• Friday, 03 de July de 2020
  • Centenario de un guajiro enamorado

    2010.02.11 - 13:29:33 / web@radiorebelde.icrt.cu / Miozotis Fabelo Pinares


    Jorge González Allué


    Camagüey, Cuba.-
    Jorge González Allué, pianista, compositor y director de orquesta,  nació en Camagüey, el 11 de febrero de 1910, y desde muy pequeño comienza estudios de piano, solfeo y teoría musical, primero con su prima María Josefa González, después con la  profesora Maria Larín, y luego, en el Conservatorio Rafols, adscripto al Conservatorio Nacional que dirigía Hubert de Blanck. En 1925 se gradúa de piano, solfeo y teoría.

    Y aunque muy poco se conoce de la vida de este camagüeyano, compartimos hoy algunos detalles sobre su legado musical…

    El primer piano que tuvo Allué, se lo regaló su madre. El niño tenía entonces 10 años, y la madre, vendiendo litros de leche, que costaban tres centavos, logró reunir los 160 pesos que valía el instrumento.

    Con apenas doce años, tocaba el piano en la orquesta de Alberto Noriega de Varona, y acompañaba las funciones de cine silente que tenían lugar en el Liceo camagüeyano…

    Tal vez por eso, cuando el niño cumple los 13 años de edad, resuelve dispensarla del compromiso de pagarle sus estudios de música.

    Anima fiestas y bailes particulares, y casi adolescente compone su primera pieza, un pequeño vals al que llama "Corazón mudo".

    Graduado de piano, solfeo y teoría en el Conservatorio Nacional Hubert de Blanck, ofrece en 1931 su primer recital público, en el que estrena “Mulata”, y “Negro bembón”, con textos de su amigo y coterráneo Nicolás Guillén.

    González Allué, compone las partituras de esos versos, que estrena el 27 de noviembre de 1931, apenas un año  y meses después que se publica el poemario “Ideales de una raza”, en El Diario de La Marina….

    Luego aquellos versos….

    “¿Po qué te pone tan bravo,
    cuando te dicen negro bembón,          
    Si tiene la boca santa,
    Negro bembón?”

    Se volvieron a escuchar en el Teatro Cuba, de la ciudad de Santiago de Cuba el doce de febrero de 1932, sin que quedaran grabaciones radiales o volviera a presentarse en La Habana durante la década de 1930.

    Amadeo Roldán, en 1932; y Alejandro García Caturla en 1933, también ponen música a los versos de Nicolás Guillén. ¿Sería esa la causa que provocó que quedara en el olvido la musicalización de Allué? La investigadora MsC. Verónica Fernández anda tras los pasos de esta historia, y dice en uno de sus artículos “No podemos asegurarlo, pero sí es un hecho a tener en cuenta, sobre todo si consideramos que la Mulata de Amadeo Roldán, también sobre los versos de Guillén, fue estrenada por Nicolás Slonimsky, en 1934 en Nueva York, cruzando de esta manera las fronteras nacionales.

    “El reencuentro con las musicalizaciones que el camagüeyano Allué realizó a los poemas de Guillén y en particular a “Mulata”, permite revalorizar la obra de este compositor y estudiar nuevas aristas de labor creativa”.

    Ya en el año 1935, Jorge González Allué ocupa lugar protagónico en la radio local, desde que actúa en la CMJK, La Voz del Camagüeyano, luego convertida, en 1949, en Radio Camagüey, emisora instrumental.

    En ese mismo año, Allué crea su Orquesta Yemayá, del tipo jazz band, con la que debuta en el Teatro Principal, de su natal Camagüey.

    El camagüeyano viaja a Colombia, donde trabaja como pianista con la orquesta de Florián Maya, y se presenta en la Cadena de Lima, en el Perú, con la orquesta de Don Vidal.

    En el teatro Auditórium de La Habana, en 1938, interpreta junto a once pianistas "La Malagueña", de Ernesto Lecuona y está entre los 24  músicos que acompañan a Esther Borja en "Serenata".

    “Escasos, más bien nulos, dice la Msc. Verónica Fernández, han sido los escritos musicológicos dedicados al camagüeyano Allué, a pesar de que su obra sobrepasa las 300composiciones, distribuidas en diferentes géneros que abordan tanto lo popular como la música de conciertos, el teatro musical y la música para ballet.

    “Allué fue autor de diversas estampas costumbritas, publicadas en el periódico El Camagüeyano. Y sobresalen entre ellas, de manera especial, la titulada “Los Quince de Florita”, en la década de 1950, que dedicó a su amigo Luis Carbonell quien la ha mantenido siempre en su repertorio y la ha popularizado entre los cubanos… y en otros escenarios del mundo.

    “Cierto es que el camagüeyano Jorge González Allué es tenido por muchos, como el autor de una sola melodía: "Amorosa guajira". Sin embargo, el ya desaparecido músico fue creador de infinidad de canciones, sones, guarachas, boleros, una comedía lírica y hasta una estampa, pero su Amorosa Guajira lo hizo ocupar un lugar de privilegio en la cultura cubana”.

    Jorge González Allué contó así la historia de la Amorosa Guajira:

    “…yo la escribí en julio de 1937, y fue estrenada en la emisora CMJK, a los pocos días de compuesta, e interpretada por el cantante Luis Raga, que era integrante del Trío de Eduardo Saborit. Pocos días después, se cantó por primera vez en público en un baile en el Club Atlético Ferroviario, aquí mismo en la ciudad de Camagüey.”

    La letra y la música fueron compuestas  aquí; pero la inspiración nació en Pinar del Río:

    “Yo había ido de visita a la finca de la familia de un amigo mío en Los Palacios, provincia de Pinar del Río, y allí recorrí los campos, y me sorprendió una puesta de sol. Un atardecer bellísimo, que me cautivó, para cantarle a la campiña cubana. Originalmente la titulé Guajira Sentimental, pero comercialmente, cuando se grabó por primera vez, apareció con el nombre que la hecho famosas: Amorosa Guajira”:

    En su larga y fecunda carrera, el autor de "Amorosa guajira" conoció muchos momentos de gloria, particularmente, en su querido Camagüey, no solo como pianista y compositor, sino también como profesor de música, pero también los hubo de amargura.

    “Aquí vino un americano, dueño de una firma de discos, que escuchó la canción en boca de un trío, y le gustó.  Se puso en contacto conmigo, fui a La Habana, e hicimos el contrato. La canción se grabó en 1940, en la voz de Ramón Armengol, cantante español radicado en México, y con el acompañamiento de la Orquesta de Noro Morales; y entonces me pagaron 50 dólares; pero yo debía percibir el pago de derecho de autor, que eran tres centavos por cada vez que se pusiera.

    “Al cabo de tres o cuatro años, yo sabía que esa disquera tenía sucursales en todas las grandes capitales del mundo, y mi canción se escuchaba mucho, por lo que reclamé; pero, resulta que yo todavía les debía a ellos seis pesos; porque el pago por derecho de autor, me lo descontaban de aquellos míseros 50 pesos que me pagaron cuando se grabó.”

    La Amorosa Guajira es, probablemente, la canción cubana más grabada en el mundo, y con mayor cantidad de versiones…

    En el año 1959 regresa Jorge González Allué a su querida ciudad de Camagüey, donde funda, lo que entonces se llamaba un combo. Dirige la comedia musical "Las Yaguas", de Piloto y Vera, y "Matrimonio perfecto", de Rómulo Loredo, la que además, musicaliza.

    Jorge González Allué falleció a los 92 años de edad en su natal Camagüey. Había recibido la Orden Félix Varela de Primer Grado, y hasta sus últimos días, el estímulo del público que le reconoce sus aportes a la cancionística cubana.


    Envía tu comentario
    • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
    • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
    • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.

       Raissel Ramirez Orozco      Cuba

    05.03.2010 - 3:59 am

    Nací y crecí en Camagüey, fui a la escuela primaria Grandes Alamedas, justo frente a a casa de Allué y formé parte de una generación que tuvo el privilegio de escuchar más de una vez La Amorosa Guajira entonada por el en el piano de la maestra Lili, un orgullo enorme!


    ENLACES EXTERNOS
    Radio Cubana
    ICRT
    Granma
    © Radio Rebelde - 2020
    © Radio Rebelde - 2020