Pedro Martínez Pírez, un periodista íntegro

2010.10.27 - 10:31:20 / web@radiorebelde.icrt.cu / Astrid Barnet Rodríguez

Pedro Martínez Pírez
La Habana, Cuba.- ¿Su imagen física? Alto, de tez muy blanca –casi rubicunda-, y con una elegancia que nunca ha dejado de exhibir en hábitos y maneras –hasta en lo impecable al vestir criollísimas guayaberas-, como cubano rellollo que es y que jamás olvida serlo ni mostrarlo. ¿Su lenguaje? La propia diafanidad le plantearía tregua a la imposible competencia entre otros interlocutores.

Es de un verbo amplio, limpio y casi enciclopédico. ¿Su oficio? Aquella profesión en la que no caben improvisaciones ni medias tintas, y sí un franco y absoluto compromiso por las causas justas. Él la adoptó desde hace muchísimos años para consagrarse en vida y corazón. ¿Resultados? El llegar a ser uno de los más connotados periodistas en esta parte del mundo.

Este es el colega Pedro Ernesto Martínez Pírez, quien nació en el extremo central de Cuba (Santa Clara, provincia de Las Villas) un 22 de febrero de 1937.

En una pequeña oficina de la emisora Radio Habana Cuba, en La Habana, -donde labora desde 1973 y donde, desde hace más de veinte años, funge como Director de Información y Subdirector General a cargo de la política editorial-, este veterano periodista conserva y exhibe ordenadamente en pequeños anaqueles y paredes, múltiples reconocimientos (nacionales e internacionales) otorgados a él por su prominente desempeño laboral, a la vez que numerosas fotos, afiches, objetos-recuerdos, miniaturas…de líderes revolucionarios de este continente, y de sus numerosas coberturas de prensa realizadas en distintos países del hemisferio –entre los que sobresalen Colombia, Chile, Ecuador, Venezuela y México--, e incluso una carta que le dirigieran Gerardo y Antonio, dos de nuestros Cinco Héroes prisioneros en cárceles del Imperio; a la vez que por su desempeño en la divulgación de la labor internacionalista de las Brigadas Médicas Cubanas; por su Excelencia Profesional por el derecho de hablar con apego al derecho, Premio que le concediese en mayo pasado la Asociación Nacional de Locutores de México, y la reciente distinción La Gitana Tropical que se le otorgase por el Día de la Cultura Cubana (20 de Octubre), entre muchísimos otros.

¿Cómo llega al Periodismo?

“Al Periodismo me conduce mi padre –de origen campesino-, quien era autodidacta y poeta y quien al decir del educador Raúl Ferrer era el hombre más gracioso de la Tierra, o el Chaplin cubano, como lo calificara el escritor Onelio Jorge Cardoso.

“Entre sus grandes atributos estuvo el de haber sido un hombre muy interesado por la lectura y la escritura. A tal punto que compuso un buen número de sonetos, décimas, poesía negra… Lo recuerdo como una persona muy digna, entre otras cuestiones, porque nunca presentó su voto electoral hacia ninguno de los políticos corruptos de turno de aquella época. Sus amigos siempre fueron personas progresistas, revolucionarias (intelectuales como Raúl Ferrer Onelio Jorge Cardoso, Gaspar Jorge García Galló); nunca vendió su talento -creó un personaje radial El Jiníguano--, su única poesía escrita se la publicó el escritor Samuel Feijóo en la revista Islas. Recuerdo un poema que compuso titulado Carta negra que, en muchas ocasiones, ha sido declamado por Luis Carbonell, nuestro Acuarelista de la Poesía Antillana”.

Viene a su memoria el carácter antirracista del pensamiento de su progenitor en una época en la cual y, de manera muy especial en el conocido parque Leoncio Vidal de su ciudad natal, era excluyente el contacto o comunicación entre personas de la raza blanca con las de la negra. “Algo que para él resultaba enajenante. Tanto a mis hermanos como a mí nos educó en un pensamiento antirracista”.

Rememora que en la Escuela de Comercio de Santa Clara, donde estudiaba, con 16 años de edad, inicia sus pininos como periodista. “En ella estudiaba por las noches, pues de día tenía que trabajar, y en ella también editábamos algunos compañeros y yo un periódico mimeografiado de carácter antibatistiano que lo llamamos UDSE (Unión Democrática Socialista Estudiantil). Entre aquellos compañeros se hallaban Francisco Ramos –quien fuera embajador en Perú tras el triunfo revolucionario--, y Ramón Pando Ferrer, mártir de la Revolución”.

Tras concluir sus estudios en dicho Centro, empieza a estudiar en 1959 –ya triunfante la Revolución--, en la Universidad Central Marta Abreu, de Las Villas, donde tuvo el orgullo de contar con profesores de la talla de Julio Le Riverend, Antonio Núñez Jiménez y el abogado (rector de ese alto Centro de Estudios) doctor Mariano Rodríguez Solveira.

“Poco después este último, pasa a ocupar el cargo diplomático de Embajador de Cuba en Ecuador y, me dice en una ocasión: --Pedrito, ven conmigo. Tú eres mi mejor alumno. Y fue así cómo interrumpí mis estudios universitarios en el segundo año de Ciencias Comerciales en dicha Universidad –estudiaba por las noches y en el día laboraba en el Banco Nacional de Santa Clara--, para pasar de inmediato un curso de unos meses en la Cancillería”.

Así en junio de 1960, ya laborando en el Ministerio de Relaciones Exteriores, pasa a prestar servicio diplomático en Ecuador, como Encargado de Negocios, donde además “hice Periodismo en la revista Mañana, en la que tuve una relación muy estrecha con su director Pedro Jorge Vega; al igual que más tarde en Chile (1962-64) en el diario El Siglo, órgano del Partido Comunista. En ambos países mis mejores amigos siempre fueron los periodistas, y fue también en aquel avatar donde me consolido en esta profesión”.

Como viejas amistades de aquella época rememora a figuras de la prensa revolucionaria latinoamericana, como José Tohá, Augusto Olivares, Manuel Cabieces, Chico Villa, El Gato Gamboa…

“Siempre fui un fiel radioyente de Radio Habana Cuba desde su creación. En Ecuador, la escuchaba y la grababa. Por ejemplo, los discursos de Fidel los grababa y transmitía a través de la quiteña Radio Cosmopolita, cuyo dueño (José Antonio Bulneño) era un gran amigo de Cuba y de Fidel. Me considero así fundador de Radio Habana Cuba, como oyente, grabador y editor. Igualmente me ocurre en Chile después”.

Tras concluir el servicio diplomático en Chile (1964) y regresar a la Isla, Martínez Pírez inicia sus estudios de Ciencias Políticas en la Universidad de La Habana pero, al poco tiempo (1966), decide sustituir su quehacer diplomático para pasar a ser profesional de la pluma –una pluma ya bastante conocida y que le consagraría para el resto de su vida--, y funda y dirige la revista OCLAE de la Organización Continental Latinoamericana de Estudiantes, junto a Germán Sánchez –embajador en Venezuela, años después. Le siguen otros órganos de prensa como Juventud Rebelde, la agencia de noticias Prensa Latina (PL), donde labora entre 1968 y 1973. En ella se desempeña, entre otras funciones, como Director de Información y Jefe del Departamento de Servicios Especiales. Durante su permanencia en ella sobresale, entre otras, su cobertura periodística del viaje que realizó Fidel de Guinea Conakry a la Unión Soviética, en 1972. A la emisora Radio Habana Cuba llega en 1973.

“En ella he sido redactor, reportero, guionista, conductor, Jefe de Redacción, Director de Información y Subdirector General a cargo de la política editorial, función que realizo desde hace más de veinte años”.

Mas, entre sus numerosísimas coberturas de prensa nacional e internacional no olvida la que desempeñó, en enero de 1998, durante la visita a Cuba del Papa Juan Pablo Segundo.

“Me dio sumo placer en aquella oportunidad haber sido el periodista que cubriera en vivo las misas de Su Santidad en las ciudades de Santa Clara, Camaguey, Santiago de Cuba y en la capitalina Plaza de la Revolución, para Radio Habana Cuba y para la Televisión Cubana. Todo ello le dio un gran prestigio a nuestra Patria y, asimismo demostró la altura como estadista de nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro”.

Agrega seguidamente que, en su labor como reportero de radio y televisión, ha participado en Conferencias Cumbres de los Países No Alineados, Iberoamericanas, períodos de sesiones de la Asamblea General de la ONU, en Nueva York, de la Comisión de Derechos Humanos, en Ginebra, de la FAO, en Roma, así como tomas de posesión de Presidentes en Brasil, Venezuela, Ecuador, Bolivia y de otras naciones.

“Definitivamente todo este avatar, en los cinco medios fundamentales: prensa escrita, radial, televisiva, y agencia de noticias me han brindado un increíble background profesional”, señala.

Y destaca: “Nunca jamás he dejado de hacer Periodismo. Me resulta imposible. Por tanto, no acepto ninguna responsabilidad que me impida ejercer mi profesión como periodista, o como profesor. Y esto es lo que he defendido toda mi vida”.

¿Satisfacciones e insatisfacciones?

 “Entre mis satisfacciones como periodista, por supuesto y en primer lugar, el Premio Nacional de Periodismo José Martí por la Obra de la Vida (2005); el Premio Nacional de Periodismo en Radio (1991) y el Premio Nacional de Periodismo en Televisión (1989). Este último lo recuerdo porque en aquel entonces hacía un programa televisivo de carácter monotemático titulado Ángulo Ancho.

También el haber sido designado, en 1994, Miembro de Honor de la Fundación Guayasamín; al igual que la de trabajador internacionalista en Angola (1985-86) donde impartí clases de Periodismo en el Instituto de Luanda. Allí también fui asesor del diario Jornal de Angola, además de corresponsal de Radio Habana Cuba, de PL y de Radio Rebelde. Definitivamente, fue una experiencia muy plena en mi formación como Profesor Titular de la Universidad de La Habana.

Puntualiza como otra de sus satisfacciones profesionales el haber formado parte del jurado del Premio de la revista Casa de las Américas (1973), en el género testimonio.

Recuerda que “como diplomático recibí la Orden al Mérito en el Grado de Comendador en Chile, en 1964, nada menos que de un gobierno de derecha (presidente Jorge Alessandri), el que no obstante reconoció el trabajo meritorio desarrollado por nuestra Embajada en Santiago de Chile entre 1962 y 1964. De mi estancia en aquel país jamás olvidaré la visita que le realicé, en 1962, al poeta Pablo Neruda, en Isla Negra; el gesto solidario hacia Cuba del pintor ecuatoriano Guayasamín, en los momentos de la invasión a Playa Girón, al igual que la del inolvidable presidente Salvador Allende…Es decir, son grandes satisfacciones en la vida no sólo ligadas al Periodismo, sino también ligadas a la docencia, al trabajo diplomático y al parlamentario”.

En relación con sus insatisfacciones, no duda un instante en revelar que la principal actualmente “es el hecho de que, en 50 años de Revolución, nuestro país no haya logrado tener una economía sólida, en especial, una producción y productividad agropecuaria que sustente nuestro programa alimentario”, dice y puntualiza que “existe un deterioro, y diría que provocado por la generosidad de nuestro Estado revolucionario, y de un paternalismo enmarcado en los buenos deseos de no afligir más al pueblo a partir de los castigos que ya le impone el bloqueo y las agresiones terroristas desde hace más de cinco décadas, y de tener también una herencia histórica de subdesarrollo por parte de quienes nos colonizaron y explotaron durante siglos. Hay que concientizar al pueblo acerca de lo que significa la productividad, la disciplina laboral, la cultura laboral con el objetivo de lograr los índices de productividad que se necesitan en todos los sectores de nuestra economía”.

¿Cómo observa el desempeño y rigor de la prensa cubana actual y qué debe caracterizarla?

“Todo periodista cubano deberá tener siempre en su agenda de trabajo aquello táctico del momento, al igual que aquella investigación estratégica y, al mismo tiempo, sostener como paradigma al más grande de todos los periodistas de América, a José Martí”, afirma para añadir a continuación que “modestia, sencillez, sobriedad, cultura, el respeto a los oyentes, televidentes, a los lectores es lo que debe caracterizar a nuestros medios. No podemos perder tiempo en banalidades ni en difundir cuestiones que perjudiquen la formación y cultura del pueblo, independientemente a que tenemos que hacer un periodismo agradable, creativo, ameno y con el mejor sentido del humor y de la cultura nacional. El futuro lo tenemos que hacer entre todos, e ir adonde más útiles debemos y tenemos que ser y, ante todo, trabajar. Este es el momento en que el Periodismo cubano tiene que vestirse de largo”.

Y concluye: “Para mí este oficio ha constituido siempre y constituirá un verdadero sacerdocio, consagración plena y respeto”.



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.


   josé oliveira (Altamiro P. Borges)      jolivpw@yahoo.com.br      brasil
   08.09.2016 - 7:17 am
Mi querido Pedro, Sigo aguardando tu respuesta. Me encuentro hoy em Brasil, sufriendo el "golpe parlamentário" a la Presidenta, Gracias. Altamiro Pires Borges.

   altamiro pires borges      jolivpw@yahoo.com.br      brasil
   16.11.2012 - 6:13 pm
Estimado compañero Pedro, Me acuerdo que estudié ahí en Santa Clara; hice la maestría sobre "pensamiento latinoamericano" por los años 1996-98. Tambbién he vivido en Venezuela, Maracaibo, para donde deveré volver: soy un chavista incorregible. Pero, me gustaría situar una cuestión, más acordar: no sé si fue este mismo año y tú te fueras a los micrófinos de Radio Habana y hiceste una aseveración la cual reproduzco más o menos así sobre la precedencia del radio sobre la televisión:"el radio es más importante, porque la televisión está a servicio de los yanques". La importancia de esta afirmación se clava en mi interés en avanzar con enfoques sobre nuestros instrumentales, nuestras "tecnologías" inscritas en el propio pueblo que somos nosotros. Escribo para -este momento- sobre el "holocausto", pues pretendo NEGARLO. ?Puedes tú aclararme este instante de tu habla? Gracias por tu atención. Altamiro Pires Borges

   Fernando Acosta Riveros      acosta5712@gmail.com      México
   02.10.2012 - 3:33 pm
Saludos desde Guadalajara. Conocí al compañero Pedro Martínez Pírez en las oficinas de Radio Habana Cuba en la calle de Infanta hace 25 años cuando resulté ganador, junto a otros tres oyentes de RHC del premio por un concurso cuyo tema era la deuda externa de los países de nuestra América. Años después en 1992, 1997 y 1999 volví a compartir con él y aprender de su cultura y don de gentes. Escucho su programa "Entre Cubanos" y admiro su obra política y periodística. Un saludo a los trabajadores de Radio Rebelde y de Radio Habana Cuba, desde Jalisco. Att. Fernando Acosta Riveros, lector de Granma Internacional

   claudio tavarez      dajacuba@hotmail.com      Dajabon, Rep Dom
   05.11.2010 - 5:06 pm
Que alegria saber que existen personas como Pirez a quien conoci en el Encuentro Contra el Terrorismo en la Habana. Lo entreviste para Radio Montecristi. Luego conoci su hermana que vive en Santiago de los Caballeros. Un verdadero periodista, diplomatico y cubano de sepa. Espero volverlo a ver. Claudio Tavarez

   pedroma      pedroma@enet.cu      C
   01.11.2010 - 11:42 am
Hola estimado y fraterno José Mario; es David desde Ambato quien te escribe. He estado varios días ausente de la comunicación vía correo electrónico pues estaba en Quevedo, Provincia de Los Ríos, cumpliendo una etapa de mi trabajo, junto a mi esposa. Creo que tenemos ambos una gran fortuna; me refiero a la de tener la dicha de ser más que amigos, sino hermanos, de esta gran figura del periodismo cubano. La personalidad periodística de Pedro es realmente emblemática y te digo esto, pues se del respeto que goza dentro del periodismo cubano, ganado mediante el trabajo serio y profundo en la defensa de todo lo que son las conquistas de nuestra gran revolución socialista cubana, enfrentando siempre los embates de quienes a toda costa desean y luchan por derrocar lo ganado en nuestra patria y siempre ejerciendo un periodismo que combate los errores y destaca los aciertos; o sea, siendo siempre un contradictor dialéctico. Una anécdota que ratifica esto, es la siguiente: el pasado mes de febrero llegué a Cuba y como siempre Pedro enseguida me fue a ver a la casa de una hija en el reparto sevillano en La Habana, a bordo de su fiel auto LADA, con más de 25 años de uso. Esa noche, apenas llegó, recibió una llamada en su celular donde le pedían colaborara en una entrevista en vivo que efectuaba NT24, y donde participaba un personaje de la derecha miamense, para debatir el tema de la muerte de un preso que estuvo en huelga de hambre; esta entrevista nos mantuvo callados y expectante de las respuestas de Pedro y era la única vía que teníamos para saber qué le preguntaban y que era lo que el contrario en Miami hablaba, ya que no teníamos acceso al audio. La entrega de Pedro a esta importante entrevista, en su papel de la defensa de la posición cubana ante este suceso, ampliamente criticada por la prensa contraria a Cuba, constituía una oportunidad muy importante para desenmascarar a quienes querían hacer culpable a las autoridades de Cuba por el fatal destino del preso, que dicho sea de paso, fue consignado como preso político sin que esto fuera realmente cierto. El amor y la pasión con que el que Pedro atendió a esta entrevista dentro de una visita, te dice la priorización que el otorga a su trabajo. Demás está decirte que fuimos testigos excepcionales de un hecho histórico. La historia de Pedro evidenciada en este material, se corresponde perfectamente con lo que te acabo de contar y es esa su verdadera personalidad; el Periodismo (en mayúscula) es su pasión. Por todo esto, contar con la amistad de este insigne cubano, es realmente un lujo. Para ti hermano que luchas por nuestra Cuba y que ya te has ganado el derecho a considerarte cubano, y para mi fraterno hermano Pedro, les deseo mucha salud para seguir adelante junto a ustedes. Con personas como ustedes en la lucha, nadie podrá vencernos. Un abrazo de David

   Nelvia del Toro      milnel@cableonda.net      Panama
   29.10.2010 - 12:51 pm
Muy acertada reseña a un cubano ilustre ,sencillo y que todos los que de una forma tuvimos el privilegio de ver o hablar con el en algun momento ,nos impactó su verbo ,elocuencia y sobre todo su sencillez,mis felicitaciones desde Panamá,le deseo muchos años de vida ,salud junto a toda la familia cubana que lo respata y quiere. aqui no lo olvidamos.

   alfredo vera      arq1vera@andinanet.net      ecuador
   28.10.2010 - 10:51 pm
A título personal, como activista político desde 1958 y como miembro de la Fundación Guaayasamín desde su creación en 1976 expreso mi felicitación a la periodista ASTRID BARNET RODRIGUEZ por su capacidad de síntesis para haber mostrado la historia de la vida de este formidable cubano que es un ejemplo del "hombre nevo" que soñaba el Che, por su extraordinaria y leal militancia a favor de la Revolución ejerciendo su periodismo con responsabilidad y patriotismo. Ningún Miembro de Honor de la Fundación Guayasamín ha hecho tanto por realtar desinteesadamente la memoria del pintor, por la relaciones ecuatoriano-cubana y por la integración de nuestros dos pueblos.-

   Modesto Fco aGUILERA cARBONELL      pancho@movitel.co.cu      CUBA
   27.10.2010 - 2:05 pm
Solo una Pegueña reseña del periodista internacionalista de un compañero que estuvo en Angolo en El predio del trabajo 85/86 y su colaborador de la Radio Nacional de Angola con los Mas sinceros saludos y felicipaciones. Pancho Telefono: trabajo 34-6736 Casa 34-7910


Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre. Editoras: Liannis Mateu Francés - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Comunity Manager: Alejandro Rojas. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015