Consideraciones del Che acerca de las características de los militantes del Partido

2011.04.01 - 13:44:18 / web@radiorebelde.icrt.cu / Víctor Pérez Galdós

Ernesto Che Guevara. Foto tomada Cubadebate
La Habana, Cuba.-
Acerca de las condiciones y características que debían tener los militantes del Partido Comunista de Cuba se refirió el Ernesto Che Guevara en la intervención que realizó en la Asamblea General de los obreros de la Textilera Ariguanabo para hacer la presentación de los trabajadores de ese centro con condiciones para ser miembros de la organización partidista.

En esa asamblea efectuada el 24 de marzo de 1963, el Che expresó: “El revolucionario cabal, el miembro del Partido dirigente de la Revolución deberá trabajar todas las horas, todos los minutos de su vida, en estos años de lucha tan dura como nos esperan, con un interés siempre renovado y siempre creciente y siempre fresco. Esa es una cualidad fundamental.”

Y aseguró de inmediato: “Eso significa sentir la Revolución. Eso significa que el hombre es un revolucionario por dentro, que siente como revolucionario. Y entonces el concepto de sacrificio adquiere nuevas modalidades.”

Precisamente en esta intervención  recordó la significación y vigencia de la vida y la obra de José Martí al señalar: “Nosotros, militantes de un partido nuevo, en una nueva región liberada del mundo y en nuevas situaciones, debemos mantener siempre en alto la misma bandera de dignidad humana que alzara nuestro Martí, guía de muchas generaciones, presente hoy con su frescura de siempre en la realidad de Cuba: “Todo hombre verdadero debe sentir en la mejilla el golpe dado a cualquier mejilla de hombre.”

El Che también resaltó el simbolismo que tenía la realización de esa asamblea en la textilera Ariguanabo, el centro industrial del país con mayor cantidad de trabajadores en ese momento.

Y  de manera esencial destacó el método que se seguía para el ingreso en el Partido que como paso previo se requería la consulta a las masas en torno a las condiciones de los propuestos.

Acerca de ello él incluso enfatizó: “¿Cuáles son las cualidades que se han buscado en ellos? Ustedes las saben, porque ustedes mismos los han elegido. Ustedes conocen del espíritu de sacrificio, de la camaradería, del amor a la Patria, del espíritu de ser vanguardia en cada momento de lucha, el espíritu de conductor mediante el ejemplo, de conductor modesto, de conductor sin estridencias, que debe tener un miembro del Partido. Pero, además, el miembro del Partido nuevo tiene que ser un hombre que sienta íntimamente en todo su ser las nuevas verdades, y que las sienta con naturalidad, que aquello que sea sacrificio para el común de la gente sea para él simplemente la acción cotidiana, lo que hay qué hacer y lo que es natural hacer.”

El Che manifestó que precisamente un trabajador de vanguardia, un miembro del Partido siente la realización de esos trabajos que se pueden asociar con el sacrificio con un interés nuevo, como parte de su deber no impuesto, sino como un deber interno y lo hace con interés.

“Y las cosas más banales y más aburridas se transforman –agregó-, por imperio del interés, del esfuerzo interior del individuo, de la profundización de su conciencia, en cosas importantes y sustanciales, en algo que no puede dejar de hacer sin sentirse mal: en lo que se llama sacrificio. Y se convierte entonces no hacer el sacrificio en el verdadero sacrificio para un revolucionario. Es decir, que las categorías y los conceptos ya van cambiando.”

Ante los trabajadores de la textilera Ariguanabo el Che planteó que como aspiración se pretendía que todo el pueblo marchara hacia delante y que su destacamento de vanguardia tenía que luchar y caminar muy rápido para superar al destacamento más fuerte, al destacamento entero del pueblo.

Y al enfatizar que esa es la tarea y referirse de inmediato al ejemplo que debían dar los miembros de la organización partidista, precisó que tenían la obligación de ser la vanguardia.

“Esa es nuestra tarea –detalló-, es muy difícil y muy sencilla, todo depende de cómo la encaremos, todo depende cómo nos situemos frente a la realidad revolucionaria y de lo que seamos capaces de hacer, desprovistos al máximo de las tareas de la sociedad que ha muerto.”

Con antelación a esta intervención realizada en la asamblea de los trabajadores de la Textilera Ariguanabo, el Che se había referido a las motivaciones que debían poner de relieve los revolucionarios a la hora de actuar en forma cotidiana.

Por ejemplo el 20 de marzo de 1960 al ofrecer una conferencia inaugural en el programa de televisión “Universidad Popular”, expuso que como soldados de la Revolución “vamos directamente a hacer la tarea que el deber nos impone” y también manifestó que los hombres de la Revolución “deben ir conscientemente a su destino, pero no es suficiente que los hombres de la Revolución lo hagan, es necesario también que el pueblo entero de Cuba comprenda exactamente cuáles son todos los principios revolucionarios…”

Y el 6 de enero de 1962 en un discurso pronunciado en la asamblea general de trabajadores portuarios igualmente señaló: “Es decir, de todas las tareas revolucionarias, la primordial, la fundamental,  la fundamental, es cumplir cada uno con su deber, el mejor adoctrinamiento revolucionario que puede  existir es mostrar, por las vías del ejemplo, el camino del cumplimiento del deber.”

También el Che expuso sus consideraciones en torno a las características y el papel del Partido en la sociedad cubana y cómo debía estar directamente relacionado con las masas.

En el prólogo que escribió en 1963 al libro “El Partido marxista-leninista”, publicado por la Dirección Nacional del entonces identificado como Partido Unido de la Revolución Socialista de Cuba,  el Che planteó al respecto que el partido estará íntimamente unido a las masas y absorberá de ellas las grandes ideas que después se plasmarán en directivas concretas, y añadió: “…un partido que aplicará rígidamente su disciplina de acuerdo con el centralismo democrático y, al mismo tiempo, donde existan, permanentes, la discusión, la crítica y la autocrítica abiertas para mejorar el trabajo  continuamente.”

El Che y sus consideraciones en torno a cómo enfrentar los errores

El Che Guevara y su labor en la esfera industrial de Cuba

El Che y su función como Ministro de Industrias

Los por qué del Comandante Guevara



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Alejandro Rojas Espinosa. Editoras: Liannis Mateu Francés - Yaicelín Palma Tejas. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015