Claudia: historia triste, para un da feliz (+Audio)

2019-09-02 07:40:38 / web@radiorebelde.icrt.cu / Aroldo Garca Fombellida

Guatemala, mujeres y nias trabajando

El comienzo de cada curso escolar en Cuba, es un día de fiesta, de fiesta nacional, lo mismo en un barrio de ciudad, que en una guardarraya entre cañaverales.

Y los padres, los padres humildes y agradecidos, que son la mayoría, disfrutan especialmente esa fiesta, del primer lunes de septiembre en Cuba.

Por esa razón precisamente, me resultaba tan difícil aquel frío amanecer de septiembre, lejos de la patria, y de mis hijas, quienes a esta hora estarían estrenando sus uniformes, o estarían llegando a la escuela ya abierta, abierta a todos, sin que nadie en la puerta preguntara si llevaban dinero para pagar, o les mirara el color de la piel, o indagara por la posición económica de sus padres.

Entonces, con ese nudo espontáneo en la mente, y en la garganta, cargado de una inmensa nostalgia y de añoranza sin límites, salí a las calles de aquel pueblo guatemalteco, casi en la frontera con México, llamado Sayaxché, a hacer lo que mejor se hacer.

Así, grabadora en mano, y sin rumbo preparado, la casualidad me lleva hasta uno de los conocidos mercados populares, y mi vista se posa de pronto, en una niña indígena, muy pequeña, tan pequeña como mi hijita, quien ese día estrenaba en Cuba su uniforme rojo vino.

Subida sobre un viejo cajón de madera, rodeada de enormes canastas, colmadas de manzanas, duraznos, ajíes, y coles, ella pregonaba sin cesar, mientras, a su lado, una señora que delataba extrema pobreza, y supremo cansancio, hacia lo mismo, sentada sobre un pequeño cajón.

Me acerqué a la señora, y después de saludarla, le pregunté por la niña..."es mi hija más pequeña, señor, se llama Claudia, tiene seis años, y me ayuda mucho"...

Mire, soy periodista cubano, ¿usted me deja conversar con ella?

Ah, sí señor, ¿pero tengo que pagarle?

No, señora, es que ella se parece mucho a mi hijita, que está lejos, allá en Cuba, y hoy la recuerdo mucho.

Enciendo la grabadora enseguida:

"Buenos días Claudia"...y la niña se sorprende, pues le he llamado por su nombre, no obstante, me saluda, y de inmediato, desgrana lo que lleva ya incorporado a su precaria existencia:

"Buenos días...que le damos señor, tengo buenos productos señor"...

Perdona, Claudia, ahora solo quiero preguntarte: ¿Tú vas a la escuela?

Su expresión de perenne tristeza, se posa en mis ojos como indagando más, y solo atina a decirme:

¿Qué es una escuela señor?

El impacto me deja perplejo, y solo alcanzo decirle...mira Claudia, una escuela es un lugar muy lindo, donde van los niños como tú, a aprender, y aprenden a leer en los periódicos, y los anuncios de las tiendas, y los mercados, y aprenden a contar sin los dedos, y a escribir, y aprenden mucho más...

Ah, qué lindo ese lugar que se llama escuela señor, pero tampoco yo podía estar.

¿Y por qué no pudieras estar Claudia?

Pues porque tengo que trabajar, para ayudar a mi madre enferma, pues a mi padre y tres de mis hermanos patojos, se los llevó la tormenta al cielo... (Se refería al reciente Huracán Mitch).

¿Y tú trabajas todos los días Claudia?

Sí señor, todos los días, desde que aparece el sol, hasta que se marcha.

Curso escolar

No pude preguntar nada más.

El sol comenzaba a salir en Centro América, aunque prevalecía el frío.

En este mismo momento, mis hijas, ya estarían cantando seguramente, el Himno de la Patria, por primera vez en el nuevo curso escolar.

Escuche detalles en el siguiente audio:



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.


   Maikel Miguel Londres Dominguez      karinelondres@hotmail.com      Canada Qubec
   02.09.2019 - 9:11 am
Increible en el siglo todabia que existan ninias como esta ,llebatela pa Cuba compai ,Seguro en Cuba Algo se puede hacer .eso da lastima .


Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Alejandro Rojas Espinosa. Editoras: Liannis Mateu Francés - Yaicelín Palma Tejas. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015