Rosario, la niñera del Che (+Audio)

2017-09-02 10:45:54 / web@radiorebelde.icrt.cu / Minoska Cadalso Navarro

Rosario, la niñera del Che
Doña Rosario González, la niñera del Che en Córdoba.

Por recomendación del médico de Ernesto Che Guevara cuando el niño tenía cuatro años y su asma se anunciaba como una enfermedad crónica, la familia decidió un cambio de clima.

Fue en 1932 cuando se produjo el traslado de Buenos Aires a las montañas de Córdoba, y de la ciudad a la Villa de Alta Gracia.

Puede escuchar y descargar aquí la propuesta radial directamente desde nuestro canal en Ivoox:

El clima seco de Alta Gracia benefició a Ernesto, y allí aprendió a leer y a escribir, gracias a su madre Doña Celia que inició a su hijo en el aprendizaje.

Sin embargo, también fue en Alta Gracia donde el Guerrillero Heroico, con seis o siete años, recibió el cariño maternal de Doña Rosario González, niñera y cocinera de la familia Guevara de La Serna.

“ Siempre me impresionó verlo así tan flaquito. Me fijé más en él que en los otros chicos. Estuve mucho tiempo a su lado".

Doña cuenta una anécdota que la impresionó:

Una vez Ernestito entra a su dormitorio y sale con una prenda de vestir en la mano, le pregunté qué hacía con ese pantalón, él contestó que se lo llevaba al negro que tenía su pantalón roto y por eso no podía venir a jugar. Le dije que no se podía".

Recuerda la niñera de Ernesto, que él me respondió:

“A vos te parece que es justo que yo tenga diez pantalones y el negro no tenga más que uno para cambiarse”.

Rosario, la niñera del Che
Ernesto Guevara, niño.

La última vez que Rosario vio al Che este era un joven de 17 años, ella ya se había casado y residía en Córdoba, donde Ernesto estudiaba en el colegio público de Anfunes; hacía años ambos no se veían.

Doña Rosario recuerda que un día un joven le pregunta cómo le va, no me va a hablar, ella pensó que era una jugarreta de algún chico. El joven la siguió hasta la esquina, formulando las mismas preguntas.

Rosario admiró que Ernestico fuese a saludar a su sirvienta; que la abrazase y besase con tanta devoción. Rosario concluye entre lágrimas:

“Ernestito siempre me trato de vos, si hoy lo viera no le diría Che, seguiría diciéndole Ernestito o doctor Guevara”.

Le sugerimos escuchar en audio el Testimonio:



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.


   ROMEL DURAN CASTILLO      romelduranc@gmail.com      Ecuador
   05.09.2017 - 6:34 pm
Excelente conocer sobre la infancia del COMANDANTE GUEVARA


Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre.
Editoras: Liannis Mateu Francés - Ruth Soto Falcón - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo.

Directora General: Sofía Mabel Manso Delgado. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015