13 de Agosto. Natalicio del Comandante en Jefe Fidel Castro
  • Thursday, 13 de August de 2020
  • Acusan a Trump de poner en riesgo la salud de los niños estadounidenses

    2020-07-13 13:38:30 / Noticiero Nacional de Radio


    Acusan a Trump de poner en riesgo la salud de los niños estadounidenses

    Donald Trump se colocó nuevamente bajo el fuego de la controversia y las acusaciones políticas, al continuar presionando por la reapertura de las escuelas, pese a que los contagios por la COVID-19 aumentan en todo el país y los expertos en salud advierten que hay demasiadas incertidumbres y variables para que el regreso a clases sea normal.

    Incluso, Trump amenazó con retener los fondos federales a los centros educativos que se nieguen a reabrir, una advertencia que volvió a confirmar el domingo la secretaria de educación, Betsy DeVos, en una entrevista con la cadena FOX.

    Antes, en declaraciones a la CNN, DeVos justificó la reapertura escolar, al argumentar que los niños contraen el virus a una tasa mucho más baja que los adultos y minimizar el riesgo de que los menores lleven el virus a sus maestros, padres, abuelos o cuidadores.

    Pero la presidenta de la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos, Nancy Pelosi, replicó a los comentarios de la secretaria de educación, calificándolos de negligencia e incumplimiento del deber.

    Pelosi acusó al gobierno de Trump de jugar con la salud de los niños y advirtió que volver a clases representa el mayor riesgo de propagación del coronavirus.

    “Todos queremos que nuestros hijos regresen a la escuela, tanto los padres como los hijos. Pero debe ser de manera segura”, subrayó Pelosi, quien instó a que se consideren obligatorios los requisitos para la reapertura de los centros educativos, establecidos por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), la agencia del gobierno federal para la protección de la salud pública.

    Sin embargo, Trump ya atacó a los CDC, porque consideró como demasiado rígidos, caros y poco prácticos los lineamientos de esa institución médica para el inicio del año académico 2020-2021, que en algunos lugares de Estados Unidos comienza en agosto.

    La reapertura de las escuelas se ha convertido así en uno de los temas más difíciles y sensibles en la nación norteña, ante un Trump que obvia los datos de coronavirus más recientes y se empeña en vincular el regreso de los estadounidenses al aula con la necesidad de recuperar la economía del país.

    Además, Trump politizó el asunto, al sugerir que los demócratas no quieren abrir las escuelas por motivos electorales ante los comicios de noviembre, como si el mismo magnate no estuviera presionando para una vuelta rápida a la normalidad en Estados Unidos con vistas a asegurarse la reelección.

    Acusan a Trump de poner en riesgo la salud de los niños estadounidenses

    De hecho, el equipo de campaña electoral de Trump ha utilizado el tema para criticar al aspirante demócrata Joe Biden, al preguntar públicamente si se el ex vicepresidente se alineará con los jefes sindicales que quieren supuestamente mantener cerradas las escuelas o los padres que quieren que sus hijos sigan aprendiendo.

    Ese ataque a Biden ignora que organizaciones representativas de millones de maestros y padres en Estados Unidos critican las presiones de Trump para que las escuelas reabran, cuando la COVID-19 ha rebrotado con fuerza.

    Incluso, el secretario asistente del Departamento de Salud, el almirante Brett Giroir, propuso ayer que ante el incremento de las muertes por COVID-19, el gobierno de Trump debería poner encima de la mesa todas las medidas posibles para contener la enfermedad, inclusive confinamientos.

    Giroir se declaró muy preocupado, y llamó desde la cadena televisiva ABC a un nuevo cierre de bares, mayor distanciamiento en los restaurantes y un uso prácticamente universal de mascarillas en las áreas más afectadas.

    Las estadísticas de la Universidad John Hopkins muestran que al menos 32 estados informaron picos inéditos de contagios diarios la última semana en comparación con la pasada.

    Florida dio la nota en particular, con quince mil 300 casos en una jornada, un récord no solo para ese estado sino para todo el país, que nunca antes había registrado tal aumento de contagiados desde que comenzó la pandemia.

    Los números más altos hasta ayer habían sido los de California, con 11 mil 694 nuevos contagiados diarios, la semana pasada y Nueva York, con 11 mil 571 el quince de abril, cuando esa ciudad era la más golpeada por el virus.

    Ayer, con el récord de quince mil 300 casos en una jornada, Florida pasó a ser el epicentro de la COVID-19 en Estados Unidos.

    El rápido aumento de casos ha puesto contra las cuerdas a los hospitales floridanos, donde las camas para ingresos generales están ocupadas en un 76 coma cuatro por ciento, mientras que las de cuidados intensivos ya están a un 81 coma dos por ciento.

     La situación es peor en el condado de Miami-Dade, el más poblado del estado, donde están siendo utilizados el 94 coma ocho por ciento de las camas para cuidados intensivos.

    Los hospitales de Miami-Dade pronto podrían quedarse sin camas y sin ventiladores para los pacientes más graves.


    Envía tu comentario
    • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
    • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
    • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.

    ENLACES EXTERNOS
    Radio Cubana
    ICRT
    Granma
    © Radio Rebelde - 2020
    © Radio Rebelde - 2020