¿Quién es el último?

2015.04.02 - 17:05:56 / web@radiorebelde.icrt.cu / Alhija Villalón Veliz

¿Quién es el último? , hacer colas en Cuba
Si hay algo que hacemos constantemente los cubanos, son las colas. Sin embargo todo parece indicar que nos hace falta unos dos siglos para aprender hacerlas.

Si usted quiere conocer de los últimos acontecimientos nacionales, internacionales, incluso locales, pues simplemente haga una fila. Pero además podrá informarse de consejos útiles para el hogar, cómo quitar determinadas manchas de ropas, y la mejor receta de la abuela. Y como si fuese poco, a esto se le suma la novela del barrio. Como le va a “fulana” con “siclano”, porque no sabes que ella dejó a “mengano”. Sin duda una cola en Cuba es una mezcla de novela con revista cultural informativa.

La larga espera en una cola puede lograr que usted haga nuevas amistades o eternas enemigos. Los personajes que la integran son únicos y repetibles en cada una de ellas. Hay quienes se toman muy a pecho que los postreros serán los primeros, por lo que siempre van al inicio de la cola para preguntar a toda voz: El último.

Otros, son los observadores amistosos. Estos caminan lentamente entre las personas, con el objetivo de reconocer alguna amistad. De no encontrarla, pues detectan una posible cantera, se les acercan con toda cautela, y provocan una conversación por la cual no se dudaría ni un segundo que son amigos desde la infancia. En medio de la atmósfera se escuche el clásico: “Ella viene conmigo, yo le marqué”.

Hay casos que se visten para la significativa ocasión de “la cola”. Algunos se ponen la ropa más nueva, se vierten todo un frasco de perfume, hacen uso de su cartera o portafolio, según el caso. Y muy importante, con la mirada bien altiva, como si ellos fueran los dueños del lugar, entran como Juana por su casa.

Conocí una señora que siempre andaba de pepilla con su joven novio. Pero cuando llegaban los días de cobrar la chequera en el banco, se ponía una minerva, usaba una muleta y se dirigía a la puerta del banco como impedida física, para de esta manera evitar la exagerada cola. Luego usted la podía ver caminando en la tarde del brazo de su pareja, sin minerva, ni muleta.

También están los curiosos. Me refiero a aquellos que con mucha educación se dirigen al inicio de la cola y luego de un cordial saludo agregan: Por favor solo necesito hacer una pregunta. ¡Claro! una pregunta a la cual le dan una respuesta y posteriormente soluciona el trámite que venía hacer.

Son tantas las cosas y los casos que se ven en una cola en Cuba. Pero en cada una siempre se pregona la misma frase: ¡Caballero y que aún no aprendemos a hacer colas!



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre. Editoras: Liannis Mateu Francés - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Comunity Manager: Alejandro Rojas. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015