Aquel atardecer de Mayo

2014.04.27 - 10:30:15 / web@radiorebelde.icrt.cu / Aroldo García Fombellida

El holguinero Vicente Francis rememora recuerdos del 6 de Mayo de 1996. Foto Aroldo García

Holguín. Cuba. Los “cincuentones” o más recordarán, quizás, una melodía, que estuvo entre las preferidas durante aquella “década prodigiosa” de la música internacional, entre los años sesenta y cinco al setenta del pasado siglo, y cuyo título, interpretado por una agrupación de nombre “Los HH” es: “Aquel atardecer de Mayo”.

Cada vez que la escucho en algún espacio radial dedicado a los recuerdos me invade la nostalgia. Otras huellas, y otras “décadas prodigiosas”, también permanecen en algún sitio de nuestra existencia, y afloran cuando menos lo imaginamos. Este es un ejemplo:

Muy temprano en la mañana sabatina enrumbamos hacia San Germán, a unos cuarenta kilómetros al sur de Holguín, donde, además del pintoresco asentamiento poblacional, se encuentra el Central Urbano Noris, bien llamado “Coloso Azucarero” de esta provincia.

Un definido objetivo nos impulsaba

La zafra y su cumplimiento comprometido se está decidiendo en estos días, pero las lluvias andan apareciendo a cada rato por esta zona, Hace falta, por tanto, el empuje final de quienes hacen mover las imponentes máquinas del ingenio, para cada vez que amaine, “meterle con todo” y moler toda la caña posible, para convertirla de inmediato en la prestigiosa azúcar que históricamente en este ingenio se produce.

Dicho en pocas palabras, es que, más allá de las impertinentes lluvias, esta zafra se gana o se pierde según respondan desde sus respectivos puestos de labor cada uno de los trabajadores del emblemático ingenio. Por tanto, a su encuentro fuimos.

Luego de varias horas ya casi terminábamos una intensa jornada de trabajo en el mismísimo corazón del Central Urbano Noris. Entre el casi ensordecedor ruido de sus máquinas en plena zafra, y el perenne y hasta “sabroso” olor a meladura que cubre todo el entorno, algo característico en las fábricas de azúcar, ocurre un encuentro, quizás casual.

Se nos acerca uno de aquellos obreros que habíamos visto esta mañana en disímiles faenas. Es un hombre fuerte, hecho al trabajo, se adivina de solo mirarlo. Su piel negra y brillante refulge ante el calor cercano que brota de las máquinas moledoras del ingenio. Con semblante humilde y bonachón nos saluda sonriente, y se acerca más a nosotros, apagando con su voz tan fuerte como el mismo el tremendo ruido ambiente, para solicitarnos que lo acompañemos hasta la parte exterior de la fábrica.

Vicente Francis, que ese es su nombre, nació en el propio batey azucarero de San Germán, hace un poco más de medio siglo. Su único centro de trabajo durante más de treinta y cinco años ha sido el ingenio; y específicamente la parte de los molinos, donde entró como ayudante, y a fuerza de tesón y esfuerzo hoy es el Jefe del Departamento de Planta Moledora, que incluye basculadores y molinos.

La conversación con este compatriota me deparaba, otra vez y como tantas otras, agradecerle a la vida misma el privilegio de una profesión que nos otorga, a cada rato, tan grandes y hermosos privilegios. Gracias a Vicente Francis, contándome su historia con extrema humildad en solo unos minutos, pudimos traer al presente unos cuantos recuerdos imborrables de un día especial: la tarde del 6 de Mayo de 1996.

“Mire, Aroldo, yo a usted lo he visto muchas veces aquí en San Germán, hasta cerquita de mi, allá adentro en los molinos; pero me daba pena llamarlo para enseñarle este papelito que siempre me acompaña. Es de lo más grande que me ha pasado en la vida, y usted estaba allí, y hasta me ayudó a lograrlo. Por eso quería decírselo.”

El holguinero Vicente Francis rememora sus recuerdos del 6 de Mayo de 1996. Foto Aroldo GarcíaAsí, diciendo y haciendo, Francis me muestra el trozo de periódico del 7 de Mayo de 1996, recortado y guardado con inmenso amor, donde este obrero azucarero aparece saludando a Fidel Castro.

“Aquello era apoteósico esa tarde compay, una alegría por doquier, imagínese usted, Fidel en San Germán, Fidel aquí, con nosotros en el ingenio.”

En ese instante se sorprendió cuando el Líder de la Revolución Cubana decidió bajar del vehículo para saludar personalmente a cuantos pudo, cuando salía desde la improvisada plaza frente al ingenio, donde subió al balcón de la sala de análisis, y desde allí habló a los obreros que a esa hora casi terminaban el turno de la tarde.

“Cuando él se baja del carro, que estaban ustedes los periodistas allí, y usted justo al lado mío, viene casi directamente hasta donde yo estaba, me saluda y me da la mano. Usted se podrá imaginar, para mí el momento más feliz en los años que tengo.”

Instintivamente este obrero de ébano, y un corazón que exterioriza su nobleza, levanta su mano derecha y la muestra con especial gesto ante el agradecido y también emocionado periodista.

Está cerca un sitio muy especial y significativo que rememora para siempre la fecha y el acontecimiento, por lo cual le pido entonces a Vicente Francis ir hasta la placa de bronce que recuerda aquel momento trascendental, para él, para ellos, y lógicamente para nosotros también, y así sellar este encuentro tan feliz.

Me faltaba aún su más impactante momento

En el trayecto hasta la placa bronceada le comento sobre la actual situación de la zafra en el Urbano Noris: las complicaciones con las lluvias, y la necesidad de ponerle “un extra” colectivo para poder cumplir los compromisos de producción.

Vicente Francis detiene un momento la marcha, y sus ojos nobles me miran fijo, y convincentes…

” Usted puede estar seguro de que aquí vamos a poner rodilla en tierra, y vamos a cumplir nuestro compromiso aunque caigan raíles de punta. Yo se que Fidel se va a poner muy contento. Le debemos mucho a la Revolución… Y más yo, mire mi color.”

Con un nudo en la garganta que me impide decir palabra, me despido de Vicente Francis, dándole un abrazo, todo lo grande y fuerte que pude.

El holguinero Vicente Francis rememora sus recuerdos del 6 de Mayo de 1996. Foto Aroldo García



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.


   Juan Martínez      juanmar1950@gmail.com      Venezuela
   02.05.2014 - 2:42 am
Me imagino la emoción que sintió el compatriota cubano, Vicente Francis, al estrecharle la mano a ese ETERNO LÍDER, Fidel Castro... Algo así me sucedió, las veces que tuve la oportunidad de estrecharle la mano y estar bastante cerca de nuestro amado Comandante Eterno, Hugo Chávez. Saludos Revolucionarios.. Venceremos..!


Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre.
Editoras: Liannis Mateu Francés - Ruth Soto Falcón - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo.

Directora General: Sofía Mabel Manso Delgado. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015