Audífonos VS. Sordera... la batalla de nuestra generación

2018-03-13 19:06:49 / web@radiorebelde.icrt.cu / Alejandro Rojas

Audífonos VS. Sordera… la batalla de nuestra generación

A la hora de comprar unos audífonos es importante que, además de con calidad, la música se escuche alta, las demás cualidades las averiguamos con el tiempo. Y es que mientras caminamos, hacemos ejercicios, o simplemente nos tiramos a descansar, necesitamos sentirnos enajenados de la bulla que nos rodea, o incluso, el silencio.

Aunque la Organización Mundial de la Salud ha financiado múltiples estudios sobre el tema y los ha difundido por múltiples canales, hasta que sentimos el molesto pitido que deja una discoteca, o los mismos auriculares, no nos preocupamos sobre el tema, que es peor de lo que pensamos.

Audífono: Aparato para percibir mejor los sonidos, especialmente usado por los sordos

Auricular: En los aparatos telefónicos y, en general, en todos los empleados para percibir sonidos, parte de ellos o pieza aislada que se aplica a los oídos.

Resulta que, nuestro oído, funciona con células que producen señales eléctricas y que, al exponerlas a altos volúmenes, se van dañando hasta causar el fenómeno de la hipoacusia.

El Doctor Héctor Hernández, especialista de Grado I en Otorrinolaringología, explica que “el volumen (intensidad del sonido) juega el papel más importante cuando nos referimos a la perdida de la escucha, sin embargo, existe una regla razonable para las personas que emplean auriculares y reproductores estándar (reproductores de casete o CD): escucharlos al 60% del volumen máximo por 60 minutos o menos (recomendada por la OMS) o al 80% del volumen máximo por 90 min o menos en el caso de auriculares profesionales y reproductores MP3 o iPod, por un periodo de 24 horas”.

Al exponerlas a altos volúmenes, se van dañando hasta causar el fenómeno de la hipoacusia

Los decibeles (dB) son las medidas indicadoras de las frecuencias en que escuchamos todo, nosotros, por ejemplo, percibimos sonidos a partir de 20 dB, y nuestra habla, oscila entre los 40 y 60 dB. Cuando vamos a un concierto, o una discoteca, estas medidas crecen hasta los 120 dB aproximadamente y por eso es que, luego, nos queda la sensación de un silbato incansable e imparable, que ahora sabemos de dónde proviene.

Los decibeles (dB) son las medidas indicadoras de las frecuencias en que escuchamos todo

“Este sonido es una señal de alerta y se asocia al fenómeno de fatiga acústica, consecuencia de cambios fisiológicos en la cóclea. Se plantea que la base de este fenómeno no es un daño tisular, sino más bien alteraciones bioquímicas. Estudios recientes de microscopía electrónica confirman la limitación del déficit a la tercera fila de células ciliadas externas, donde sólo se ve afectada la extremidad de sus estereocilios cuyos microfilamentos se ven reducidos sustancialmente, lo que puede generar el pitido en los oídos conocido como acúfenos o tinnitus, que generalmente desaparece cuando se elimina la exposición a la fuente de ruido” agregó el Dr. Hernández.

Y, aunque no nos dejen esa sensación molesta, los audífonos, al estar dentro del oído y a un alto volumen, inicialmente originan la adaptación de las células ciliadas a esta elevada intensidad de sonido y luego, cuando nos los quitamos, escuchamos menos, algo que quizás en los albores de la juventud no sea tan evidente, pero que, con el tiempo, será un problema, debido al daño progresivo de las estructuras que intervienen en la audición.

Pero no son solo estos los problemas, sino que el uso de los auriculares presenta también un problema en el comportamiento social

Pero no son solo estos los problemas, sino que el uso de los auriculares presenta también un problema en el comportamiento social, pues como aclarara el especialista, “existen algunas situaciones que requieren estar alertas a los sonidos de fondo por razones de seguridad personal. Los adolescentes deben ser advertidos que el aumento de volumen puede bloquear los sonidos ambientales, lo que puede ser sumamente peligroso al cruzar una calle muy transitada o durante la conducción de vehículos, acción esta que requiere una debida atención y responsabilidad”.

La música es parte del mundo en que vivimos, escucharla mientras caminamos es un acto placentero, pero, hacerlo con responsabilidad y con el debido cuidado a nuestra salud mejorará la experiencia. El llamado está hecho… cuidemos nuestra vida y la de los demás.



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre. Editoras: Liannis Mateu Francés - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Comunity Manager: Alejandro Rojas. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015