Bicentario de Carlos Manuel de Cspedes, el Padre de la Patria

2019-04-18 05:52:58 / web@radiorebelde.icrt.cu / Vctor Prez Galds

Bicentario de Carlos Manuel de Cspedes, el Padre de la Patria

Nacido el 18 de abril de 1819 en la ciudad de Bayamo, Carlos Manuel de Céspedes constituye una de las más relevantes figuras de la historia de Cuba.

Fue el iniciador de la guerra por la independencia el 10 de octubre de 1868 y es considerado el Padre de la Patria.

El poeta cubano Bonifacio Bryne en una de sus obras, escrita en 1897, lo describió y calificó de la siguiente manera:

Hoy, cuando a Cuba el vendaval azota
y abierto ante sus pies está el abismo,
piénsase en el fanático heroísmo
del que fue acaso su mejor patriota.
Su recuerdo es raudal que no se agota,
pues que supo olvidarse de sí mismo,
y fue la negación del egoísmo...
¡témpano oscuro que en el alma flota!
Él esparció las próvidas semillas
que hoy germinando están. Como un profeta
pudo anunciar excelsas maravillas;
y el árbol que sembró, no hay un atleta
que lo derribe para hacerlo astillas ....
¡porque Dios lo defiende y lo respeta!

A través del tiempo tanto en poemas, como en monumentos, libros, documentos y en diversos materiales periodísticos, así como en conferencias, personalidades políticas, historiadores, otros investigadores y artistas cubanos han reflejado la trascendencia histórica de Céspedes.

Bicentario de Carlos Manuel de Cspedes, el Padre de la Patria

Precisamente el máximo líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, destacó en el discurso que pronunció en Demajagua, el 10 de octubre de 1968:

“No hay, desde luego, la menor duda de que Céspedes simbolizó el espíritu de los cubanos de aquella época, simbolizó la dignidad y la rebeldía de un pueblo —heterogéneo todavía— que comenzaba a nacer en la historia. Fue Céspedes, sin discusión, entre los conspiradores de 1868 el más decidido a levantarse en armas.”

A los pocos años de haberse producido su nacimiento, los padres de Céspedes se trasladan a una finca campestre de la familia. Allí él desarrolla los cinco primeros años de vida. Posteriormente de regreso a Bayamo realiza sus estudios primarios y de la enseñanza media.

Bicentario de Carlos Manuel de Cspedes, el Padre de la PatriaAtendiendo a las posibilidades económicas de su familia, se traslada posteriormente a La Habana para realizar estudios universitarios. Durante tres años el joven se dedica por entero a dominar las diferentes asignaturas.

En el Real y Conciliar Colegio Seminario de San Carlos Céspedes perfecciona entre otras disciplinas y el conocimiento del latín a la vez que se ejercita físicamente en los deportes.

El 22 de marzo de 1838 obtiene el grado de Bachiller en Derecho Civil en la Real y Pontificia Universidad de La Habana. Pero con dicho título, grado menor del Derecho en la época, no podía ejercerse la abogacía en Cuba. Era menester obtener la licenciatura y también alcanzar el doctorado. Entonces regresa a Bayamo.
En el mes de julio de 1840 parte Céspedes para España. La estancia del joven estudiante en la agitada y turbulenta Cataluña es decisiva para su futura vida política.

Mientras cursaba los estudios se involucra en las luchas partidarias españolas y se impregna del indomable sentimiento de los catalanes.
Concluidos sus estudios de Derecho y con el título de Abogado del Reino, como se le decía entonces, recorre diversos países europeos, así como Turquía y algunas regiones del imperio de los zares rusos.

A su regreso a Cuba en 1844, ya no es el mismo joven ingenuo y con poco desarrollo político que partió en busca de su título de abogado. En Bayamo abre un bufete y escribe poemas y un folleto en el que hace la defensa de Cuba. En su ciudad natal fue director de la Sociedad Filarmónica y de su Sección de Declamación.

En 1848 se interrelaciona con amigos y colabora en la creación de La Bayamesa, una bella creación musical que rinde homenaje a la mujer cubana.

A fines del mes de mayo de 1852 se radica en Manzanillo. En 1856 es elegido junto a otras figuras para conformar una Comisión encargada de modificar el Reglamento de la Sociedad Filarmónica y posteriormente desempeña otras importantes funciones.

Bicentario de Carlos Manuel de Cspedes, el Padre de la Patria

En septiembre de 1867 comenzó a conspirar en Manzanillo junto a Francisco Vicente Aguilera y Pedro, Perucho, Figueredo. Más tarde fundó y presidió la Junta Revolucionaria de dicha ciudad.

En diciembre de 1867 el gobernador de Manzanillo, recibió un anónimo, en el que se le avisaba de una proyectada conspiración contra el gobierno y que se iba a dar el grito el día de Nochebuena y se detallaba el nombre de Carlos Manuel de Céspedes.

El gobernador de Bayamo decidió detener a Céspedes, pero no lo realizó por hallarse éste junto al lecho de su esposa gravemente enferma. Fallecida su esposa, a principios de 1868, Carlos Manuel se trasladó al ingenio Demajagua. Parecía que su mayor interés consistía en atender y lograr el desarrollo de esa finca de su propiedad.

Pero en realidad él seguía pensando en llevar adelante la guerra por la liberación de Cuba del dominio colonial español. En una reunión celebrada el 4 de agosto de 1868 Céspedes defendió sin éxito el criterio de comenzar de inmediato la guerra contra España, por considerar que existían condiciones para ello.

Pero después el 6 de octubre de 1868, en el Ingenio Rosario, fue elegido jefe máximo del levantamiento armado, el cual se acordó iniciar el 14 de octubre de 1868.

No obstante, al conocer que el día 8 le habían cursado un telegrama al gobernador militar de Bayamo ordenándole su detención y la de los principales conspiradores, instó a los patriotas que lo secundaban a concentrarse en su ingenio la noche del día 9 de octubre.

Bicentario de Carlos Manuel de Cspedes, el Padre de la Patria

A la mañana siguiente él mediante el sonido de la campana en forma vibrante llama a sus esclavos. Los convoca no para una jornada de trabajo sino para darles su libertad e invitarlos a que lo secunden en la guerra por la independencia de Cuba.

Con respecto al simbolismo de ese momento de particular relevancia histórica expresaría años después José Martí:


“Los misterios más puros del alma se cumplieron en aquella mañana de la Demajagua, cuando los ricos, desembarazándose de su fortuna, salieron a pelear, sin odio a nadie, por el decoro, que vale más que ella: cuando los dueños de hombres, al ir naciendo el día, dijeron a sus esclavos: ¡Ya sois libres!”.

Y en el centenario del inicio de la guerra por la independencia, Fidel también afirmó al valorar la actitud de Carlos Manuel de Céspedes en ese instante crucial:

“Es incuestionable que Céspedes tuvo la clara idea de que aquel alzamiento no podía esperar demasiado ni podía arriesgarse a recorrer el largo trámite de una organización perfecta, de un ejército armado, de grandes cantidades de armas, para iniciar la lucha, porque en las condiciones de nuestro país en aquellos instantes resultaba sumamente difícil. Y Céspedes tuvo la decisión.”

El 11 de octubre partió Céspedes de la finca Demajagua con los que lo secundaron. Se dirigieron hacia el poblado de Yara. Cuando se dispusieron a entrar en el citado poblado sorpresivamente resultaron atacados ya que con antelación por el otro extremo del poblado había entrado una columna española procedente de Bayamo, la cual recibió a los confiados luchadores independentistas cubanos con descargas de fusilería.

Esto provocó entre los luchadores independentistas primero el asombro y después la dispersión. En horas de la noche del 11 al 12 de octubre de 1868, cuando reanudó su marcha hacia la zona montañosa con un puñado de hombres, uno de ellos apuntó qué pronto había terminado la empresa iniciada en Demajagua. Céspedes se irguió sobre los estribos y replicó: “¡Aún quedamos doce hombres; bastan para hacer la independencia de Cuba!

Ya con las fuerzas ligeramente incrementadas tomaron el caserío de Barrancas el 15 de octubre y pusieron sitio a Bayamo, ciudad que fue finalmente ocupada por los luchadores independentistas el día 20.

Céspedes fue acogido por la población como su libertador. Allí fue constituido el Gobierno de la República en Armas y se cantó por primera vez la marcha o himno compuesto por Pedro (Perucho) Figueredo.

Bayamo estuvo en poder de los patriotas cubanos hasta el 12 de enero. Ese día ante el hecho cierto de no poder hacerle frente a una numerosa tropa española que se acercaba los luchadores independentistas con el apoyo de los habitantes de la ciudad decidieron incendiarla para evitar que cayera intacta en poder de los españoles. En los meses posteriores se mantuvo en alto el espíritu de lucha.

Bicentario de Carlos Manuel de Cspedes, el Padre de la Patria

En la primera decena de abril de 1869 se produjo en el poblado de Guáimaro, en la provincia de Camagüey, la Asamblea de Representantes de los luchadores independentistas de las provincias de Oriente, Camagüey y Las Villas y de la zona occidental de Cuba para analizar todo lo concerniente al desarrollo de la guerra. Allí se aprobó la Constitución de Guáimaro.

Céspedes resultó electo Presidente de la República en Armas, aunque dicho cargo estuvo subordinado a la Cámara de Representantes que igualmente se creó en esa oportunidad.

En el transcurso de varios años Céspedes se mantuvo en esa responsabilidad, aunque era evidente que se presentaban cada vez con mayor agudeza contradicciones entre él y los miembros de la Cámara, que finalmente acordaron su destitución el 27 de octubre de 1873.

Lo obligaron entonces a acompañar al nuevo gobierno y a la Cámara durante dos meses. Tras la negativa de permitírsele salir al extranjero para visitar a su esposa e hijos, se le confinó a la finca San Lorenzo, en la Sierra Maestra.

Hacia allí se dirigió el 27 de diciembre de 1873, sin la debida escolta, pues el gobierno se la negó; la llegada al lugar se produjo en la noche del 23 de enero de 1874.

Algo más de un mes después, exactamente el 27 de febrero de 1874, una columna española penetró sorpresivamente en San Lorenzo. Céspedes revólver en mano, sale del bohío donde se hallaba. Resulta perseguido con el objetivo de intentar capturarlo vivo. Él con determinación encaró sólo el desigual enfrentamiento. Herido de muerte cayó en un barranco.

Bicentario de Carlos Manuel de Cspedes, el Padre de la Patria

La vida y la obra de Carlos Manuel de Céspedes siguen constituyendo actualmente fuente de motivación y enseñanza. Conocer lo que él y otros patriotas, a lo largo de nuestra historia, hicieron enriquece a nuestro pueblo, a las nuevas generaciones que hoy son continuadoras de ese legado.

Precisamente en ocasión de conmemorarse el centenario del inicio de la guerra por la independencia de Cuba encabezada por Carlos Manuel de Céspedes, Fidel señaló al respecto:

“El estudio de la historia de nuestro país no solo ilustrará nuestras conciencias, no solo iluminará nuestro pensamiento, sino que el estudio de la historia de nuestro país ayudará a encontrar también una fuente inagotable de heroísmo, una fuente inagotable de espíritu de sacrificio, de espíritu de lucha y de combate.”



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre. Editoras: Liannis Mateu Francés - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Comunity Manager: Alejandro Rojas. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015