• Sunday, 20 de September de 2020
  •  06:02:38  
  • Nuestros grandes amigos los Guardias Civiles

    2018-04-18 07:55:47 / web@radiorebelde.icrt.cu / Víctor Pérez Galdós


    Nuestros grandes amigos los Guardias Civiles

    18 de abril de 1952
    .- Ernesto Guevara sale del hospital de Andahuaylas donde estuvo recluido durante dos días por haber llegado a esta ciudad con un fuerte ataque de asma.

    En sus Notas de viaje precisa lo que hizo de inmediato en unión de su amigo Alberto Granado:

    “…ya repuesto en parte, abandonamos ese refugio para acogernos a la caridad de nuestros grandes amigos los Guardias Civiles, quienes nos recibieron con la buena voluntad de costumbre. Nuestro dinero era tan escaso que casi no nos atrevíamos a comer, pero no queríamos trabajar hasta llegar a Lima, pues allí teníamos razonables esperanzas de que nos dieran un empleo algo mejor remunerado y poder así juntar algún dinero para seguir el camino, ya que todavía no se hablaba de volver.

    “La primera noche de espera fue bastante pasable pues el Alférez, tipo comedido, encargado del puesto, nos invitó a comer y pudimos hacer algo de acopio para lo que viniera, pero los dos días siguientes estuvieron jalonados por el hambre, ya que se había constituido en una compañera habitual de nuestros días, y el aburrimiento, ya que nos era imposible alejarnos mucho del puesto de control, a donde indefectiblemente irían los camioneros a identificarse antes de emprender o seguir viaje”.


    18 de abril de 1964
    .- El Comandante Ernesto Che Guevara retorna a la capital cubana luego de haber participado en Ginebra, Suiza, en la Conferencia Mundial sobre Comercio y Desarrollo, convocada por la Organización de Naciones Unidas, y haber realizado después una visita a Argelia.

    18 de abril de 1967
    .- No es muy extenso el Che en sus anotaciones en esta fecha en el diario que lleva en Bolivia. Expresa:

    “Caminamos hasta la madrugada, dormitando la última hora de la noche con un frío considerable. Por la mañana fue la vanguardia a explorar encontrando una casa de guaraníes que dieron muy poca información. Nuestra posta detuvo a un jinete que resultó ser hijo de Carlos Rodas (otro) que iba a Yakunday y lo llevamos prisionero. Se caminó lentamente y a las 3.00 fue que pudimos llegar a Matagal, casa de A. Padilla, hermano pobre de otro que vive a una legua de allí y por cuya casa pasamos. El hombre tenía temor y trató por todos los medios de que nos fuéramos, sólo que, para colmo, comenzó a llover y debimos refugiarnos en su casa”.


    DEL AUTOR
    ÚLTIMAS PUBLICACIONES
    LO MÁS LEÍDO
    LO MÁS COMENTADO
    ESTAMOS EN LAS REDES

    ENLACES EXTERNOS
    Radio Cubana
    ICRT
    Granma
    © Radio Rebelde - 2020
    © Radio Rebelde - 2020