13 de Agosto. Natalicio del Comandante en Jefe Fidel Castro
  • Friday, 07 de August de 2020
  • COVID-19 y los pacientes con enfermedades crónicas

    2020-03-24 10:00:50 / web@radiorebelde.icrt.cu / Alberto Quirantes


    COVID-19 y los pacientes con enfermedades crónicas

    La Comisión Europea desempeña una función de coordinación ayudando a los Estados miembros en su respuesta al brote de COVID-19. También está tomando medidas para mitigar el impacto socioeconómico en la Unión Europea.

    Dicha Comisión plantea que existe un mayor riesgo de evolucionar hacia una forma severa de esta infección en los casos donde existan antecedentes de enfermedades crónicas como las cardiovasculares, sea hipertensión arterial complicada, antecedentes de accidente cerebrovascular o enfermedad de las arterias coronarias, cirugía previa del corazón o insuficiencia cardíaca en la etapa III o IV; también cuando se tiene una diabetes insulinodependiente no controlada o ya presenta complicaciones de esta enfermedad, pues el aumento descontrolado de los niveles de la glicemia debido a la diabetes perjudica al sistema inmunológico, y se tendrá más dificultades para defender el cuerpo contra las enfermedades infecciosas y sus complicaciones. Por su parte, las infecciones también pueden desequilibrar las glicemias y/o empeorar algunas de las complicaciones de la diabetes ya presentes.
    COVID-19 y los pacientes con enfermedades crónicas
    En aquellos con una patología respiratoria crónica como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) o el asma, una infección viral como el COVID-19 puede causar la descompensación de dicha enfermedad ya existente. Como el asma al igual que la EPOC afecta al tracto pulmonar, este es más vulnerable a un virus capaz de causar complicaciones respiratorias.

    Quienes padecen una insuficiencia renal crónica y se están realizando diálisis, el mayor riesgo puede explicarse, como en todas las enfermedades crónicas, por la debilidad de su sistema inmunológico; también los que tienen cáncer y están bajo tratamiento debido a que muchas terapéuticas contra esta enfermedad pueden reducir las defensas inmunitarias y volver a estos paciente más susceptible a las infecciones.

    Quien tenga una enfermedad autoinmune o autoinflamatoria, como es esclerosis múltiple, lupus eritematoso sistémico, artritis reumatoide, vasculitis o enfermedades musculares inflamatorias, el principal riesgo de sufrir de complicaciones es debido a la posible alteración del sistema inmunológico de estas personas, debido a las complicaciones propias de la enfermedad o de los tratamientos inmunosupresores y con corticoides.

    También se incluyen los enfermos una cirrosis hepática, sobre todo en un estadio avanzado; y por último, se deben incluir en esta lista quienes presenten una obesidad severa o mórbida donde el índice de masa corporal es igual o mayor a 40.

    No tomar decisiones personales sobre el tratamiento

    Pero se debe tener mucho cuidado, pues es muy importante mantener las indicaciones en relación a los medicamento y no interrumpirlos por propia voluntad; por eso se debe hablar primero con el médico especialista que orientó el tratamiento en cuestión.

    Otras personas frágiles

    Otras personas también frágiles y que también reciben una atención diferenciada en nuestro país, son aquellas de la tercera edad de más de 70 años, pues a medida de acumular más años el sistema inmunológico se debilita y no es capaz de combatir una infección como el COVID-19 de forma adecuada; también los pacientes frágiles e inmunocomprometidos, tanto si se trata de una inmunosupresión congénita como adquirida; en todos ellos es importante estar atento a los síntomas desde su más temprano comienzo.

    Aquí se incluye la inmunodepresión congénita, donde hay deficiencia de elementos de la respuesta inmunológica presente desde el nacimiento, y la inmunodepresión adquirida, secundaria a medicamentos como quimioterapias para el cáncer, medicamentos inmunosupresores, bioterapias o tratamiento inmunosupresor con corticosteroides.

    Ojo con el VIH y trasplantes

    También los casos con una infección de VIH no controlada o con un recuento de células T CD4 < 200/mm3, o aquellos con un trasplante de órganos o de células madre hematopoyéticas.

    En cuanto a las donaciones de sangre existe un riesgo muy alto para el receptor si el donante está contaminado con SARS-Cov2, aunque en nuestro país, en fase I o pre-epidémica de la enfermedad, solo han sido diagnosticados paciente provenientes de otros países. Y finalmente, también se debe incluir a las enfermedades de la sangre malignas y en tratamiento. Se considera también en mayor riesgo a las mujeres embarazadas a partir del tercer trimestre.

    Realismo cubano

    En nuestro país, sin excesos de confianza pero tampoco sin histerismo o pánicos inútiles, se ha sabido mantener una total vigilancia sobre esta enfermedad donde solo han sido diagnosticados casos provenientes de otros países, no existiendo, hasta ahora, el contagio entre ciudadanos residentes en el país. Es posible, con nuestras inteligentes medidas, mantener el control sobre el COVID-19.


    Envía tu comentario
    • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
    • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
    • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.

    ENLACES EXTERNOS
    Radio Cubana
    ICRT
    Granma
    © Radio Rebelde - 2020
    © Radio Rebelde - 2020