Un lugar especial en La Habana

2014.01.24 - 16:07:17 / web@radiorebelde.icrt.cu / Teresa Valenzuela García


Fachada de la Casa Natal de José Martí. Foto Martianos

La Casa Natal de José Martí permite conocer con mayor profundidad la vida y obra del más destacado político e intelectual del siglo XIX; es además, un legado a las nuevas generaciones de cubanos.

Ubicada en la hoy conocida calle Leonor Pérez número 314, en La Habana Vieja, constituye un lugar frecuentado por niños, procedentes de las escuelas aledañas, y otros visitantes de diversos lugares del país y del extranjero.

A pocos años del triunfo revolucionario de 1959, el 28 de enero de 1963 fue reabierta al público, y en esa ocasión, el intelectual cubano Juan Marinello realizó un recuento de la vida y obra del más universal de los cubanos.
Casa Natal de José Martí en La Habana. Foto Habana Patrimonial
En esta nació José Martí, Apóstol de la independencia de Cuba, el 28 de enero de 1853 y vieron la luz también sus hermanas Leonor en 1854 y Ana en 1856; se declaró propiedad del pueblo de Cuba el 24 de junio de 1918 e impulsados por la Sociedad Pro Martí, comenzaron los trabajos de reparación del inmueble.

El 28 de enero de 1925, al conmemorarse el sesenta y dos aniversario del natalicio de José Martí, se inaugura el Museo, y desde ese momento la institución refleja su labor como político, escritor, maestro, periodista y diplomático, en Cuba, Europa, América y el Caribe.

Al abrir sus puertas al público presentaba en su fachada dos tarjas conmemorativas, y contaba también con dos secciones: Museo y Biblioteca, que se dividían, a su vez, en Museo, Galería Iconográfica, Biblioteca y Archivo.

A partir de 1949 la Casa es declarada Monumento Nacional y con esta además, los documentos originales y manuscritos del quien es también considerado Maestro y guía del pueblo cubano.

La vivienda, de dos plantas típicas de la arquitectura colonial perteneció sucesivamente a órdenes religiosas y propietarios españoles y continuó alquilada hasta finales del siglo.

Como homenaje al insigne patriota cubano se funda en 1900, la Asociación de Señoras y Caballeros por Martí, con el objeto de adquirir la vivienda y dedicarla al recuerdo del Maestro. Fue entregada a Doña Leonor en 1901, quien residió en ésta hasta 1904, luego deviene casa de inquilinato hasta que, por gestiones de prestigiosos cubanos se convierte en Museo.

Cuentan fuentes consultadas que en la parte alta del inmueble estaban situadas las dos habitaciones que ocuparon Leonor y Mariano, padres de Martí. En la actualidad se exponen allí objetos de la infancia como son: la cucharita de paladeo, la toalla y el gorrito de canastilla con que fue bautizado en la Iglesia del Santo Ángel Custodio.

Se exhibe también el grillete de hierro que le fuera impuesto a José Martí en la cárcel de La Habana, como el presidiario No. 113. Algunas piezas de la vajilla familiar de José María Sardá usadas por Martí al ser confinado a la finca El Abra, en Isla de Pinos. Esos objetos, guardados celosamente por la esposa de Sardá, Trinidad Valdés, fueron donados por sus descendientes al Museo. Casa Natal de Martí ubicada en la  calle Leonor Pérez número 314, en La Habana Vieja

Conmovido se siente el visitante al tener frente a él perfectamente conservados en las vitrinas donde se exhiben otros objetos, algunos personales de José Martí cuando cayó en combate por la independencia de Cuba en Dos Ríos, el 19 de mayo de 1895: las espuelas de metal y cuero, el cortaplumas, que aún presenta vestigios de su sangre y la escarapela, una pequeña bandera confeccionada con canutillo, que perteneció al primer Presidente de República en Armas, Carlos Manuel de Céspedes, obsequiada a José Martí por Fernando Figueredo Socarrás, secretario personal del insigne patriota.

En la segunda habitación se conserva la leontina de oro y platino, entregada como regalo al Maestro por sus alumnos de la Escuela Normal, pieza que a partir de estos momentos siempre llevó consigo.

De la oficina de José Martí en Nueva York, situada en el No. 20 de la calle Front Strett se exhiben el escritorio- secretaire, la mesa de reuniones, una de las seis sillas estilo Imperio que la acompañaban , la escribanía, el único retrato al óleo del natural, que existe de Martí, realizado por el artista sueco Herman Norman.

También se muestran el tintero y la pluma de marfil con la que Martí y el General Dominicano Máximo Gómez firmaron el Manifiesto de Montecristi, que expuso los propósitos de la lucha por la independencia de la Isla.

Con frecuencia muchos transeúntes de la céntrica zona habanera la visitan, mientras que emocionados conocen de cerca la historia que encierra la Casa, tan estrechamente ligada al pueblo de Cuba, y donde aún parecen escucharse los pasos del Maestro.



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.


   Alejandra Camiña      alenani@hotmail.com      Argentina
   24.01.2014 - 11:17 pm
Cuentan que, antes de la batalla de Dos Ríos, le advirtieron a José Martí que no se expusiera, que fuera último en la fila de soldados. Después de todo, él era un luchador intelectual, un poeta, un profesor, un periodista... Pero su verso, que era como un puñal, su verso que al valiente agrada le hizo decir que iría al frente. Si resultaba muerto, habría vencido como símbolo, como metáfora de lucha por la libertad y Cuba ganaría así su independencia. La guerra terminaría antes - razonó Martí - y se evitarían muchas muertes. Su visión se cumplió. Murió en batalla y ganó la guerra. España no tardó en reconocer que su última posesión territorial en América ahora era Cuba, una Nación nacida de la inmolación de un poeta. Su victoria lo mantiene vivo en cada hombre y en cada mujer que defienden la libertad, la dignidad, las palabras como flores y puñales.

   Andrés Hernández      Andreshernandez809@gmail.com      Rep.dominicana
   24.01.2014 - 7:01 pm
Plasmar e investigar nuestro pasado ,nos brinda la oportunidad de crecer y darle respuestas a nuestro presente .


Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre. Editoras: Liannis Mateu Francés - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Comunity Manager: Alejandro Rojas. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015