Lector de tabaquería: cuando el acero habla

2014.11.27 - 17:22:31 / web@radiorebelde.icrt.cu / Alina Cabrera Domínguez

Lector de tabaquería: cuando el acero habla
Pinar del Río, Cuba. -
Hay oficios que no se estudian y cuyo aprendizaje depende solamente de la vocación de las personas. A veces su práctica se disemina dentro de una familia y en ocasiones, es común dentro de un pueblo, barriada o localidad. Eso ocurre con el lector de tabaquería, una práctica que aunque legendaria, está viva en muchas fábricas de tabaco.

Este oficio es tan cubano como el propio tabaco. El primer hombre en ejercerlo lo hizo en 1865, en la fábrica de tabacos El Fígaro, y no tuvo pocos contratiempos, pues los patronos preferían trabajadores ignorantes y las autoridades temían que las ansias de independencia pudieran consolidarse con aquellas lecciones.

Aquellas primeras lecturas fueron truncadas varias veces por motivos similares, el temor al conocimiento aterraba a los dueños, porque las lecturas incluían desde las obras de José Martí, hasta clásicos de la literatura de la autoría de Balzac, Cervantes, Alejando Dumas o William Shakespeare; quienes -según documentos consultados- dieron nombre a famosas marcas de tabaco de gran aceptación en el mercado foráneo como el Conde de Montecristi y Romeo y Julieta.

Lo cierto es que el tiempo no ha podido borrar la huella de aquel primer lector de tabaquería. Hoy estos personajes son imprescindibles en fábricas, despalillos y escogidas, espacios en los cuales el tabaco más que cultivo es tradición, una de las razones por las cuales el oficio de lector de tabaquería es patrimonio cultural.

Quizás por eso, Rafael Cao Fernández, el lector de tabaquería de la Fábrica Francisco Donatién, de Pinar del Río, lee con la pasión de sus años mozos. En cada palabra va la fuerza de su mensaje, que logra arrancarles a los tabaqueros ese agradable sonido de las chavetas contra las mesas en sentido de aprobación.

Su voz fuerte y segura inunda todo el salón. Él lee mientras los demás trabajan y sus palabras sirven de instrucción a quienes, concentrados en lo que hacen, escuchan la última noticia de impacto, se deleitan con versos de poemas martianos, con un fragmento de novela de García Márquez o la más reciente de la literatura pinareña.

Así, mientras hombres y mujeres hacen magia con las hojas de tabaco para formar los demandados habanos, Rafael Cao Fernández, transmite en sus palabras, actualidad, emociones, sentimientos, cultura, arte…

Su voz tiene el don de la transformación. En la mañana asume la solemnidad de los espacios informativos y en la tarde se construye varios personajes novelescos y a cada uno trata de imprimirle vida, naturalidad, esa que se mezcla con el inconfundible aroma del tabaco que se cosecha en Pinar del Río.

En la fábrica todos prestan atención al desempeño de Rafael, sin embargo, nadie emplea las manos para aplaudirlos, las manos de los tabaqueros no se quedan quietas porque hay mucho tabaco por procesar, entonces -como era antaño- las chavetas suenan en cada mesa de trabajo como muestra de aprobación por la lectura.

Así, este hombre alto, flaco que supera los 70 años de edad sabe que el sonido del acero indica la aceptación por lo que hace.



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre. Editoras: Liannis Mateu Francés - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Comunity Manager: Alejandro Rojas. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015