El acoso psicolgico, sutil agresin

2016-06-07 09:10:20 / web@radiorebelde.icrt.cu / Heydi Gonzlez Cabrera

El acoso psicolgico, es tambin conocido como mobbing

En el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española se define la palabra Acoso como: “perseguir sin tregua ni reposo a una persona o un animal”. El término, instintivamente, mueve al rechazo, quizás porque alude a una mantenida práctica milenaria en las relaciones humanas, añadiéndole segundas acepciones: acoso sexual y acoso psicológico. El primero, bien conocido y “sufrido” sobre todo por las mujeres; en el segundo, extendido a ambos sexos, y específicamente aplicado en el ambiente laboral.

Del primero mucho se escribe; y del segundo, es necesario insistir, porque nadie está exento de enfrentarlo.

El acoso psicológico, es también conocido como “mobbing” (término en inglés), y está presente en cualquier sociedad, aunque todavía resulta desconocido para la inmensa mayoría.

Se estima que millones de personas sufren el hostigamiento de jefaturas o administraciones adonde su subordinan. Su solución depende del apoyo de los compañeros de trabajo que denuncien los métodos. En casos graves, los psicólogos y abogados especializados en el tema, logran frenar o evitar que el paciente empeore su salud mental.

Las sutiles maniobras para llevar a un trabajador a crisis depresivas intensas, pueden variar. Los expertos explican que les sitúan cumplimientos de trabajos en plazos de tiempo casi imposible de efectuar; les asignan tareas de menor calificación profesional; les insultan delante de terceros o ignoran su presencia; manipulan a los demás con opiniones humillantes y datos falsos de la víctima, y les evalúan de forma negativa... El listado es inacabable.

Generalmente, el acosador actúa por celos profesionales. La víctima se ha vuelto amenazante por su comportamiento destacado o porque conoce irregularidades de la jefatura, que conminan a su desvalorización ante el colectivo.

Los especialistas consideran que los acosadores no actúan así por algún trastorno mental. Y lo más grave es, que en la mayoría de los casos, el apoyo de los compañeros es nulo por temor a represalias, o porque han sido manipulados y consideran que los jefes (personas serias y aparentemente respetables) tienen la razón.

En el mundo, cinco de cada seis personas que sufren acoso laboral son abandonados por sus colaboradores, y las organizaciones sindicales, -si las tienen-, no saben desentrañar la profundidad del asedio, ni evitar los ataques.

El acoso sigue un curso crnico: incapacidad psicolgica,  cuadros depresivos y cambios de carcter

Los psicólogos explican que el acosador provoca a la víctima para que falle o cometa errores. Entonces, las personas comienzan a ser sombras de lo que fueron, y el hostigador argumenta que esa actitud confirma sus planteamientos sobre la ineptitud del trabajador.

José Luis González de Rivera, autor de “El maltrato psicológico” (Espasa), afirma en su obra, que se produce un cambio en la personalidad porque observan que todo esfuerzo para progresar en su labor no sirve, lo que provoca desencanto, pérdida de la capacidad de superación y una profunda depresión. El acoso sigue un curso crónico: incapacidad psicológica, cuadros depresivos y cambios de carácter. La persona se vuelve hostil y desconfiada.”

Añade, que las mujeres tardan una media de 15 meses en percatarse de que están siendo víctima de acoso moral, mientras que los hombres necesitan más tiempo.

Es determinante encontrar un médico especializado para atender casos de acoso moral, porque quienes no lo conozcan, atribuyen los síntomas a otras causas y agrava más el problema. Diagnostican, por ejemplo, falta de habilidades sociales de la persona acosada, cuando, realmente, están siendo objeto de una agresión.

También recetan psicofármacos, en vez de brindar apoyo para vencer la situación.

El camino correcto, según los especialistas, es que la persona sea la protagonista de su recuperación. “No es un enfermo, sino un trabajador dañado”.

Según González de Rivera, la víctima de acoso moral para escapar de esa situación, debe:

El camino correcto, segn los especialistas, es que la persona sea la protagonista de su recuperacin

-Tomar conciencia de su inocencia. Nadie merece el hostigamiento en el trabajo. La víctima llega a creer que se lo merece y sus compañeros piensan, que si es hostigada habrá motivos para ello. Incluso, la propia pareja de quien es acosado, llega a dudar de la víctima.

-Realizar una desactivación emocional para mantener la calma y transmitir la convicción de la propia inocencia. Es importante no autoagredirse, ni pelear con las personas queridas para desahogarse. Deben esforzarse en no cometer errores, ser muy cauto para, involuntariamente, no dar argumentos a los hostigadores.

-Hacer frente a quienes le acosan. No quedarse pasivo frente al ataque, pero tampoco encararse agresivamente pues compromete su posición, porque los hostigadores proyectan que la persona está fuera de sí, etc. Lo adecuado, es mantener una postura asertiva y autoafirmativa.

En sociedades, donde los trabajadores carecen de un movimiento sindical u otras organizaciones políticas dentro de los grandes centros laborales, los hostigadores logran sus propósitos. Las estadísticas internacionales reflejan que en el 80% de los acosados, la única salida que tiene la víctima es cambiar de empleo. Y aún en estos casos, la persecución llega hasta negar buenas referencias en los expedientes de traslado.

El “mobbing”, o acoso psicológico puede estar presente en cualquier grupo social, porque las envidias, las ambiciones, la falta de valores, en sentido general, son inherentes a la condición humana. Como inherente es también la inteligencia, la honestidad, y el sentido elevado de la justicia, para salirle al frente a tamaña ignominia.



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Alejandro Rojas Espinosa. Editoras: Liannis Mateu Francés - Yaicelín Palma Tejas. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015