a Oyá, diosa u oricha del cementerio en las religiones afrocubanas.

En algunos países de América Central se conoce como malinche; en Argentina y Paraguay, chivato; en Colombia y Honduras, acacia roja; en El Salvador, árbol de fuego; en Dominicana, Cuba, Puerto Rico, el sureste de México y Canarias, flamboyán o fraboyán; en el centro de México, tabachin. En la India, gulmohar.

Por último, una curiosidad: su denominación de framboyán constituye una corrupción de la palabra francesa flamboyant, que significa llama incandescente.





Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Alejandro Rojas Espinosa. Editoras: Liannis Mateu Francés - Yaicelín Palma Tejas. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015