Crisis de Octubre: nuestro pueblo fue todo un Maceo

2018-10-23 08:20:33 / web@radiorebelde.icrt.cu / Lainerys Carbonell González

1962: La nación cubana en pie de guerra

 

¡Alarma de combate! La nación en pie de guerra. Ordena el Primer Ministro Fidel Castro ante el peligro de la agresión dispuesta por Kennedy

Con este titular el periódico Revolución, anunciaba el estallido en octubre de 1962 de una crisis que se estaba gestando desde meses atrás y que puso a la humanidad al borde del holocausto nuclear.

¿El motivo?

La aceptación que se hizo finalmente de la propuesta soviética de instalar cohetes en nuestra isla, con el objetivo de contribuir al fortalecimiento defensivo del campo socialista, que serviría además como un importante disuasivo a la agresión militar directa a Cuba.

Este acuerdo militar fue aprovechado por Washington para desatar una campaña propagandística, dirigida en primer término a desplazar a un segundo sus crecientes amenazas a Cuba, y transformarse de victimario en víctima de un ataque. Con ello pretendía justificaba las medidas ilegales adoptadas contra nuestro país el 22 de octubre.

Crisis de octubre: nuestro pueblo fue todo un Maceo

Eran las siete de la noche de aquel día 22 de octubre cuando el presidente de Estados Unidos John F. Kennedy realizó la siguiente intervención:

"Conciudadanos, buenas noches. El Gobierno (…) ha mantenido una estrecha vigilancia sobre las actividades militares soviéticas en la isla de Cuba.

Durante la última semana se han obtenido pruebas inequívocas de que se están instalando bases de cohetes ofensivos en aquella Isla esclavizada. El objeto de estas bases no puede ser otro que el de montar una fuerza de ataque nuclear contra el hemisferio occidental…"

“(...) Esta urgente transformación de Cuba en una base estratégica (…) constituye una evidente amenaza a la paz y a la seguridad de todos los americanos, en flagrante y deliberada violación (…) de las tradiciones de esta nación y de este hemisferio (…), de la Carta de las Naciones Unidas y de mis propias y públicas advertencias a los soviéticos”

“...y nuestra historia, a diferencia de la soviética (…), demuestra que no tenemos el menor deseo de dominar o conquistar a cualquier otra nación, o de imponer a su pueblo nuestro sistema”.

(…)" Por último, quiero decir unas palabras al pueblo cautivo de Cuba (...) Os hablo como amigo (...) Pero nuestro país no quiere causaros sufrimientos ni imponeros ningún sistema político (...)"


El discurso de Kennedy tenía el objetivo de crear la impresión, en los estadounidenses y en la opinión pública mundial, de que los cohetes soviéticos en Cuba representaban en sí una amenaza para otros Estados latinoamericanos y Estados Unidos.

Ese día, al decretarse el bloqueo naval contra Cuba y crearse todas las condiciones para bombardear e invadir la Isla, se desencadenaba la llamada Crisis de Octubre.

Kennedy demandó la retirada de las armas estratégicas soviéticas basificadas en Cuba, ante lo cual, las FAR respondieron con la Alarma de Combate.

Crisis de octubre

Al amanecer del 23 de octubre de 1962, unos 270 mil combatientes cubanos de las unidades regulares de las FAR se encontraban en sus trincheras con las armas listas. Junto a ellos, Fidel.

Fueron días de gran efervescencia patriótica, tanto en aquellos que marcharon al frente como en los que se dispusieron a cubrir sus puestos en los puestos de trabajo.

Al respecto expresó el Che:

“Nuestro pueblo todo fue un Maceo, nuestro pueblo todo estuvo disputándose la primera línea de combate en una batalla que no presentaría quizás líneas definidas, en una batalla donde todo sería frente y donde seríamos atacados desde el aire, desde el mar, desde la tierra, cumpliendo nuestra función de vanguardia del mundo socialista en este momento, en este lugar preciso de la lucha”.


El 24 de octubre entró en vigor el cerco naval, incrementándose los vuelos rasantes estadounidenses con la supuesta misión de reconocimiento que podía derivar en un golpe aéreo por sorpresa.

Ante esta situación Fidel le comunica al secretario general de la Organización de Naciones Unidas que Cuba no los seguiría permitiendo y cuando se repitieron, las baterías antiaéreas cubanas abrieron fuego. Al respecto, nuestro comandante en jefe expresó en 1992:

"Lo más probable es que en la atmósfera que se crea, cuando nuestras baterías antiaéreas disparan contra todos los aviones en vuelo rasante, la orden de disparar contra el U-2 se originó en la orden dada a nuestras fuerzas antiaéreas. Si se me pregunta quién tiene la responsabilidad no vacilo en decir que fue nuestra. No se podía permitir que continuaran los vuelos rasantes, era un disparate y una locura, porque nadie sabía en qué momento podía empezar el fuego y las desventajas militares en ese caso eran tremendas (…) Estuve de acuerdo en que se disparara contra el U-2. Podía lamentar la muerte de un piloto, pero la acción me pareció correcta".

Crisis de octubre: nuestro pueblo fue todo un Maceo

La crisis había alcanzado su punto más alto. Así la dirección soviética y el Gobierno de Estados Unidos llegaron a un acuerdo para poner fin a la crisis, estos sin tomarnos en cuenta.

La URSS se comprometió a retirar, con garantía de verificación, el armamento que Estados Unidos calificaba como ofensivo a cambio de que no agrediera a Cuba.

Cuando la dirección cubana supo por radio del arreglo, manifestó su inconformidad, pues la garantía de la palabra del Presidente norteamericano tenía muy poco valor para ellos, como ya había demostrado la historia.

Por eso, en la tarde de aquel domingo 28 de octubre el Comandante Fidel Castro planteó sus conocidos “Cinco Puntos”, manifestando que: No existirían las garantías de que hablaba Kennedy, si, además de la eliminación del bloqueo naval que prometía, no se adoptaban las medidas siguientes:

  •  Cese del bloqueo económico y de todas las medidas de presión comercial y económicas que ejercen los Estados Unidos contra Cuba.
     
  •  Cese de todas las actividades subversivas, lanzamientos y desembarcos de armas y explosivos por aire y mar, organización de invasiones mercenarias, infiltración de espías y sabotajes (…)
     
  •  Cese de los ataques piratas (…)
     
  •  Cese de todas las violaciones del espacio aéreo y naval por aviones y navíos de guerra norteamericanos.
     
  •  Retirada de la Base Naval de Guantánamo y devolución del territorio cubano ocupado por Estados Unidos

La crisis no terminó en octubre; un mes después, en medio de las negociaciones para resolverla, persistían las tensiones y riesgos. De aquellos cinco puntos se mantienen hasta hoy tres: la exigencia del cese del bloqueo económico y de todas las medidas de presiones comerciales y económicas; el cese de todas las actividades subversivas; la retirada de la Base Naval de Guantánamo y la devolución a Cuba de esa zona ilegalmente ocupada.

Cuba ha mantenido desde entonces sus posiciones de principios con la mayor firmeza, prestigio y moral.



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre. Editoras: Liannis Mateu Francés - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Comunity Manager: Alejandro Rojas. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015