Economía cubana
  • Friday, 30 de October de 2020
  • César Rubio, un hombre que aspira a más

    2020-09-02 09:51:26 / web@radiorebelde.icrt.cu / Antonio Sevila Hidalgo


    César Rubio, un hombre que aspira a más

    En la mañana de este sábado el atleta cubano del para levantamiento de pesas, César Rubio, consiguió alzar 147 kilogramos, dos por encima de lo que consiguió en Lima 2019. Esta actuación fue parte de la Copa del Mundo virtual organizada este fin de semana que sirvió de pretexto a los atletas para mantener la forma física.

    César Rubio, un hombre que aspira a más

    Sobre este resultado y otros temas habló con Radio Rebelde un hombre jovial, de buen carácter, amable, educado y directo. Tartamudo en su hablar pero certero en sus ideas y decidido en su actuar, trae a la mente esa idea de que una persona “gaga” es aquel que piensa muy rápido y quiere decir muchas ideas en poco tiempo. Entregado a su disciplina, familiar, novelero y amante del deporte, son algunos de los rasgos de este hombre con una sonrisa de oreja a oreja que irradia luz y esperanza y que hizo un espacio en sus noches para compartir sus historias desde su pueblo Sagua la Grande.

    ¿Cómo le va en este tiempo de covid-19?

    Bueno en el mes de marzo íbamos para un evento en Colombia, a una Copa del Mundo, pero por el covid-19 no pudimos participar y fuimos cada atleta del equipo nacional para sus provincias. Desde ese momento hacia acá me he mantenido en casa, he entrenado y no me he dejado caer y por eso este resultado.

    ¿Cómo ha trabajado en casa?

    El entrenador del equipo nacional me ha enviado los entrenamientos y aquí en la base tengo un entrenador que me apoya y siempre está conmigo, hacemos un buen equipo y estoy entrenando y pensamos que en octubre o noviembre nos incorporemos para los entrenamientos en víspera a los clasificatorios para Tokio 2020.

    ¿Ese entrenador es Ezequiel Rivero?

    Sí.

    ¿Cuánto tiempo llevan trabajando juntos?

    Bueno, estamos juntos desde el año 2011. Luego él fue a una misión internacionalista en Venezuela y ahora que yo regresé de Granma, donde se encuentra el centro de alto rendimiento de la disciplina en el país, él está conmigo. Estamos trabajando con el plan que nos envía el entrenador del equipo nacional Abel Martínez Martínez.

    César Rubio, un hombre que aspira a más

    Varios que han conversado con usted siempre le preguntan por sus resultados y actuaciones deportivas, pero muchos desean saber un poco de su vida. Cuéntenos un poco sobre usted.

    Hay algo que no saben muchos de mí. Yo enfermé a los 13 años y medio, cuando vivía en mi pueblo natal Isabela de Sagua, debido a una enfermedad llamada mielitis transversa. En ese tiempo jugaba pelota y me cogió la enfermedad y quedé parapléjico. Ahí comencé en el deporte con el fisiatra y el apoyo de mi familia fue imprescindible. Luego seguí con mi abuelo en los entrenamientos y en el 2004 fue mi primer Paralímpico. Quedé octavo lugar y eso fue grandioso para mí.

    Estaba participando en los campeonatos nacionales desde 1999 ¿no?

    Sí. Desde ese año soy campeón nacional y en varias divisiones, 48 kilogramos, 52 y 54 y tengo récords nacionales en todas.

    Me contó que jugaba pelota, ¿le gusta?

    Sí claro. A mí me gusta mucho la pelota.

    Por supuesto sigue a Villa Clara.

    Sí y me gusta mucho Granma.

    ¿Por qué Granma? ¿Porque ganaron los títulos?

    No, porque hace cinco o seis años estoy en Granma en el Centro de entrenamiento y allá las atenciones son muy buenas con los atletas y le he tomado cariño a la provincia.

    ¿Cómo es el día de un campeón parapanamericano, qué hace cuando despierta?

    Pensando siempre en mi entrenamiento y en cumplirlo día a día. Eso es lo primero y en lo que siempre estoy pensando. En no defraudar a mi familia, a mis amigos, a mi sobrino y al pueblo de Cuba.

    ¿Pero es consciente de que ya no hay manera de que nos defraude porque con todo lo que ha conseguido a través de los años, es imposible defraudarnos?

    Bueno mira, con lo que hice ahora no estoy conforme, aunque mi entrenador me pedía 120 kilogramos.

    120 e hizo 27 kilos de más.

    Sí, pero no estoy conforme aunque con lo que hice ahora (147 kg), según los últimos resultados de febrero me ubico en el quinto lugar del ranking, porque el que está en esa posición hizo 141. Momentáneamente, de acuerdo a ese resultado estoy ubicado en el quinto lugar del mundo.

    ¿En qué lugar terminó en esta Copa del Mundo virtual recién concluida el lunes?

    En sí no es una Copa del Mundo, sino un evento para mantenernos activos. Con estos 147 kilogramos aparezco en el quinto lugar del mundo. No estoy conforme, pero hay que seguir luchando.

    Es un resultado que se puede mejorar, pero dada la situación actual con el covid-19 y que es difícil mantener la forma deportiva es un buen resultado.

    Mis entrenadores están muy conformes con lo que hice y además, no es un banco oficial, con uno oficial es mucho mejor porque estos te permiten tener los pies arribas amarrados, que eso te da más apoyo. Lo que sí hice muy bien fue la técnica, me satisface haberla hecho bien, pero no estoy conforme.

    ¿En este tiempo de covid-19 no ha ido a entrenar al centro donde usualmente lo hace cerca de su hogar, todo ha sido en casa?

    Todo ha sido en casa con los entrenamientos que envía mi entrenador por Messenger, con el apoyo de mi entrenador de la base y me dijeron que en octubre o noviembre debo incorporarme al centro de entrenamiento con el objetivo puesto en Tokio 2020. Se espera que los clasificatorios sean en enero, bueno, si todo el mundo mejora.

    ¿Desde el punto de vista psicológico, cómo lleva la cuestión de estar todo el tiempo en casa, se siente agobiado, o acelerado por no salir de casa, como un estado de ansiedad?

    Sí, es cierto. No es lo mismo entrenar con mis compañeros que nos llevamos muy bien todos y nos halamos unos a otros, gracias a la confianza que tenemos. Estar en la casa todo el tiempo no es nada fácil.

    Ya está cerca de los 40 años pero, ¿aún se siente cómo de 20?

    Seré sincero. Me siento muy bien y tengo compañeros, lo mismo en Cuba que fuera, que tienen 50 años y aún tienen buenos resultados, como un chileno que en los 59 kilogramos aún es campeón parapanamericano y finalista olímpico. Por ejemplo, el que me ganó a mí en Perú, yo le gané en Guadalajara, un brasileño, y somos amigos y él tiene más edad que yo y nada, así es el deporte.

    ¿Le gusta ver la televisión?

    Sí, cuando veo cualquier deporte que entienda en la televisión, lo pongo, soy fanático de Tele Rebelde.

    ¿No ve películas, novelas, por ejemplo la cubana?

    ¡Sí, sí, me tiene enfermo!

    Está loco porque Lía descubra al Machi ¿no?

    ¡Tú creerás que no, pero sí! Hay veces que digo, no la veo más, me desespera porque yo digo si es en la vida real hace rato lo hubiera dicho, pero la sigo viendo.

    ¿No ha tenido ningún problema con covid-19 en la familia ni de amigos cercanos?

    Por suerte no. Mi hermano es el que ha estado expuesto porque trabaja en una fábrica de cloro donde tiene contacto con personas que dan viajes constantes a La Habana, pero no ha tenido problemas.

    ¿Tiene comunicación con el equipo nacional?

    Mis compañeros los dos son de Matanzas, Oníger (Drake) y Danilo (Rodríguez), y estamos en constante contacto, por cierto hace unos días que hablamos. Hemos participado en Panamericanos y Juegos Olímpicos y somos compañeros de verdad, al igual que la otra niña que es de Granma, Leidys Rodríguez. Que hasta ahora si hay que ir para Granma, los matanceros no podrían porque su provincia está cerrada.

    ¿Le parece que el equipo tiene fuerza para buscar varias clasificaciones a Tokio?

    Estamos muy bien y pensamos que sí podemos clasificar. De eso no quepa duda y además tenemos un buen equipo de médicos, fisiatras, masajistas y de todo allá en Bayamo. De verdad te digo que para mí son los mejores que hay.

    ¿Cómo ha sido la atención de la Dirección Provincial de deportes con usted en este tiempo de pandemia?

    Te seré sincero. Aquí en Sagua las atenciones para mí y para mi familia han sido mínimas. No te voy a decir mentiras, porque si lo hago no soy cubano y además dejo de pensar en los principios de nuestro comandante. Aquí en Sagua ninguna atención. Incluso te digo que mis compañeros de Granma me enviaron una foto, que la dirección provincial del INDER les vendió un módulo con aseo y otras cosas y yo lo dije aquí en Sagua y nada, no se hizo nada. La verdad que aquí en Sagua no ha sido posible.

    Dejo un espacio para algo que quiera agregar.

    Decirle a toda mi familia, a mis amigos, al pueblo de Cuba y a todos, que cada vez que voy a competir pienso en ellos. Si algo sale no es porque yo no quiera, sino porque no puedo y también quiero decir que agradezco mucho el apoyo del pueblo de Cuba y de mi familia.


    Envía tu comentario
    • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
    • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
    • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.

       José Antonio      Cuba

    02.09.2020 - 8:03 pm

    El artículo llega a lo más profundo. Gracias a este cubano persista por su optimismo y amor ala vida y a lo que hace.


    ENLACES EXTERNOS
    Radio Cubana
    ICRT
    Granma
    © Radio Rebelde - 2020
    © Radio Rebelde - 2020