Un fígaro de generaciones

2014.02.10 - 16:26:41 / web@radiorebelde.icrt.cu / Iván Morales Morales

Hoy, después de sesenta años en el oficio, Luis “el barbero” se ha convertido en una leyenda para los habitantes de Santa Fé. Foto Iván Morales Morales

Cuentan que su barbería la visitaba El Caballero de París, y aunque nunca se peló en ella, la presencia de aquel hombre de cabellos desobedientes traía esperanza y buenaventura al lugar.

Hoy, después de sesenta años en el oficio, Luis “el barbero” –como cariñosamente le llaman los habitantes de Santa Fé, un pueblo pequeño ubicado al oeste de la capital cubana- se ha convertido en una leyenda para los habitantes de su localidad, tanto como el mítico caballero que se paseaba por allí.

Al rememorar sus inicios en esta antiquísima labor, el septuagenario fígaro relata cómo la necesidad de alimentar a su familia lo llevó a comenzar en estos quehaceres. “El gobierno existente por aquella época de neo-república no tenía en cuenta a las personas de bajo nivel adquisitivo. Por tanto, no tuve más remedio que hacerme de unas tijeras y un paño y comenzar a “matar”; sí, porque no se le podía llamar pelado a aquello. ¿Cómo logré perfeccionar mi técnica? Gracias a muchas horas tras el sillón”.

Y sí que aprendió, pues poco a poco la clientela comenzó a interesarse por su manera singular de cortar el cabello y las extensas charlas que amenizaban el proceso. Este redactor tuvo la oportunidad de pasar por su sillón siendo muy niño, y por varios años fue uno sus más asiduos clientes.

Siete décadas de vida no han mellado su capacidad para articular una idea tras otra y entablar un diálogo inteligente sobre cualquier tema. Su locuacidad quedó demostrada durante toda la conversación. Ráfagas de respuestas se adelantaban a cualquier inicio de pregunta para hacernos partícipes de su historia, frecuentemente marcada por alusiones a las luchas revolucionarias y a las acciones que realizara como miembro del Movimiento 26 de Julio.

Luis Rey Imborrables se mantienen en la mente de este singular barbero los recuerdos de sus pasos iniciales contra de los desgobiernos de la Cuba republicana. “Apenas era un chiquillo de trece años cuando caminé con los huelguistas de 1948 por la urbe artemiseña de San Antonio de los Baños. Provenía de una familia acomodada financieramente. Sin embargo, la miseria que sufrían los niños del pueblo y los abusos constantes de la guardia rural me motivaron a hacerlo.

Tras el golpe de estado del 10 de marzo de 1952 protagonizado por Fulgencio Batista, quien se convertiría en uno de los más sanguinarios presidentes de Cuba, Luis se sumó a las acciones de protesta en los poblados de Cayo la Rosa y Bauta, ubicados al oeste de La Habana. No lo piensa dos veces al asegurar que a partir de ese momento su conciencia revolucionaria verdaderamente se consolidó.

Para 1954 ya radicaba en la barriada capitalina de Santa Fé, sitio en donde se integró al instante al Movimiento 26 de Julio como uno de sus principales jefes. Ya por aquel entonces organizó una tropa de jóvenes que, como él, tenían unos deseos enormes de mejorar la sociedad. Su misión –refiere- era “crear revueltas en el poblado, repartir proclamas, tirar cadenas a los cables eléctricos, escribir consignas en las paredes y quemar algunos sembrados de caña”.

Con el triunfo de la Revolución cubana, el primero de enero de 1959, comenzó para este fígaro una etapa de cambio sin precedentes, una época de nuevas oportunidades, de libertad y justicia social. “Recibí diversas tareas durante todo el proceso de reordenamiento que vino después. Fui el primer jefe de la Escuela Naval del Mariel, y el encargado de fundar los grupos iniciales de guardafronteras en las Milicias Nacionales Revolucionarias”, rememora.

Sobre esta última labor guarda una anécdota con especial orgullo. “Uno de los muchachos que integraba el grupo, de apenas 17 años, pasaba las guardias enteras llorando. Aquella aparente debilidad contrastaba con la disciplina militar. Sin embargo, con mucha paciencia, logramos convertirlo en uno de los mejores soldados de toda la unidad”.

Con la desmovilización del ejército por problemas de enfermedad, Luis abandonó la vida militar. “Debía encontrar un trabajo –explica- que sacara de apuros mi economía, y la mejor manera fue retomar las tijeras y regresar tras el sillón”. Así, “el Curro” –como le apodaban sus compañeros de lucha- puso a un lado el fusil para convertirse en un carismático barbero.

A medio siglo de dedicarse a este noble oficio, ¿cuántas modas, estilos y cortes diferentes habrá realizado? ¿Cuántas historias? Una en particular llega a su mente. “¿Escuchaste alguna vez sobre el Andarín Carvajal? –me pregunta-. Pues ese no se quedaba quieto en el mismo sitio ni siquiera para conversar”.

Quizá el secreto para permanecer consagrado a un mismo oficio durante tanto tiempo ande oculto por su barbería. O se deba, tal vez, a la buena influencia de aquel “noble visitante de París”. Lo cierto es que Luis Rey sigue sumando años a su trabajo, y continúa siendo un fígaro de generaciones.



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.


   Lisdania      lisdyvel@gmail.com      Cuba
   12.02.2014 - 12:09 am
Gran acercamiento a este ´´hombre leyenda´´. Mis felicitaciones para el autor.


Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre. Editoras: Liannis Mateu Francés - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Comunity Manager: Alejandro Rojas. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015