La carne que somos

2017-06-11 11:32:43 / web@radiorebelde.icrt.cu / Yoel Almaguer de Armas

Sueños antiguos. Pintura de Gilberto Frómeta
Sueños antiguos. Pintura de Gilberto Frómeta

El único defecto que tiene Juan es que siempre ha sido un hombre ejemplar. Nunca se le ha escuchado decir un sí o un no que pudiera afectar a otros, aunque por dentro Juan sepa que está siendo un poco tonto.

Sabe que muchas veces, o casi siempre, ha actuado como debería ser: cumpliendo, sacrificándose; pero ha sido su forma de aportar algo, de dejar algo, y de que lo recuerden más por buena gente que por todo lo que conlleva serlo.

Se ha sacrificado más de la cuenta. También ha tenido mucha suerte. Tuvo su único hijo a los cuarenta y dos años y fue de casualidad, porque los médicos decían que Juan tenía varicocele.

Hizo de todo para tenerlo: se santiguó con cualquier tipo de oración, consultó varios curanderos y hacía que su mujer quedara con los pies para arriba un rato después de haber tenido sexo porque le decían que eso era efectivo. Ahora es padre de un varoncito.

Pasó el servicio militar a los diecisiete años tirando tiros en Angola. De aquella encomienda le han quedado recuerdos tristes de la soledad. Allá aprendió a escribir décimas inspiradas en la madre, los hermanos, y la gente del barrio con las que compartía comúnmente. “Allá aprendí a ser hombre”.

Yellow Verse. Pintura de Gilberto Frómeta
Yellow Verse. Pintura de Gilberto Frómeta

Siempre le ha gustado hacer guardias por las noches. Lo ha hecho en varios centros importantes de su municipio y a Juan nunca le han hecho un señalamiento. Vive orgulloso de su currículum laboral, de los diplomas y los certificados que guarda en un portafolio verde.

Ha pasado varios cursos de superación impartidos por instancias gubernamentales, con el objetivo de enseñarles cómo ser mejores Agentes de Seguridad y Protección y cómo ellos deben cuidar los implementos que permanecen en la posición que cuidan.

Hace unas semanas un amigo, el otro que se alterna con él, tuvo problemas familiares y Juan cubrió aquella noche, también. Por la madrugada, uno de los jefes de la provincia pasó inspección y detectaron que una de las puertas no tenía el sello que debía llevar. Juan le dijo que la plastilina con la que se sellan las puertas no servía, pero el jefe no entendió.

Fue la primera vez, en treinta y siete años de trabajo como Agente de Seguridad y Protección que a Juan le llaman la atención y le escriben un acta.

Le dolió la falta de confianza y el empeño durante tanto tiempo. Le dio angustia el regaño de aquel jefe que no pregunta a sus trabajadores si tiene abrigo para pasar la noche o si la familia está bien. Le molestó la hipocresía de aquel jefe que nunca se preocupa por la plastilina sino por el sellito de la puerta. Sintió ira, rechazo, decepción. Y pidió la baja.

“Somos carne de nosotros mismos”, le dije.

“No importa: lo importante es estar vivo”.

Fuga inesperada. Pintura de Gilberto Frómeta
Fuga inesperada. Pintura de Gilberto Frómeta
 



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre.
Editoras: Liannis Mateu Francés - Ruth Soto Falcón - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo.

Directora General: Sofía Mabel Manso Delgado. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015