"Nuestra tarea tiene dos caras: heroicidad y sacrificio"

2018-01-31 19:02:21 / web@radiorebelde.icrt.cu / Víctor Pérez Galdós

“Nuestra tarea tiene dos caras: heroicidad y sacrificio”

31 de enero de 1952: Ernesto Guevara y Alberto Granado llegan a San Martín de los Andes, una ciudad, en el sudoeste de la provincia del Neuquén, enclavada en la Cordillera de los Andes, Argentina, sobre la costa este del lago Lácar.

En 1898 el General Rudecindo Roca, responsable máximo de la Fuerza, decide reocupar el fuerte Maipú (que estaba desocupado) y fundar un pueblo a orillas del Lago Lácar, con el fin de sentar soberanía sobre la región. Es así como el 4 de febrero de 1898 el Coronel Celestino Pérez, acatando las órdenes de éste, funda San Martín de los Andes, la última ciudad patagónica enmarcada en la campaña al desierto.

San Martín de los Andes es la cabecera del departamento Lácar, se encuentra a 640 metros sobre el nivel del mar y a 1575 kilómetros de Buenos Aires.

Ernesto refleja en sus Notas de Viaje las principales incidencias del viaje hacia esa ciudad: “Matizado con alguna caída sin mayor importancia para la integridad de la moto seguimos nuestro camino rumbo a San Martín de los Andes. Cuando faltaba poco para llegar, mientras manejaba yo, compramos nueva parcela en el sur, en una preciosa curva cubierto de ripio y a orillas de un arroyito cantarín. Esta vez la carrocería de la Poderosa sufrió desperfectos bastante graves que nos obligaron a demorar en el camino, para colmo, sucedió aquí uno de los más temidos accidentes para nosotros, pinchamos la goma trasera. Para arreglarla había que sacar todo el equipaje, sacar los “seguros” alambres con que la parrilla estaba “asegurada” y luego luchar con la cubierta que desafiaba la potencia de nuestras débiles palancas. El resultado de una pinchadura (trabajo por fiaca) era la pérdida de dos horas por lo menos.”

Tras su arribo a la ciudad de San Martín de los Andes Ernesto y Alberto se dirigen hacia un dispensario de Salud Pública para conseguir alojamiento, pero el intento fue fallido. Entonces hicieron otra gestión en las dependencias de Parques Nacionales, cuyo Intendente acepta ayudarlos y los aloja en uno de los galpones de herramientas de la citada dependencia.

En sus Notas de Viaje, precisa: “Esa primera noche la pasamos perfectamente durmiendo entre la paja de que estaba provisto el galpón, bien abrigados lo que se hace necesario en estas comarcas donde las noches son bastante frías.”

Y añade al resumir lo que hicieron en esa ciudad argentina: “Compramos un asado de vaca y emprendimos la caminata por las orillas del lago. Bajo la sombra de los inmensos árboles, en los que lo agreste no había cedido al empuje de la civilización invasora de jurisdicciones, hacíamos proyectos de poner allí un laboratorio, a la vuelta de la gira. Pensábamos en los grandes ventanales asomados al lago, mientras el invierno blanqueaba el suelo; en el auto-giro, necesario para trasladarse de un lado a otro; en la pesca en un bote; en excursiones interminables por los montes casi vírgenes.”

31 de enero de 1962: El Comandante Ernesto Che Guevara habla en la clausura de la emulación de los círculos de estudios que a nivel de empresa habían realizado los trabajadores del Ministerio de Industrias en el que habían analizado el libro de Blas Roca Calderío “Los fundamentos del Socialismo en Cuba”.

Su autor era un destacado militante y dirigente comunista. Participó activamente en la organización de los obreros cubanos y en la lucha contra la tiranía de Gerardo Machado. En 1934 fue elegido secretario general del Partido Comunista de Cuba. Fue delegado a la Asamblea Constituyente de 1940 y representante a la Cámara en varias legislaturas.

Tras el triunfo de la Revolución Cubana había sido Director del Periódico Hoy y también continuaba desempeñando responsabilidades dentro del Partido Socialista de Cuba.

El Che destaca: “El libro del compañero Blas es un libro ambicioso porque aspira a que todo el mundo lo comprenda, a que todo el mundo pueda sacar de él, un provecho propio y en ninguna parte surge nada del lucimiento personal del autor. Es un libro hecho completamente hacia fuera: es un libro dedicado al pueblo, y hecho en tal forma que todo el mundo pueda leerlo.”

“Nuestra tarea tiene dos caras: heroicidad y sacrificio”

31 de enero de 1963: El Che pronuncia un discurso en el acto de entrega de premios a los 137 obreros y cuatro técnicos destacados del Ministerio de Industrias, durante los meses de noviembre y diciembre.

Expresa: “Nuestra tarea tiene dos caras: la de la heroicidad pura y la del sacrificio en el trabajo día tras día.”

31 de enero de 1967: El Che expresa en su diario en Bolivia: “Último día de campamento. La góndola limpió el campamento viejo y se retiraron los hombres de posta.” Detalla seguidamente: “Quedaron Antonio, el Ñato, Camba y Arturo; las instrucciones son: hacer contacto a lo más cada tres días, mientras sean 4 irán dos armados; la posta no se descuidará un momento; los nuevos ingresos serán instruidos en las normas generales, pero no deben conocer más que lo imprescindible; se limpiará el campamento de todos los efectos personales y las armas se esconderán en el monte, tapadas por una carpa.”

Precisa que la reserva de dinero permanecerá constantemente en el campamento, sobre el cuerpo de alguno y que se explorarán los caminos ya hechos y los arroyos vecinos.

Además, escribe: “En caso de retirada precipitada 2 irán a la cueva de Arturo: Antonio y él mismo; Ñato y Camba se retirarán por el arroyo y uno correrá a dejar el aviso en un lugar que elegiremos mañana. Si hubiera más de 4 hombres, un grupo cuidará la cueva de reserva.”

Igualmente detalla en la parte final de sus anotaciones correspondientes a este día: “Hablé a la tropa, dándole las últimas instrucciones sobre la marcha. Dirigía Coco, también las últimas instrucciones (D. VII).”

Después hace un resumen del mes de enero de 1967: “Como lo esperaba, la actitud de Monje fue evasiva en el primer momento y traidora después. Ya el partido está haciendo armas contra nosotros y no sé dónde llegará, pero eso no nos frenará y quizás, a la larga sea beneficioso (casi estoy seguro de ello).

También comenta: “La gente más honesta y combativa estará con nosotros, aunque pasen por crisis de conciencia más o menos grave.”

Detalla con respecto al guerrillero boliviano: “Guevara hasta ahora, ha respondido bien. Veremos cómo se portan él y su gente en el futuro.”

Y agrega: “Tanía partió, pero los argentinos no han dado señales de vida, ni ella tampoco. Ahora comienza la etapa propiamente guerrillera y probaremos la tropa; el tiempo dirá qué da y cuáles son las perspectivas de la revolución boliviana. De todo lo previsto, lo que más lentamente anduvo fue la incorporación de combatientes bolivianos.”



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre. Editoras: Liannis Mateu Francés - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Comunity Manager: Alejandro Rojas. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015