"...a su revelacin, sacudimiento y fundacin me consagro..."

2011.12.12 - 15:41:53 / web@radiorebelde.icrt.cu / Miralys Snchez Pupo

Jos Mart
José Martí abandonaba a Caracas para marchar hacia Nueva York en Estados Unidos en julio de 1881, cuando confesó el presente titular en medio de las líneas de una de sus cartas para un amigo. Aún faltaba una década para que fuera conocida la primera edición de la síntesis argumental des su ensayo Nuestra América.

El Maestro sentía como obligación moral que debía continuar su alerta ante lo que consideró los eslabones de una inmensa cadena con la cual los Estados Unidos paso a paso ya habían demostrado su interés por aprovecharse para sí de las jóvenes naciones americanas. Aquel cerco ya estaba en las proyecciones norteamericanas y en modo alguno era para beneficiarlas.

Los peligros que observó eran colosales y para que ellos no enturbiaran el futuro de la imprescindible independencia en sus hermanas naciones era necesario que cada una de ella pudiera coronar con éxito su verdadera independencia. Para ella no necesitaba pedirle favores a naciones, que como Estados Unidos de forma provocativa, se presentara como el amigo que nunca fue. Más bien el próximo conquistador que esperaba tras el portón para anularlas y aumentar sus riquezas a costa de ellas.

Otras experiencias martianas aceraron sus convicciones cuando en medio del destierro en Madrid, le sorprendió la caída del segundo imperio francés. También conoció la primera revolución proletaria, la Comuna de París, proclamada el 28 de marzo de 1871, que se incorporaron a su acerbo patriótico por la huella que dejó para el futuro. Cada uno de esos acontecimientos ocupó un lugar en su memoria para valorar otros que se presentarán en el futuro.

La agitación obrera en aquella Europa que podía apreciarse tanto en Inglaterra como en Alemania además de Estados Unidos, fueron impactos memorables donde las banderas obreras y el pensamiento de nuevos pensadores planteaban la necesidad de modificar las circunstancias de una horrible explotación sufrida por otras naciones y humildes trabajadores.

El poder de análisis ante aquellos sucesos estuvo presente en su observación para llegar a comprender su conocimiento del hombre y sus necesidades. Apreció ante sí y desde la prensa que tuvo la oportunidad de tener en sus manos que era necesario alcanzar transformaciones definitivas de una vez y para siempre. Muchos de aquellos sucesos los asumió a través de sus trabajos organizados alrededor del título Escenas Europeas, que datan de 1882.

Desde tales observaciones constató la lucha como camino necesario e impostergable también para su país y el resto de las hermanas americanas. Beber de la fuente social cotidiana le permitió a una década del clímax de su ensayo Nuestra América, poder contar con sólo 26 años de un importante bagaje de contenido social, que asumió desde la óptica de su parte en el Nuevo Mundo, es decir, delinear con deleitación de un político superior hacia donde debían marchas las hermanas que formaban el continente de América.



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Alejandro Rojas Espinosa. Editoras: Liannis Mateu Francés - Yaicelín Palma Tejas. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015