Aoranzas de una etapa pasada (+Audio)

2015.06.01 - 06:51:30 / web@radiorebelde.icrt.cu / Ivn Morales Morales

Padres cubanos. Foto: Abel Rojas Barallobre

La niñez es esa etapa inicial de la existencia que siempre miraba con añoranza. Aquellos años donde primaba la inocencia, y la vida se le antojaba apenas un manojo de días en la distancia. El hogar era el entorno donde comenzó a descubrir el mundo. Con mamá y papá dio los primeros pasos y algún que otro trompicón también.

El juego y la escuela eran sus preocupaciones principales. Ninguno de los dos podía faltar. Allí descubrió las letras y los números; de la ciencia conoció sus “caprichos”, y con la profesora –esa que impartía con dulzura todas las asignaturas- aprendió a dar las gracias, a decir buenos días y a ser cortés con las féminas y las personas mayores.

Fueron los tiempos de jugar “a la mano” o al “taco” con una pelota confeccionada con la media inservible y ahuecada del compañerito; a correr para no ser “cogío” o adueñarse del mejor sitio para evitar ser descubierto en el “escondío”. Otros y otras preferían el pon, los yaquis o las barajas para buscar al “burro” del grupo. Él se las arreglaba para estar en cada uno de ellos.

Así, casi sin percatarse al protagonista de esta historia se le escabulleron los días uno tras otro. Al mirar al espejo ya no veía a aquel niño inquieto. El rostro se le pobló de vello, eso que los mayores llaman barba; y de unos molestos granitos, acné, como los denominó su mamá. Su cuerpo se configuró y hasta estiró algunos centímetros. Era un adolescente parado ante el umbral de la adultez.

Las responsabilidades comenzaron a aparecer. Los temas entre los amigos ya no eran los mismos. Sin embargo, se negaba a dejar de ser el infante al que todos en su barrio llamaban “bola de humo”.

Este 1ro. de Junio, cuando celebramos en toda Cuba el Día Internacional de la Infancia, evoco mi etapa inicial y la comparo con quienes hoy dan sus primeros pasos por este complejo mundo. La realidad actual dista mucho de la que viví. La manera de asumir tan sublime período no es la misma. Las etapas se trastocan unas con otras sin siquiera sus protagonistas percatarse del daño que a sí mismos se provocan.

No son pocos los influjos llegados desde todos lados. No obstante, la familia y la escuela deben desempeñar el rol de siempre y erigirse como ejemplo. Los niños y las niñas del presente serán los hombres y mujeres del futuro. Y ese sí que debemos garantizarlo.

Saltar los momentos que la vida nos da nunca ha sido la mejor opción. Vivir cada uno de ellos a plenitud garantiza saber hacia dónde vamos y así sacar de esos instantes las enseñanzas para los tiempos que vendrán. Tal vez cuando se acumulen los años podamos mirar hacia atrás y rememorar los períodos iniciales de la existencia, pues mientras más adultos nos volvemos, más añoramos el tiempo pasado.



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Alejandro Rojas Espinosa. Editoras: Liannis Mateu Francés - Yaicelín Palma Tejas. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015