La ruda, una planta que la rodea el misterio

2019-03-14 14:43:58 / web@radiorebelde.icrt.cu / Teresa Valenzuela García

 La ruda, una planta que la rodea el misterio

En América, la ruda era usada por las comunidades aborígenes para hacer hechizos de amor; aseguraban que luego de poner una rama a la luz de la luna y entregarla al amado, se podría conquistar su corazón para siempre.

Algunas creencias consideran que los chinos la usaban para contrarrestar los malos pensamientos. Los magos celtas decían que la ruda era una defensa contra los hechizos, además de emplearla para sanar enfermos. Tuvo un carácter sagrado para los hebreos y egipcios, quiénes afirmaban que la ruda era un don de sus dioses.

Lo cierto es que la ruda se emplea para reducir el estrés y la ansiedad. Si empieza a marchitarse puede deberse a que está absorbiendo las malas energías del ambiente. Es una planta perenne del grupo de las aromáticas, con hojas de color verde amarillentas y flores pequeñas. Habita en zonas secas. Está presente en muchas casas o huertas porque su aroma fuerte aleja los insectos de los cultivos; necesita bastante sol y algo de riego.

 La ruda, una planta que la rodea el misterio

No se debe de plantar en un lugar donde pasen los gatos, o bien puede ser un excelente remedio casero para que no hagan sus necesidades en ciertos sitios; también sirve para espantar a los sapos.

Algunas de las propiedades de la ruda: tonifica las arterias; protege los vasos capilares y refuerza sus paredes; trata várices, edemas y otros problemas circulatorios; evita hemorragias internas; tiene logros digestivos; evita la pesadez estomacal y el ardor de estómago; reduce los gases y la indigestión; estimula la función biliar. Se aconseja consumir siempre después de una abundante comida.

Sirve para tratar cólicos, diarreas y espasmos estomacales; favorece la menstruación, al aumentar la circulación sanguínea en el útero, por lo tanto no es recomendada en el embarazo porque puede causar abortos; se emplea para reducir el nerviosismo y el insomnio, debido a sus efectos sedantes. Calma el dolor cuando hay golpes o distensiones, reduce la inflamación en las enfermedades reumáticas o la artritis; permite adelgazar y estimula la liberación de ácidos grasos y tejido adiposo.

 La ruda, una planta que la rodea el misterio

Ruda o siempreviva es muy conocida en Cuba, tiene como nombre científico Ruta graveolens, linneo y se considera una de las plantas medicinales más célebres en el mundo desde la antigüedad. Se le han atribuido numerosas virtudes mágicas, espirituales y medicinales.

La infusión es efectiva en el tratamiento de la dispepsia nerviosa y trastornos leves del sistema digestivo. Es antiespasmódica, diurética, estimulante, útil en caso de histeria, amenorrea y como tónico digestivo.Además, resulta útil en la curación del cáncer en la piel, de la soriasis y el vitíligo. Se ha demostrado que fortalece la pared capilar y disminuye la presión sanguínea y que el aceite posee efecto antinflamatorio, sedante y vermífugo.

Se prepara un té de ruda usando unas 12 hojas de la planta por cada litro de agua. Se hierve y deja reposar durante diez minutos, luego se cuela y bebe hasta dos tazas por día.
 





Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre. Editoras: Liannis Mateu Francés - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Comunity Manager: Alejandro Rojas. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015