El Grupo de teatro callejero Gigantería regala alegría a su paso

2017-02-10 08:11:12 / web@radiorebelde.icrt.cu / Teresa Valenzuela García

El Grupo de teatro callejero Gigantería regala alegría a su paso

El grupo de teatro Gigantería muestra un vestuario de llamativos colores; montados sobre zancos de madera, sus integrantes tocan la trompeta, tambores, cantan y recitan poesías. Llevan consigo la alegría que a todos regalan cuando pasan.

Lo integran artistas autodidactas, que alimentan el espíritu de los barrios que visitan, para preservar sus valores identitarios, haciendo teatro en plena calle o en cualquier otra plaza o espacio que requiera de su presencia.

Se presenta a menudo en la Plaza de Armas en la Habana Vieja, y muestran los bailes sobre zancos que trajeron los africanos a Cuba, la presencia en fiestas callejeras de una extensa galería de personajes fantásticos, la costumbre de pedir el aguinaldo, la animación de muñecos de grandes dimensiones, a interpretación de la conga que contagia y alegra.

Llevan más de 10 años juntando voluntades y forman parte de la labor que realiza la Oficina del Historiador de la Ciudad en la parte más antigua de la Habana; allí también ayudan a mantener vital el patrimonio intangible de esta zona, la riqueza espiritual de sus habitantes. Acaparan la atención de todos.

El Grupo de teatro callejero Gigantería regala alegría a su paso

El encuentro con ellos puede suceder en cualquier calle del mencionado territorio. Los acompaña la risa de los niños y el sonido de una trompeta china que anuncian que se acercan los gigantes. Después llegan, dispuestos a que todos sean felices, al menos por un rato.

Son una familia de artistas que preserva valores culturales que definen la espiritualidad de quienes transitan, trabajan o habitan en la antigua Villa de San Cristóbal de La Habana.

Cinco de los fundadores de Gigantería provenían de Chispa, un proyecto de investigación teatral conducido por Vicente Revuelta en Teatro Estudio entre 1997 y 1999. Durante este período, Revuelta, sin dudas uno de los principales artífices de la renovación de la escena cubana de los últimos 50 años, realizó sus dos últimas puestas en escena.

“La finalidad del proceso no apuntaba únicamente a la conclusión formal de estos espectáculos (pues los montajes eran una justificación más para implicar a los integrantes del grupo en una experiencia comunitaria): ante todo no se acercaban al teatro como destino y como acto. Vicente parecía más interesado en la espiritualidad que en la técnica del teatro, sembrando en ellos una de sus obsesiones personales más radicales: la necesidad del trabajo en grupo”, recoge el sitio Ecu Red.

El Grupo de teatro callejero Gigantería regala alegría a su paso

“El sueño de la comunidad germinó y floreció en Somos la Tierra, nombre del proyecto que continuaron algunos de los integrantes de Chispa cuando ésta pareció extinguirse. Combinaban la exploración de los espacios urbanos y el deseo de realizar acciones a favor de la Madre Tierra. Utilizaban lemas de este tipo: Es necesario propagar la conciencia ecológica sobre la inconciencia”.

La historia del Grupo recoge en otros documentos consultados, que como norma de acción se vinculaban a otros proyectos con búsquedas artísticas afines. Esto explica su relación con otro grupo llamado Tropazancos, que organizaba un festival de Teatro Callejero desde la Casa de la Cultura del Cerro, y con Cubensi, que entre otras acciones coordinaba un taller permanente para la enseñanza de los zancos en la Casa de la Cultura de Centro Habana.

El Grupo de teatro callejero Gigantería regala alegría a su paso

Los zancos fueron el detonante de las primeras búsquedas callejeras, pero con el paso de los años se fueron perfilando otros campos de investigación empírica: los malabares con pelotas o clavas, las habilidades con fuego (principalmente con soga, bastones y cadenas), la técnica del clown, así como también el uso de la voz y la plasticidad corporal.

La gente disfruta su presencia y se suma al espectáculo; los niños con sus padres, vecinos de los lugares adonde llegan se van tras ellos con una amplia sonrisa que les moviliza el alma, al ritmo de sus acrobacias, malabares y bailes.



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre. Editoras: Liannis Mateu Francés - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Comunity Manager: Alejandro Rojas. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015