Decir Loma de la Cruz... es como decir Holguín

2011.10.03 - 10:57:31 / web@radiorebelde.icrt.cu / Aroldo García Fombellida

Loma de la Cruz en Holguín

Holguín, Cuba.- En el hombro izquierdo del uniforme que identifica a Holguín, defendido por los jugadores de béisbol, en las series nacionales cubanas, aparece la figura estilizada de una escalinata, una torre, una elevación topográfica, y en el centro y parte superior, una cruz. Esa simbología sintetizada así gracias a la maestría de un artista, no es casual.

Como parte indisolublemente ligada a la vida y a la historia de Holguín, a la Loma de la Cruz la avala mucho más de ser solamente un excepcional atributo patrimonial de esta ciudad localizada en la zona oriental de Cuba, a unos 775 kilómetros al este de La Habana. Y es tan cabal su representatividad, que logra superar en mucho a otros posibles elementos y rasgos, no menos identificativos, como son, por ejemplo, los conocidos parques, o aquel antológico borrico bebedor de cervezas que se convirtió en atracción mayor en  uno de los más conocidos centros hoteleros de la región.

Vinculada desde la semilla a esta ciudad, o sea, desde mucho antes de su oficial fundación, está tan relacionada con el desarrollo histórico y social holguinero, que se dice, sin un ápice de absolutismo, que para conocer verdaderamente a Holguín habrá de visitarse siempre primero a La Loma de la Cruz.

Se divisa desde cualquier punto de la ciudad debido a su privilegiada ubicación geográfica al norte, elevada unos 130 metros con relación al valle donde se asienta Holguín.

Tomando de referencia el punto que se considera oficialmente como fundacional, donde se encuentra la plaza o parque de las flores, en los alrededores de la iglesia de San Isidoro, deberán recorrerse unos dos kilómetros en línea recta, transitando Libertad o Maceo, una de las dos calles paralelas que confluyen en la base de la enorme escalinata, ya en la falda de la loma.

Desde allí hasta la cúspide será necesario vencer la friolera de 458 escalones, con unos cuantos descansos en el trayecto, suerte de pequeñas plazoletas intermedias con bancos y pequeños miradores. La escalinata está totalmente flanqueada por torres metálicas que sustentan las necesarias luminarias, para quienes decidan la visita en horario nocturno, por lo regular más fresco y menos agobiante.

Ya en la cima, se aprecia una rotonda vial, con varias entradas, y en su centro, la réplica de lo que fue originalmente un fuerte militar de los colonialistas españoles, construido, según los historiadores, en 1895. La rotonda está circundada por un muro perimetral de concreto, que se completa con varios bancos de estar, para el placentero descanso, y para que sirva además de mirador hacia la ciudad de Holguín, vista, literalmente, a los pies del visitante.

A pocos metros, impacta al viajero, la razón que da nombre al sitio. Allí, junto a una pequeña capilla, una plazoleta con un podio, que se utiliza usualmente como altar, sobre el cual se erige, majestuosa, una enorme cruz de madera, tan enorme, que no resulta difícil, divisar su silueta desde la ciudad.

  
Comillas de Textos
  

En el altar de la cruz se mezclan infinidad de ofrendas, velas encendidas, y objetos pagaderos de promesas religiosas, que por muchos años han tomado a este sitio como centro de veneración".

  

En el altar de la cruz se mezclan infinidad de ofrendas, velas encendidas, y objetos pagaderos de promesas religiosas, que por muchos años han tomado a este sitio como centro de veneración. Es usual presenciar en fechas y jornadas significativas, como la semana santa por ejemplo, llegar al lugar, después de subir los 458 escalones, a personas que desde allí sustentan sus creencias y tributos.

Al hurgar en añejos volúmenes históricos locales quedan al descubierto otras facetas protagónicas de la Loma de la Cruz, principalmente de índole militar, por su dominante ubicación. Baste señalar, como prueba, que durante los albores de la guerra de 1895, las tropas españolas decidieron dotar a la cima de la Loma de la Cruz con aspilleras de tiro, y un fuerte de base cuadrada. También resalta el montaje de un heliógrafo, rudimentario equipo transmisor de señales y mensajes mediante la utilización de espejos, con el cual, se establecía comunicación con Jiguaní y Gibara especialmente.

Más cercano en el tiempo, a mediados de los años 50 del siglo XX, se construyó una carretera hasta la Loma de la Cruz, por la parte norte de Holguín, hasta la salida de San Andrés. Poco después se instalaron allí los primeros equipos transmisores de televisión y de radio, un enclave que se mantiene y se ha ido modernizando, convirtiéndose en uno de los más importantes de toda Cuba. Sus torres fueron totalmente destruidas en septiembre del 2008 debido al devastador paso por la región del huracán Ike, y rehabilitadas poco tiempo después, tras titánicos esfuerzos de  obreros y especialistas de Radio Cuba. Además de los transmisores de televisión, allí radican los equipos de FM de importantes cadenas de radio, entre ellas Radio Rebelde.

Una nueva y trascendental dimensión para la Loma de la Cruz fue el rescate modernista de una vieja tradición religiosa, que cada 3 de mayo, inspiraba  la celebración local de las Romerías, en uno de cuyos actos principales se llevaba en hombros populares una cruz de madera hasta lo más alto de la cima. Allí se mantenía hasta la culminación de las celebraciones anuales.

A mediados de los años 90 del pasado siglo, los jóvenes pertenecientes a la Asociación Hermanos Saiz, instauraron con el mismo nombre de Romerías de Mayo,  una jornada de toda una semana de festejos culturales de diversa índole, todos protagonizados por artistas jóvenes, primero de la localidad, luego de todo el país, y actualmente de decenas de regiones de todo el mundo, para transformarse en un bien llamado Festival Internacional de juventudes artísticas. Lo característico de estas Romerías es que el primer día, precisamente el 3 de mayo, se sube en hombros, por cientos de jóvenes, y a través de la escalinata, una gigantesca réplica  del hacha de Holguín, símbolo oficial de la provincia de Holguín. Se iza, junto a una no menos grandiosa bandera nacional, y preside así los festejos, tal como marcó su antecesora tradicional. El último día, se desata, y se baja en hombros nuevamente, pero entonces es trasladada hasta los edificios nuevos y modernos  localizados al este de la ciudad, y desde ese altar actualizado preside el andar, la vida, y la obra fecunda y nueva de los holguineros.

En fin, no hay equivocación alguna, y mucho menos sobre dimensión simbólica. Decir la Loma de la Cruz, es como decir Holguín.

Loma de la Cruz. Holguín. Foto Roberto Suárez

Loma de la Cruz. Holguín. Foto Roberto Suárez

Loma de la Cruz. Holguín. Foto Roberto Suárez



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.


   Ana Julia Morán Castillo      morancas66@cap.hb.co.cu      La Habana. Cuba
   06.10.2011 - 5:45 pm
Aroldo garcía. Parece, lo que acabo de leer, como si estuviera viendo un preciso documental. Si usted supiera que me considero una especie de amiga secreta suya. Sigo con deleite su labor como excelente periodista de radio rebelde. Pero nunca he podido contactarlo personalmente. Sus crónicas sinceramente me fascinan. Solo una sugerencia, si no lo ha hecho ya. Recopile sus trabajos y publíquelos en algunos libros. Lo agradeceriamos mucho.

   Yohandy Calderón González      johandycg@ce.vc.rimed.cu      Cuba
   05.10.2011 - 10:35 am
Aroldo: Es bueno leer este tipo de trabajo periodístico. Ahondar sobre temas de nuestra cultura y raíces es una manera inteligente de mostrar el camino hacia el conocimiento de lo que somos y podemos construir. Hace aproximadamnte un año y medio visité esta hermosa ciudad de Holguín y pude ver todo lo que hacen los directivo del sectorial de cultura por preservar ese hermoso legado. No podía regresarme a mi Santa Clara sin ver la ciudad desde ese lugar que es "La loma de la cruz". Tengo insólitos recuerdos fotográficos de este lugar tan maravilloso. En verdad fue difícil para mí llegar hasta la cima pero una vez vencido el recorrido sientes a la ciudad de Holguín ante tus pies. Las puestas de sol son únicas para mí desde "La loma de la cruz". Felicidades Aroldo por este trabajo tan meritorio y comunicativo de un lugar tan singular de Holguín que en definitiva es también Cuba.


Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre. Editoras: Liannis Mateu Francés - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Comunity Manager: Alejandro Rojas. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015