Chorro de Maíta... de la semilla, al presente

2011.11.29 - 09:09:45 / web@radiorebelde.icrt.cu / Aroldo García Fombellida

Chorro de Maita, Holguín, Cuba

Holguín, Cuba.- Cuando se transita por la magnífica y recién reconstruida carretera entre la ciudad de Holguín y la mundialmente conocida playa de Guardalavaca, justamente a la entrada del balneario, aparece la señalización correspondiente para informar que se comienza a transitar a través del municipio de Banes, y se añade un calificativo complementario, “Capital Arqueológica de Cuba”.

En realidad, ni rimbombante ni iluso es el término, y para demostrarlo, basta seguir el recorrido, por la misma carretera, y solamente unos cinco o seis kilómetros después, ya rumbo a la ciudad de Banes, el viajero tendrá ante su vista una información mayor… “Ha llegado usted al Chorro de Maita”…

Comienza entonces una aventura, que transita y se adentra, primero, en el Cerro de Yaguajay a través de un camino de terraceo que delata el caliche en su conformación principal, o sea, esa “tierra” blanca y brillante, que por cierto, abunda en la región de Banes. A los lados ha ido creciendo un asentamiento poblacional durante los años más recientes, hasta llegar a lo que un día, ya lejano en el tiempo comenzó a llamarse El Chorro de Maita denominación justificada a partir de tener su origen en el terreno de una antigua finca, perteneciente a una mujer conocida por “Maita”, y donde como capricho y regalo de la naturaleza, brotaba, y brota, un caudaloso manantial, unos años después convertido en base de una conductora que traslada el agua hasta otros sitios necesitados, algunos de ellos, bien lejanos por cierto.

En realidad, ni el manantial, ni la finca de Maita, ni incluso el privilegiado entorno, con una especie de balcón natural, debido a su altura, desde donde se domina visualmente una extensa panorámica  de la cercana costa atlántica y sus alrededores, hasta el horizonte marino, constituyen causas ni efectos para avalar el verdadero impacto  que significa visitar el lugar, al que acuden cada año miles de cubanos y personas provenientes de infinidad de países de todo el mundo, pues el sitio, hace tiempo está incluido en las principales cartas informativas de la industria turística cubana.

Aunque por esta zona  laboraron  los primeros investigadores arqueólogos allá por los años alrededor de mil novecientos treinta, las más fuertes investigaciones cobraron fuerza hacia 1975 en adelante, gracias a un prestigioso científico cubano ya fallecido, el Doctor José M. Guarch, quien, con un reducido grupo de colaboradores, incluyendo sus hijos y esposa, descubrió evidencias impresionantes, como para demostrar resueltamente, la altísima presencia aborigen en la zona.

Y tantos fueron sus hallazgos, que hasta un cementerio encontraron, con cerca de doscientos enterramientos, entre ellos un europoide, tan importante, para presentes y futuras investigaciones, que se decidió dejarlo todo en el sitio exacto del  descubrimiento, como un Museo in Situ, completado con una edificación donde se atesoran y muestran, tal como se encontraron, tributos funerarios, objetos domésticos utilizados en faenas de pesca, caza, confección de alimentos, y hasta adornos confeccionados algunos de ellos con valiosos materiales, incluyendo oro.

Pero el Chorro de Maita, no es solamente un sitio para observar la muerte pasada, es más, su justa dimensión integral la alcanza  solo con cruzar el blanco camino, frente al cementerio y museo. Allí, sencillamente late la vida.

Reproducida a escala natural, se encuentra una aldea taína con 38 esculturas humanas, y el logrado entorno de sus viviendas, como caneyes, sitios de labranza, cocinas, piezas, utensilios, bajareques, un “vara en tierra”, y hasta objetos de juego y recreación, completados con las vestimentas y los abalorios exactos que logran recrear el ambiente, de lo  que pudo ser un día cualquiera, hace más de cinco siglos, para una familia de la etnia aruaca. El valor estriba en el hiper-realismo logrado por los artistas holguineros Argelio Cobiellas, padre e hijo, y Lauro Echavarría Osorio, pues las esculturas humanas detallan, incluso, hasta la deformación craneana, la perfilación del rostro y el rápido envejecimiento de aquel grupo humano que a los 45 años de edad ya era anciano.

Se trata del primer cementerio aborigen de agricultores ceramistas encontrado en Cuba, pero allí la transculturación es notoria. A la presencia de vasijas, adornos, fragmentos de latón y cascabeles españoles, se suman los enterramientos cristianos: extremidades extendidas, brazos cruzados a la altura del pecho, y cráneos que, en su mayoría, no se deformaron.

Chorro de Maíta debió ser, por tanto, un lugar de contacto con otras culturas.
A lo dicho se puede agregar la posibilidad de que también hubiera presencia de culturas mexicanas, y se sustenta en el hecho de encontrarse restos de lo que debió ser una princesa a juzgar por sus atributos: un collar confeccionado con coral rosado, cuarzo, perlas, doradas cuentas bicéfalas y una cabeza de ave tallada igualmente en oro a la que llamaban Inrirri en la mitología aruaca. En las inmediaciones del lugar también se rescató un medallón de cobre, propio de los primeros venezolanos, quienes usualmente lo llevaban a la altura de la rótula y de los hombros.

Todavía hoy, son muchos los enigmas por descifrar en Chorro de Maíta. Pero lo que no admite dudas, es que constituye uno de esos sitios entrañables de la semilla que germinaría en nuestra identidad definitiva, acrisolada por el encuentro en nuestras tierras de representantes de otras lejanas culturas.

Por razón de tal magnitud, no es para pensarlo dos veces cuando exista la posibilidad de recorrer estos cerca de 60 kilómetros que separan a la ciudad de Holguín del Chorro de Maita, en el municipio cubano de Banes, un sitio donde se venera la muerte y se enaltece la vida y la obra de aquellos primeros pobladores de la región, y de Cuba toda, como para sustentar con creces, la seriedad de una frase que complementa la información visual, a la entrada de la conocida playa de Guardalavaca, y la categórica expresión identificativa que se emite cotidianamente desde la Emisora Local, Radio Banes… “Desde la Capital Arqueológica de Cuba”…

Chorro de Maita, Holguín, Cuba

Chorro de Maita, Holguín, Cuba

Cementerio en Chorro de Maita, Holguín, Cuba

Chorro de Maita, Holguín, Cuba

Chorro de Maita, Holguín, Cuba



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.


   Ramon Infante Parra      cgclt01@lt.mfp.gov.cu      Cuba
   07.12.2011 - 5:16 pm
hola , realmente es imprecionante tuve la dicha de visitarlo cuando estaba en la universidad em 2003 , y me encantó . Hermosos recuerdos de un lugar lleno de historia .Saludos

   Glenis Céspedes      glenys35@yahoo.es      España.
   03.12.2011 - 2:06 pm
Desde Santa Cruz de Tenerife...Es una pena. No lo he visitado. Hace mucho no voy a Cuba. Agradesco al Periodista este reportaje.

   Carlos Rafael Dieguez      chekijote@gmail.com      Cuba
   30.11.2011 - 7:52 am
Hace dos años estuve en ese lugar. Vale la pena visitarlo

   Yolemy Almaguer      yolemioro@yahoo.com      Estados Unidos
   30.11.2011 - 7:51 am
Frente a la calle que va para el Chorro de Maita viven mis abuelos por parte de madre. Muy bonito todo el reportaje. Saludos. Yoli

   Yamilé Aliaga Naranjo      yamilealaiaga@radio.icrt.cu      Cuba
   30.11.2011 - 7:48 am
Es un lugar precioso. Yo tuve la oportunidad de visitarlo mientras estudié en la Universidad

   Jorge Pérez El Chapi      chapitovanvan@hotmail.com      Estados Unidos
   30.11.2011 - 7:45 am
Yo participé en la inauguración cuando estudiaba en la escuela Conrado Benítez con el combito que teniamos en la Casa de Cultura de Banes

   Jesus Marichal      jesuitomarichal@gmail.com      Ibiza Islas Baleares
   30.11.2011 - 7:43 am
Ojalá pueda en algún momento visitarlo.Gracias Aroldo

   José O Merino      ecosdelmar13@yahoo.ca      Londres Ing.
   30.11.2011 - 7:41 am
Otra buena crónica del maestro Aroldo García


Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre. Editoras: Liannis Mateu Francés - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Comunity Manager: Alejandro Rojas. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015