• Monday, 13 de July de 2020
  • Algunas maneras de desahogarte en plena cuarentena

    2020-05-18 13:53:58 / web@radiorebelde.icrt.cu / Alberto Quirantes


    Algunas maneras de desahogarte en plena cuarentena

    En determinadas situaciones estresantes, algunas personas sin poder canalizar sus estados emocionales adecuadamente, necesitan aliviar esa carga psíquica de la mejor manera posible y aquí ofrecemos algunas sugerencias inofensivas y muchas veces hasta de corte positivo, tanto para el mentalmente sufriente como para quienes lo rodean.

    Algunas muy importantes

    Una muy importante es poder ayudar monetariamente, de manera discreta o anónima, o con otro tipo de ayuda material o de apoyo voluntario a algún necesitado o a una institución benéfica como son los asilos de ancianos o los hogares para los sin hogar pues te hará sentir feliz y relajado poder ayudar a otros más necesitados. En este momento, cuando algunos de nosotros no podemos controlar nuestras situaciones externas, tener un poco de compasión respecto de un pequeño problema nos hará sentir mucho más aliviados. Otro alivio es gritar si quieres, pero por lo positivo, pues no hay una investigación a largo plazo que demuestre ningún resultado efectivo y duradero después de gritar por histeria o enojo. Ni los vecinos ni las cuerdas vocales ven muchos beneficios a corto plazo tampoco. Lo mejor es gritar o vitorear con tus vecinos para expresar tu apoyo a los trabajadores del sector salud todos los días a las 9 de la noche, pues hay muchas investigaciones que demuestran que apoyar a los demás nos hace sentir muy bien.

    Buscar consuelo y orientación

    También alivia intercambiar un poco de quejas bien dosificadas, con una amistad de confianza, sobre todo con alguien que pueda ofrecernos un buen consejo o una efectiva solución al motivo de nuestra inconformidad. Quéjate si quieres pues las investigaciones demuestran que el contacto con un amigo de confianza disminuye nuestros niveles de estrés en situaciones estresantes, siempre seleccionando en tu lista de contactos a alguien en quien confías. A veces se necesita a un amigo que te escuche y que se abra lo suficiente como para compartir sus experiencias difíciles contigo también. Aunque alivia decirle a alguien más que apenas puedes con tu vida, y sobre todo si es capaz de darte una buena guía, también es agradable que esa persona te cuente algunos de sus problemas. Ten cuidado de no usar el teléfono solo para descargar un carácter enfurecido, pues muy pocas personas tienen la paciencia suficiente para aguantar una sesión de quejumbres sin fin.

    Algunas maneras de desahogarte en plena cuarentena

    La comida, pero con cuidado
    A veces alivia comer si lo deseas pues cuando estás estresado tu cerebro necesita glucosa para alimentar las neuronas de alerta. Nuestros cerebros en realidad no saben si lo que estamos sintiendo es el estrés de una pandemia global o una probable preocupación laboral. Más allá de solo satisfacer las demandas de glucosa de nuestro cerebro, una merienda en realidad puede hacerte sentir mejor, pues los alimentos ricos en azúcar y grasa activan el sistema de recompensas del cerebro. Comer una o dos galleticas dulces provoca que las neuronas en el cerebro liberen dopamina, un neurotransmisor esencial para el sistema de motivación del cerebro. Sin embargo, mucho cuidado pues aunque comer dulces es gratificante al paladar, ese sistema de recompensa en nuestro cerebro puede provocar que queramos más cosas dulces o grasosas, pero se debe tener presente que el peso corporal hay que cuidarlo. No obstante, un dulce esporádico para sentirte mejor de vez en cuando es una muy buena opción.

    Llora o descansa
    Un llanto eventual puede tener verdaderos beneficios. Llora si quieres, pues puede ser muy catártico porque cuando lo haces, inhalas profundamente. Ahogarse entre sollozos puede incrementar la actividad del sistema nervioso parasimpático, lo cual ayuda a calmarnos. Solo permite a las lágrimas fluir libremente pues llorar durante períodos más largos se relaciona con la liberación de algunos neuroquímicos capaces de hacerte sentir mejor, como son los opioides endógenos. Sin embargo, hay una excepción pues llorar también puede hacernos sentir muy mal por no hacerlo en el momento o lugar indicado para beneficiarse del llanto pues depende del medio. Es mejor llorar solos silenciosamente pues seguramente puede relajarnos y te enfocas en lo que te ha estado afectando como puede ser lo prolongado del encierro. Por último, solo recuéstate cómodamente en el suelo y mira el techo, pues a veces lo que necesitas es no tener nada que hacer. Hay necesidad de tener momentos en los que nada nos presiona para lograr nada y es bueno desconectarse sin tener que estar dormido. Aunque eso parezca de holgazanes, a menudo es un buen momento para eliminar tus emociones poco constructivas. Después de desahogarte la manera que prefieras recuerda que no eres tú solo pues a todos nos hace falta un poco de tiempo para desahogarnos en determinadas situaciones capaces de alterar nuestro psiquismo.


    Envía tu comentario
    • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
    • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
    • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.

    ENLACES EXTERNOS
    Radio Cubana
    ICRT
    Granma
    © Radio Rebelde - 2020
    © Radio Rebelde - 2020