Junto a la Bahía de Nipe... Antilla

2011.09.09 - 13:23:47 / web@radiorebelde.icrt.cu / Aroldo García Fombellida

Municipio Antilla, Holguín
Holguín, Cuba
.- Todas las ciudades del mundo, grandes o pequeñas, tienen siempre una calle mayor. Esa vieja aseveración, que alguna vez, hace años, encontré en un no menos añejo, libro de lecturas escolares, no es menos para Antilla, la capital del más pequeño municipio cubano en extensión territorial.

Así el Paseo de José Martí, un nombre que por cierto se reitera en más o menos similares vías a lo largo y ancho de Cuba, como homenaje perenne al más insigne de los compatriotas, señorea como la calle mayor de Antilla, con su trazado de norte a sur, desde la mayor elevación del poblado, llamada precisa y popularmente  como el “mirador de la loma”, hasta las sinuosas líneas ferroviarias a pocos metros del litoral marino local.

Ah, porque Antilla tiene también un atractivo muy especial y singular al erigirse como original balcón hacia la mayor bahía de bolsa conocida en el mundo, la de Nipe, de la cual más adelanté abundaré en detalles. Volviendo al Paseo de Martí, como localidad pequeña que es Antilla, allí se fueron agrupando con los años, y a ambos lados de la apacible vía, lo mismo las oficinas principales para las autoridades políticas y de gobierno, que los comercios, restaurantes y cafeterías, el correo, la casa de cultura, la iglesia, algunas viviendas, un cine teatro que fue devorado por las llamas, y en su lugar aparecieron una cancha deportiva, y una estación receptora y transmisora de telefonía, una agencia bancaria, escuelas, farmacias, y hasta la indispensable funeraria local.

  
Comillas de Textos
  

Antilla queda en el corazón, su imponente bahía, sus calles pulcras siempre, el andar sin apuros de su gente, el aire marino, las noches de luna llena, y mucho, mucho más (...)"

  

En el centro, modesto y acogedor como su pueblo mismo, el paseo en sí, extendido de principio a fin, con sus árboles, asientos, luminarias y una hermosa alegoría marina, orgullo y admiración de locales y visitantes. Completan el reparto de sus dimensiones, un conjunto escultórico con la figura del apóstol cubano, y también el cine que sustituyó  al devorado por el incendio, por cierto objeto de más de una broma a partir de su capacidad y tamaño, tan grande, que como algunos dicen, sería un proyecto equivocado, inicialmente señalado para alguna gran ciudad, pues en el cine Lenin de Antilla caben casi todos sus residentes, un término un poco exagerado claro está, pues según los datos más recientemente actualizados, la población municipal es de unos once mil habitantes.

Pero, lógicamente, Antilla es mucho más que su calle mayor y los elementos complementarios hasta ahora descriptos, no obstante sus diminutas dimensiones geográficas.

Antilla, Holguin, CubaLa signa también el asentamiento de un importante enclave ferroviario aledaño al puerto para cargas y descargas múltiples de mercancías, incluyendo el azúcar producido por los ingenios cercanos y derivados del petróleo, abastecedores de una base local, encargada de distribuir a toda la actual provincia de Holguín.

Las posibilidades del trazado ferroviario hasta Antilla, incidieron, además, en la construcción de un hotel para atender a los viajeros de paso, así como la incorporación de rutas comerciales de trenes, que históricamente prefirieron sus habitantes para trasladarse a Santiago de Cuba, Holguín, y otras ciudades, incluso por sobre la rápida posibilidad terrestre por carretera, que une a Antilla con la Ciudad de Holguín, distante unos ochenta y cinco kilómetros.

La base económica de la localidad se completa con la agricultura productora de alimentos básicos, además, con un molino industrial de maíz, desde donde se distribuye el producto a casi todas las provincias cubanas, todo junto a las faenas relacionadas con el mar, como la pesca, los remolcadores de buques, y hasta rutas comerciales marítimas que unen a Antilla con otras poblaciones costeras de la propia bahía de nipe.

Las razones que sitúan a la enorme ensenada marítima de nipe en el pináculo preferencial de los antillanos rebasan los atributos locales. Conocida es, por ejemplo, la leyenda de la aparición en sus aguas, allá por el año 1612 de la virgen de la caridad, patrona de Cuba, actualmente situada en el santuario del Cobre, cerca de Santiago de Cuba. Más acá en el tiempo, se recuerda el amarizaje en la bahía de nipe, hace ochenta años, del enorme avión Dornier X, considerado entonces el rey del aire, y de hecho, un acontecimiento inscripto en la historia de la aviación internacional.

De la más reciente etapa histórica cubana, se venera una humilde vivienda del  centro urbano de Antilla, donde nació René Ramos Latour, “Daniel”… quien llegaría a comandante de las fuerzas rebeldes, antes de caer en combate. Allí radica actualmente el museo local de historia. Otro hecho ligado a Antilla recuerda la presencia en la zona rural de la península del Ramón, actualmente una comunidad de pescadores y artesanos, del comandante Camilo Cienfuegos, poco después del triunfo revolucionario cubano.

Nadie que visite Antilla se retira de este pequeñito pedazo de Cuba, sin acudir al famoso y legendario restaurant de especialidades marinas “El Náutico Bahía”, sin visitar la casa de cultura comunitaria, verdadera fragua generacional de artistas locales, sin detenerse al menos un momento en las legendarias “cinco esquinas” que dan suerte de por vida, según aseguran allí, y sin extasiarse con las mil y una imágenes que desde el dominante mirador, al inicio de su calle mayor, colman de agrado las vistas más exigentes.

Antilla queda en el corazón, su imponente bahía, sus calles pulcras siempre, el andar sin apuros de su gente, el aire marino, las noches de luna llena, y mucho, mucho más, que engrandecen hasta dimensiones inimaginables al más pequeño de los municipios cubanos.

 

Vista al mar en Antilla, Holguín
 



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre. Editoras: Liannis Mateu Francés - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Comunity Manager: Alejandro Rojas. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015