El Callejón de Hamel

2010.04.14 - 11:30:57 / web@radiorebelde.icrt.cu

Callejón de Hamel
La Habana, Cuba.- En la pared de una de las entradas del Callejón de Hamel está inscrito: “Yo puedo esperar más que tú, porque soy el tiempo”. Su autor, Salvador González Escalona, es un reconocido artista de la plástica: pintor, muralista, escultor y artesano. Lugar de obligada reunión, para cubanos y extranjeros interesados en palpar uno de los proyectos socioculturales más exitosos de nuestra ciudad. Ubicado en Centro Habana, su funcionamiento satisface las más importantes necesidades culturales del Municipio.

Es en el año 1989 que se adopta para el sistema institucional del Ministerio de Cultura, el estilo de trabajo por Proyectos y Programas de Desarrollo Cultural. Esta asunción implicó reordenar la estructura del sistema de la cultura, en cuanto a misión y visión de empresa. Se trató, ante todo, de la planificación estratégica empresarial con la respectiva segmentación de la dirección por objetivos y resultados esperados. La diferencia era que dicho estilo se aplicaba por primera vez al campo de la cultura, donde era preciso incorporar una nueva mentalidad para la acción comunitaria.

La “comunidad”, deviene término clave, y la atención de sus fuerzas vivas, una prioridad. Activar el ambiente comunitario recurre a la acentuación de las identidades locales, expresadas en grupos, instituciones, generaciones y espacios físicos. Surgen los Talleres de transformación Integral y Consejos Populares, los primeros como su palabra lo indica, dirigidos a transformar la dinámica de los barrios, y los segundos conforman los órganos de representación local.

A raíz de estos cambios, el 21 de abril de 1990 nace, para orgullo de Centro Habana, el Proyecto Sociocultural Callejón de Hamel. Justo el año en que se dificultan las relaciones de Cuba con los países europeos, especialmente luego de la desaparición de la URSS, y el país comienza a transitar por la etapa conocida como período especial.

Callejón de HamelEl primer logro del Callejón fue surgir en un momento de crisis, brindando, desde la cultura, una opción artística, y por ende recreativa, a los habitantes del municipio. Su trabajo se inicia con la plasmación del primer mural con temáticas afrocubanas realizado en las vías públicas de Cuba. Este hecho no es fortuito, sino que expresa la política cultural de Cayo Hueso, como territorio, y atendiendo a las particularidades del barrio, pues, esta zona fue, y es, tradicional asentamiento de los descendientes de africanos. El impacto cultural de su quehacer es dado apreciarlo en todas las manifestaciones artísticas nacionales.

Hablar de Cayo Hueso es evocar, entre otros fantasmas, el del extraordinario tamborero Chano Pozo, y la tradición rumbera que en él descolló, y el del magistral guitarrista Pancho el bravo. También, por supuesto, los de los creadores del feeling, sin los que todo recorrido por nuestra herencia musical, estaría mutilado. Este género nace en el emblemático barrio, de la mano, entre otros, de Ángel Díaz y José Antonio Méndez.
 
El proyecto se dirigió a rescatar estas tradiciones, salvaguardando una fuente esencial de producción musical de la nación. De hecho, ha contribuido a cambiar el mapa cultural del municipio. Propició el corrimiento de la vida cultural de Centro Habana hacia Cayo Hueso, donde el Callejón coexiste con  otras instituciones, proyectos y acciones culturales: La Casa del Niño y la Niña, el Callejón del Poeta, el Proyecto Moros y Cristianos, la Cátedra Che Guevara, el Taller de Transformación Integral, La Tintalla y la Casa del Son de Rosillo. El Callejón ha impulsado, entre todos los actores insertos en la comunidad, una política de colaboración, que excluye la competencia al momento de intervenir en el espacio que comparten, y propicia la articulación de actividades.  

La presencia del Callejón en la esfera internacional, afianza su prestigio entre los actores del territorio. Elías Aseff, promotor cultural del proyecto, me reveló que, en el mes de abril del año en curso, 73 sitios en Internet hacían referencias al Callejón de Hamel. Además, por mi cuenta he constatado, que el proyecto aparece publicado en las últimas Guías Turísticas del 2005 producidas en España, sobre Cuba. El énfasis en la promoción internacional revela uno de los puntales de la sostenibilidad económica del proyecto, cuya autogestión, constituye un ejemplo a tener en cuenta.

Callejón de HamelClaro, el proyecto debe seguir enfatizando en hacer corresponder la política cultural del territorio con sus acciones, y no perder de vista el contexto social inmediato. Hay que puntualizar y seguir insistiendo en lograr que ese inmenso público al cual convoca, sea capaz de apreciar o ver en el proyecto, no solo el espacio de la rumba por antonomasia, sino  el espacio, auténtico, donde se puede venir a debatir y reflexionar con una charla o conferencia.

Mucho se ha hecho en esa dirección, el proyecto ha sido esencial en la reducción de  manifestaciones delictivas en las jóvenes generaciones, al ofrecerles opciones para el empleo de su tiempo libre. Por eso se espera que continúe estimulando y educando a las personas por el camino del bien. Animar al niño de Hamel, ese duende místico que “entra y sale del Callejón y que nadie lo ve”, para que toque el corazón de las personas que se apoderan de lo ajeno.

Al Callejón le acechan incomprensiones, y, a veces, quienes se implican en su accionar, eluden la cuota del necesario sacrificio por la comunidad. Pero son muchos quienes hallan en el proyecto una razón de vida.  Razón que me recuerda una frase que escuché a un amigo rastafari, una tarde de domingo cuando el grupo Iroso Obbá  sonaba sus tambores: “El tiempo será quien diga la última palabra”. Ese tiempo al que se refería mi amigo, comparte con el de Salvador, una característica esencial, y es hacerse visible mediante la creación, el arte y la cultura.

¡Felicidades Callejón de Hamel, te deseamos una eternidad…!
 


(La Jiribilla)



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.


   maria dolores muñoz alaminos      md.m.a@hotmail.com      españa
   22.10.2012 - 6:49 pm
e alegra muchisimo q desde q os visite en el 1990 Savador junto con su esposa y vecinos del callejon hayan conseguido, ser admirados por muchos, e los amamos. besos maria dolores.

   Nekane      nigartiburu@gmail.com      España
   06.01.2012 - 3:51 pm
Me gustaria saber si es posible hacer voluntariado y con quién podría contactar.Pues yo trabajo en Barcelona como educadora en un centro con jóvenes con necesidades sociales y estudio música.Me encantaría colaborar en un proyecto como éste.Muchas gracias!!!


Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre. Editoras: Liannis Mateu Francés - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Comunity Manager: Alejandro Rojas. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015