• Sunday, 20 de September de 2020
  • En audio: Cuba no negocia principios

    2019-06-04 16:17:00 / web@radiorebelde.icrt.cu / Angélica Paredes López


    Cuba no negocia principios

    Desde 1959, la Revolución convirtió en propietarios a millones de cubanos a través de las leyes de Reforma Agraria y Reforma Urbana.

    Entonces, no se hizo esperar la reacción del gobierno de Estados Unidos: exigir una compensación inmediata cuando sabían bien que las arcas cubanas habían sido vaciadas por los mismos asesinos que Washington apoyó y amparó como prófugos en su territorio.

    Décadas después, en 1996, el presidente William Clinton da luz verde a la ley Helms-Burton en una concesión electorera al sector extremista de la derecha cubanoamericana, que buscaba hacer imposible la derogación del bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba.

    Cuba no negocia principios

    Lo cierto es que mucho menos del uno por ciento de la sociedad cubana antes de 1959 -que entonces reunía poco más de cinco millones de habitantes- concentraba en sus manos la riqueza de la nación; mientras los índices de desempleo, insalubridad y analfabetismo azotaban a buena parte de la población.

    Un grupo de empresas estadounidenses centralizaba las mejores tierras, la mayoría de los bancos y centrales azucareros, la telefonía, la electricidad y los ferrocarriles, así como las escasas industrias no azucareras existentes en el país.

    Ahora, el recién activado Título III de la nefasta ley Helms-Burton ha entrado en vigor con toda su carga de odio, irracionalidad y extraterritorialidad. Sus absurdos fundamentos y los supuestos argumentos con los que la administración Trump activó su Título III han sido cínicamente manipulados.

    Cuba no negocia principios

    El malicioso uso de los términos “confiscaciones ilegales” o “robos de propiedades”; y la apertura a reclamaciones a ciudadanos que no eran estadounidenses en el momento de perder sus propiedades en Cuba son parte del entramado ilegal de ese engendro jurídico.

    Aquellos que en la década de los cincuenta del pasado siglo se creían dueños de la Isla, cómplices del dictador Fulgencio Batista; y algunos de sus descendientes, piensan que podrían cumplir sus frustrados sueños de apropiarse de casi todas nuestras tierras, las industrias, los servicios y los negocios en el país vecino.

    La ignorancia no les permite entender que en Cuba no se podrán aplicar sus pretensiones.

    El gobierno cubano ha ratificado como prioridad absoluta la defensa y la economía del país; y ha concentrado su estrategia de desarrollo, entre otros sectores, en el turismo, la industria biotecnológica y farmacéutica; la esfera electroenergética, la producción de alimentos; la exportación de servicios profesionales y la construcción, a la vez que insiste en eliminar las trabas burocráticas para hacer más eficiente la empresa estatal y su necesario vínculo con el sector no estatal; así como seguir fomentando y respaldando la inversión extranjera.

    Eso ya debieran saberlo aquellos que todavía no comprenden que Cuba no negocia principios, y que son millones los dispuestos a defender esta tierra que heredamos con el sacrificio de tantos cubanos buenos.

    Escuche y descargue
    la versión radial en nuestro Canal iVoox


    Envía tu comentario
    • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
    • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
    • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
    DEL AUTOR
    ÚLTIMAS PUBLICACIONES
    LO MÁS LEÍDO
    LO MÁS COMENTADO
    ESTAMOS EN LAS REDES

    ENLACES EXTERNOS
    Radio Cubana
    ICRT
    Granma
    © Radio Rebelde - 2020
    © Radio Rebelde - 2020