El Parque... y la Periquera

2012.01.30 - 11:04:13 / web@radiorebelde.icrt.cu / Aroldo García Fombellida

Parque Calixto García, Holguín.

Holguín, Cuba.- “Usted pasa por el parque?”… “llegó hasta el parque”. En uno u otro sentido para los holguineros, ambas frases, se refieren al mismo sitio. Sí, porque aunque a Holguín se le denomina justamente Ciudad Cubana de los Parques y solo en el centro histórico, por ejemplo, se localizan unos cuantos, digamos que más de diez, todos con características propias y muy singulares, cuando un holguinero dice “el parque” se estará refiriendo inequívocamente al Calixto García.

Tal es el arraigo de esta explanada, delimitada por las cuatro calles más céntricas actualmente, conocidas, y siempre colmadas en la ciudad; Maceo, Libertad, Martí, y Frexes. El enorme parque que alguna vez lejana fue la Plaza de Armas de Holguín, y también la Plaza de Isabel II.

Retretas nocturnas con la Banda Municipal de Conciertos, remanso en atardeceres para el encuentro de amor o amistad, inmensa senda de pulidos mármoles para “cortar camino” cuando apremia el tiempo, pista ideal que atrae a velocípedos, carriolas, y otros juguetes de rodar. Parque sin edades, porque es igual de niños, de adolescentes y de ancianos. Confluencia exacta para las tertulias de viejos amigos y nostálgicos temas, y hasta regazo donde enamorados, patriotas, deportistas, combatientes y profesionales universitarios recién titulados, entregan juramentos, y flores frescas, al mas holguinero de los nacidos entre los ríos Jigüe y Marañón, pues allí está, en el centro mismo, la impresionante estatua del Lugarteniente General Calixto García Iñiguez, General participante en tres guerras por la independencia nacional de Cuba.

Pocos pudieran dudar que con tales atributos se pueda desdeñar como símbolo de la ciudad de Holguín ese entrañable parque, solo que, la gran mayoría de los lugareños le agregaría también un sitio complementario, como para conformarlo en uno solo, muy cercano, y con amplia relación, físicamente separado solamente por unos pocos metros, los que ocupa precisamente la calle Frexes.

La referencia es, lógicamente, a la no menos emblemática “Periquera”, ese lugar tan célebre, copado de capítulos históricos, indisolublemente relacionado con Holguín, y los holguineros. Un vetusto edificio declarado Monumento Nacional, por dos avales trascendentes; sus valores arquitectónicos, y su estrecha vinculación con el acontecer local desde el día de su inauguración, hasta la actualidad. No es casual que allí radique desde hace algunos años, el Museo Provincial de Historia.

La Periquera, Holguín, CubaLa Periquera fue la casa de Gobierno para esta región de Cuba durante más de 100 años, a la vez que vinculada desde sus inicios a la lucha independentista.

Puede decirse sin equívocos, que los acontecimientos históricos y culturales más relevantes ocurridos en Holguín durante la colonia y la seudorepública sucedieron entre las paredes y muros de esta edificación, que, construida para residencia y comercio del español Francisco Rondán, desde la primera piedra en 1860 hasta su terminación ocho años después, pasó a ser, en poco tiempo, el escenario más importante de la ciudad.

Ahora bien, la pregunta que “se cae de la mata“, como decimos los cubanos, gira hacia la génesis del calificativo “Periquera”. Fue el 30 de octubre de 1868 al desarrollarse un ataque de las tropas mambisas dirigido por el mayor Julio Grave de Peralta y el dominicano Luís Marcano que se comienza a llamarle así. Durante ese ataque específico al almacén de Rondán en Holguín, la mayor parte de los defensores eran Voluntarios al servicio de España, quienes vestían uniformes donde predominaban los colores rojo y amarillo, con cintas verdes, tonos predominantes en la bandera española, pero igual, colores de identificación principal en esos graciosos animalitos.

Definitivamente se acuña la denominación al gritar los integrantes del ejército libertador cubano a los soldados españoles, ¡Salgan de la jaula pericos!.

Después del sitio de Holguín, su propietario, considerado la persona más acaudalada en la región, reclamó al gobierno español las pérdidas infligidas a su hogar en unos 12 mil pesos oro. Poco después decidió irse a residir a Gibara. Las autoridades hispanas reconstruyeron los daños y alquilaron a los hijos del antiguo propietario el ala izquierda del inmueble para Casa de Gobierno.

Por cierto, La Periquera, fue nuevamente atacada por los insurrectos cubanos en 1872, cuando ya ocupaba instalaciones de Gobierno local, pero en esa ocasión por tropas al mando del generalísimo Máximo Gómez y del Mayor General Calixto García Iñiguez.

Con el paso de los años, y hasta muy reciente en el tiempo, los notables valores arquitectónicos de la impresionante edificación, exponente de un refinado estilo neoclásico, mas su privilegiada ubicación frente a la Plaza de Armas, actual Parque Calixto García, propiciaron que fueran aprovechados sus locales para comercios, entre ellos tiendas mixtas, cafés, cines en la planta baja y en la alta, escuela de ajedrez, biblioteca pública, ballet y enseñanza elemental y como salón de exposiciones.

El 10 de Octubre de 1978 fue declarada Monumento Nacional y Museo Provincial de Historia. Como Museo Polivalente muestra en sus salas la historia de la localidad desde las culturas precolombinas hasta la actualidad. Se muestran también obras de arte de pintores y artistas de prestigio internacional. En un sitio preferencial se guardan celosamente, el automóvil, armas, y otros objetos utilizados en la operación comando realizada por efectivos del Movimiento 26 de Julio para ajusticiar, en plena calle, al asesino Fermín Cowley, oficial de alto rango, radicado en el Regimiento local perteneciente a la tiranía de Fulgencio Batista.

El patio morisco de la Periquera se abre como escenario a encuentros de poesía, música, baile e historia. Se recuerda, recientemente, la presentación allí, de manera muy especial y por su propio autor, Ignacio Ramonet, del libro entrevista “Cien horas con Fidel”.

Preciso es destacar que en uno de sus salones principales, colmado de banderas cubanas, todas de regia historia, se celebran ceremonias solemnes relacionadas con la localidad.

Por Resolución No. 129 con fecha 24 de noviembre de 1990, la Asamblea Municipal del Poder Popular aprobó que la réplica de uno de los aldabones de la puerta de acceso a la Periquera, pieza que posee un alto valor artístico, concebida en hierro forjado, con la imagen de un rostro femenino, como un conjunto que responde al estilo neoclásico, fuera el símbolo de la ciudad de Holguín, que desde ese momento, y hasta el presente, se entrega en ceremonias solemnes, a relevantes personalidades nacionales o extranjeras. El aldabón de la Periquera, cuya hermosa réplica se debe a la escultora Caridad Ramos, simboliza la amistad.

  
Comillas de Textos
  

Desde el triunfo de la Revolución Cubana en 1959, el edificio, y su entorno, tomaron una trascendental dimensión. Primero, el propio Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz realiza su primera aparición ante los holguineros desde uno de sus balcones, el 26 de Febrero de 1959, pues al pasar por la ciudad la Caravana de la Libertad, en los primeros días de enero, no había sido posible el encuentro, por la premura del paso, las altas horas de la madrugada, y la necesidad de llegar a La Habana cuanto antes".

  

Desde el triunfo de la Revolución Cubana en 1959, el edificio, y su entorno, tomaron una trascendental dimensión. Primero, el propio Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz realiza su primera aparición ante los holguineros desde uno de sus balcones, el 26 de Febrero de 1959, pues al pasar por la ciudad la Caravana de la Libertad, en los primeros días de enero, no había sido posible el encuentro, por la premura del paso, las altas horas de la madrugada, y la necesidad de llegar a La Habana cuanto antes.

Esa calle, entre la Periquera y el Parque, fue desde entonces, y hasta la terminación de la Plaza de la Revolución, en su sitio actual al este de la ciudad, el escenario de los grandes actos revolucionarios, desfiles de obreros y estudiantes. Aun hoy, las principales presentaciones artísticas toman este sitio como escenario ideal.

De manera permanente en esa explanada, la calle, y el parque por extensión, se celebran las acciones principales de eventos que marcan la vida de los holguineros, y trascienden sus fronteras, como son las Semanas de la cultura local, y las ya internacionales Romerías de Mayo, entre otras.

Como para completar el singular entorno que ofrecen la Periquera y el Parque Calixto García, se encuentran el vetusto y siempre entrañable reloj público de la ciudad de Holguín, ante el cual, miles de lugareños alzan la vista cada día, desde hace años, una emisora radial, un recinto cinematográfico, y varios centros de servicios, que en conjunto, solazan la vida de cuantos desandan este pedazo hermoso de la Ciudad Cubana de los Parques.

A pocos metros, sin tener que alejarse del centro de atención principal, señorean otras instalaciones que llenan en suma de aciertos cualquier expectativa del visitante o el residente perenne; el Teatro Suñol, la Biblioteca provincial, La Casa de la Música Popular, una Sala de Exposiciones y Centro de Arte, una Casa de la Cultura, la de la Trova Faustino Oramas, un Centro de comunicaciones, varios restaurantes y cafeterías, y hasta un Club de ambiente juvenil.

Hay realmente como para escoger. Pero la razón convincente de su conquista plena hacen emerger triunfadores de todo intento competitivo a La Periquera, y al Parque Calixto García. Para la edificación, una imprescindible referencia, cualquiera que fuese la causa para bautizarle "La Periquera"… igual para la apacible explanada de mármoles, acero, concreto, luminarias, y árboles, que antes fuera Plaza de Armas, y hoy Parque que lleva el privilegio de perpetuar el nombre glorioso de su paladín mayor, Calixto García, lista siempre para citas, enamorados, patriotas, juegos infantiles, tertulias, y el paso apresurado de visitantes y lugareños. Para las dos, agradecimiento y veneración infinita.

Y conste, si alguna vez llega a Holguín y escucha estas frases… “Usted pasa por el parque?”… “llegó hasta el parque”… no hay equivocaciones posibles, tome usted esa ruta, que en pocos minutos será también uno más de tantos miles, y hasta millones, que alguna vez disfrutaron en Holguín…”. Del Parque, y la Periquera”… como dice un antológico y pegajoso estribillo de una vieja melodía interpretada con acierto por la legendaria Orquesta de los Hermanos Avilés.

La Periquera, Holguín, Cuba

Parque Calixto García, Holguín, Cuba



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre. Editoras: Liannis Mateu Francés - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Comunity Manager: Alejandro Rojas. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015