El santiaguero y su ciudad

2012.03.23 - 17:03:06 / web@radiorebelde.icrt.cu / Carlos Sanabia Marrero

Catedral de Santiago de Cuba

Atendiendo a su posición geográfica, la ciudad de Santiago de Cuba se localiza en la parte sur oriental de la isla a más de 900 kilómetros de la capital, con el Mar Caribe al sur y rodeada por un cinturón de montañas, todas formando parte integral de la principal cadena montañosa de Cuba: la Sierra Maestra.

Tres elementos fundamentales ofrecen la verdadera imagen de esta ciudad: su ubicación, el caluroso clima y la sencillez y hospitalidad de su gente, decidida siempre a la consagración del sacrificio.

Santiago hechiza por la estrechez de sus calles y callejuelas coloniales, con viejos balcones y barandas de madera… de rejas salientes y techos de tejas sobre pesadas cornisas.

Pero tiene también otros fascinantes atractivos: las escalinatas, las cuestas hermosas, los museos de fama mundial, el genuino son de Miguel Matamoros, su ron inigualable, la gracia y andar de sus doradas mujeres y sus tradicionales carnavales… Todo, recibiendo las espumosas caricias del Mar Caribe.

Se dice que el santiaguero es la persona que más se parece a su ciudad y su ciudad a él y hay quienes como la historiadora Olga Portuondo y también el historiador y conservador de esta urbe, el Arquitecto Omar López, van más lejos, al compartir que el santiaguero es doblemente cubano.

Se sabe que, hasta los comienzos del siglo XX, a Santiago se le llamaba Cuba, costumbre que todavía perdura en personas de mayor edad, entonces un santiaguero es doblemente cubano.

Para mejor definir al santiaguero es mejor que se conozca un poco su historia, y es que la ciudad, desde que fue fundada por el Adelantado Diego Velásquez el 25 de julio de 1515, no ha dejado de mirar hacia un Caribe que aquí muestra su impronta.

Si el visitante es observador, se percata, de inmediato, cómo Santiago se halla rodeado de imponentes alturas que dominan el paisaje y están presentes en la necesidad espiritual y la nostalgia de sus habitantes. La ciudad misma se levanta sobre terreno ondulado y terrazas, que casi siempre, sorprende al caminante. Tal vez por esto, el santiaguero tiene una manera peculiar de andar, nada distante de la acción que da comienzo al baile, y cuando por las calles arrolla en la conga, marcha marcando el compás.

El tipo santiaguero por antonomasia es el mulato, en correspondencia con el proceso de hibridación sistematizado desde el siglo XVI. Este es también un resultado cultural criollo: una básica presencia hispana ennoblecidas por araucos y congos, y por todos aquellos europeos, africanos y asiáticos que transitaron por ese alucinante mar mediterráneo que es el Caribe, para instalarse en el sudoriente de la Mayor de las Antillas.

El santiaguero es reconocido por su gentileza y buen trato. Durante varios siglos Santiago desempeñó la capitalidad de la región oriental, allí donde la identidad de lo cubano tiene su más depurado asiento cultural, raíces hincadas en lo profundo de la vida rural, de la montaña. También es expansivo y comunicador, pero ¿cómo no hacerlo?, con la calidez de su clima y lo explosivo de su paisaje.

Disfruta de un legítimo orgullo por la intensidad de su devenir y por su relevante desempeño en la historia de la formación nacional. Su acervo civilizador ha fomentado la participación en el progreso del archipiélago cubano a favor de las causas populares. No por casualidad quien mejor lo encarna es Antonio Maceo Grajales.

Si el santiaguero es alegre, gusta del ron, goza a plenitud de la apoteosis de sus carnavales, en nada desdice de los atributos anteriores. Su sensibilidad para la música le ha permitido contar con excelentes y connotados compositores e intérpretes. El son, la guaracha y el bolero hoy recorren el mundo para placer de todos, como legado criollo a la armonía universal.

Cualquiera que sea el color de su piel, no hay santiaguero que pueda resistir el movimiento de los pies cuando suenan los cueros y la corneta china. Y como lleva el ritmo en sus entrañas, su forma de hablar y gesticular lleva el ritmo de la melodía.

Francos y abiertos, acogerán siempre al amigo con la hospitalidad propia de estas tierras caribeñas, fieros y rebeldes serán por tradición cuando se trata de defender su idiosincrasia.

Así son los hijos de esta patriótica ciudad, Rebelde Ayer, Hospitalaria hoy y Heroica siempre, que ahora abre sus puertas para con afecto y respeto, dar la bienvenida a su Santidad el Papa Benedicto XVI y con la amistad que nos caracteriza estar junto a miles de peregrinos en la celebración de jornadas memorables dedicadas a conmemorar los 400 años de la aparición de la imagen de la Virgen de todos los Cubanos.

Parque Céspedes

Castillo del Morro de Santiago de Cuba

Música santiaguera

Calle Padre Pico

Carnavales de Santiago de Cuba

Plaza Antonio Maceo

Mapa de Cuba



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.


   alberto franco      antoniomancuso@comcast.net      estados unidos
   19.08.2012 - 12:22 pm
esa es mi ciudad bella y hermosa como siempre

   Dimitris Stathakopoulos      guitartable@hotmail.gr      Grecia
   02.04.2012 - 7:28 am
VIVA CUBA VIVA FIDEL

   Allisson      kabrakan_mad@hotmail.com      Mexico
   23.03.2012 - 10:45 pm
como se dice aca en mexico pero aplicado a Santiago: como Santiago no hay dos!!! Que calidad de gente en verdad.


Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre.
Editoras: Liannis Mateu Francés - Ruth Soto Falcón - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo.

Directora General: Sofía Mabel Manso Delgado. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015