• Thursday, 02 de July de 2020
  • Framboyán o flamboyán: singular sombrilla roja

    2019-07-19 14:13:01 / web@radiorebelde.icrt.cu / Lucía Sanz Araujo


    Framboyán
    Fotos de la autora

    Basta caminar por estos días por las calles o avenidas de La Habana (también por otras ciudades y por supuesto el campo cubano) para llenarnos con la alegría de su vistoso colorido y por qué no, para guarecernos del sol bajo de su copa en forma de sombrilla, ahora florecida y roja. Sin duda alguna, el framboyán o flamboyán (Delonix regia) nos transmite una sensación única.

    Aunque muchos piensen que es propio de la mayor de las Antillas, este, uno de los árboles más exuberantes y hermosos de los trópicos, es originario de Madagascar, y pertenece a la familia Caesalpiniaceae.

    La Unión Mundial para la Naturaleza lo clasifica como vulnerable, esto significa que está amenazado a largo plazo. Sin embargo, esta especie tiene características de invasora en varios países.

    Alcanza entre 8 y 12 m de altura, a veces más; crece con rapidez y muy pronto forma una copa parecida a una sombrilla. El tronco, de forma irregular, ramifica a muy poca altura sobre el suelo. Sus hojas miden de 30 a 50 cm de largo. Durante los periodos de sequía pierde las hojas —aunque en condiciones menos rigurosas es perennifolio—.

    Framboyán

    Su fruto es característico de las leguminosas: una vaina leñosa y aplastada, de unos 65 cm de largo por cinco de ancho; de color castaño oscuro. Las semillas, pequeñas, pesan alrededor de 0,4 g.

    En cuanto a sus vistosas flores de color rojo anaranjado, con cuatro pétalos de hasta 8 cm de largo y un quinto, llamado estandarte, más largo y manchado de amarillo y blanco, resultan inconfundibles. Debe saber que el framboyán es la flor nacional de Haití, San Cristóbal y Nieves, Anguila y San Martín.

    Requiere de un clima tropical para sobrevivir, aunque puede tolerar la sequía y salinidad. Muy sensible al frío; necesita mucho sol y temperaturas suaves para florecer con abundancia.

    Ornamento en avenidas, parques y jardines por su espectacular floración de color rojo intenso, se emplea para combatir el reumatismo. Existe una fórmula trinitaria que consiste en machacarlo con jengibre y aguardiente de caña, para usarlo en fricciones y, simultáneamente, tomarlo en cocimiento.

    Sus vainas son usadas en el Caribe como instrumentos musicales; pintadas de rojo, sirven de marugas o acheré y con ellas se llama a Oyá, diosa u oricha del cementerio en las religiones afrocubanas.

    En algunos países de América Central se conoce como malinche; en Argentina y Paraguay, chivato; en Colombia y Honduras, acacia roja; en El Salvador, árbol de fuego; en Dominicana, Cuba, Puerto Rico, el sureste de México y Canarias, flamboyán o fraboyán; en el centro de México, tabachin. En la India, gulmohar.

    Por último, una curiosidad: su denominación de framboyán constituye una corrupción de la palabra francesa flamboyant, que significa llama incandescente.


    Envía tu comentario
    • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
    • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
    • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.

    ENLACES EXTERNOS
    Radio Cubana
    ICRT
    Granma
    © Radio Rebelde - 2020
    © Radio Rebelde - 2020